José Torres, un vaquero venezolano que se alzó en el Festival de Cine Iberoamericano

LA HUMANIDAD · 17 NOVIEMBRE, 2015 12:42

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Hasta el médico me dijo que estaba bien, que solo tenía miedo por la importancia del premio», dijo el actor venezolano José Torres, quien sufrió una bajada de tensión arterial tras enterarse de ser galardonado con un premio por su trayectoria cinematográfica en la ciudad de Huelva (suroeste de España) en el Festival de Cine Iberoamericano.

A sus 90 años, todavía le queda mucho por hacer en el cine y siempre espera algo nuevo para hacer. Pero los secretos para llegar a esta edad, los describe sencillos: «simplemente no fumo, no bebo, tengo un pensamiento positivo siempre, y yo creo que eso ayuda mucho», explica Torres, quien acaba de terminar el rodaje de su última película.

tepaaa

Se mostró contento de estar en Huelva y de recibir un premio de tanta importancia, y agregó que tras más de 40 títulos rodados en su carrera, obtener este premio demuestra que ha hecho algo en la vida, «algo con un gran significado, un sueño».

En la Europa de 1960 el actor venezolano se convirtió en el ícono criollo del Western italiano, un particular subgénero del Western (películas de vaqueros) que estuvo de moda en las décadas de los años 1960 y 1970. La mayoría de estas películas fueron financiadas por compañías italianas o españolas.

Torres lamentó no haber hecho mucho cine en Venezuela y recordó especialmente a directores como Orson Wells.

La ceremonia tendrá lugar esta noche del martes 17 de noviembre, y la muestra cinematográfica onubense reconocerá la trayectoria del intérprete en el marco del festival realizado en Huelva entre el 14 y el 21 de noviembre.

El venezolano incursionó en el mundo del cine casi inmediatamente después de su llegada a Italia, a finales de los años 50, pero España se convirtió en un lugar especial para él, sobre todo Barcelona, donde nació y vive uno de sus hijos.

El actor cuenta con una amplia filmografía, con más de 40 películas en su haber, y ha sido dirigido por grandes del cine italiano como Giulio Petroni, Giusseppe Vari, Enzo Castellari, Giuliano Gemma, Sergio Sollima, los Hermanos Taviani y Pasquale Squitieri.

Warao en Huelva

En el mismo festival, la película venezolana «Dauna, lo que lleva el río», la primera de la historia rodada íntegramente en lengua warao, propia de una tribu con 9.000 años de antigüedad del Orinoco, se estrena hoy con todas las entradas vendidas, según su director, Mario Crespo.

En una rueda de prensa en el Festival de Cine Iberoamericano, Crespo se congratuló de la respuesta que ha tenido la posibilidad de ver en estreno la película, de la que señaló que el rodaje fue muy problemático, al realizarse casi en su integridad sobre el agua, en el mismo hábitat de sus protagonistas.

Para él, señaló, «supuso cambiarse mentalmente, porque el hombre de la ciudad sabe que lo que necesita lo coge, pero en el delta todo es sobre el agua, el rodaje incluso casi siempre fue sobre el agua, y todo fue muy distinto a un rodaje habitual».

Con un presupuesto de 380.000 dólares, Mario Crespo explicó que «no es una producción grande, pero sí muy bien llevada y nos ha gustado mucho el resultado en pantalla, e incluso cuando estábamos editando nos sorprendía el resultado».

Para el director de la película, es especialmente importante fomentar con su cinta la interculturalidad, «que es la única forma de supervivencia de la especie humana», ya que «se trata de potenciar las culturas, y se potencian solamente en el intercambio».

En la cinta, Dauna se enfrenta a las convenciones de una cultura milenaria para sacar adelante su relación personal, en el marco de un pueblo indígena amerindio que habita en el delta del Orinoco, donde actualmente hay unas 36.000 personas que se identifican con esta etnia.

Con información de EFE

LA HUMANIDAD · 15 AGOSTO, 2022

José Torres, un vaquero venezolano que se alzó en el Festival de Cine Iberoamericano

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

“Hasta el médico me dijo que estaba bien, que solo tenía miedo por la importancia del premio», dijo el actor venezolano José Torres, quien sufrió una bajada de tensión arterial tras enterarse de ser galardonado con un premio por su trayectoria cinematográfica en la ciudad de Huelva (suroeste de España) en el Festival de Cine Iberoamericano.

A sus 90 años, todavía le queda mucho por hacer en el cine y siempre espera algo nuevo para hacer. Pero los secretos para llegar a esta edad, los describe sencillos: «simplemente no fumo, no bebo, tengo un pensamiento positivo siempre, y yo creo que eso ayuda mucho», explica Torres, quien acaba de terminar el rodaje de su última película.

tepaaa

Se mostró contento de estar en Huelva y de recibir un premio de tanta importancia, y agregó que tras más de 40 títulos rodados en su carrera, obtener este premio demuestra que ha hecho algo en la vida, «algo con un gran significado, un sueño».

En la Europa de 1960 el actor venezolano se convirtió en el ícono criollo del Western italiano, un particular subgénero del Western (películas de vaqueros) que estuvo de moda en las décadas de los años 1960 y 1970. La mayoría de estas películas fueron financiadas por compañías italianas o españolas.

Torres lamentó no haber hecho mucho cine en Venezuela y recordó especialmente a directores como Orson Wells.

La ceremonia tendrá lugar esta noche del martes 17 de noviembre, y la muestra cinematográfica onubense reconocerá la trayectoria del intérprete en el marco del festival realizado en Huelva entre el 14 y el 21 de noviembre.

El venezolano incursionó en el mundo del cine casi inmediatamente después de su llegada a Italia, a finales de los años 50, pero España se convirtió en un lugar especial para él, sobre todo Barcelona, donde nació y vive uno de sus hijos.

El actor cuenta con una amplia filmografía, con más de 40 películas en su haber, y ha sido dirigido por grandes del cine italiano como Giulio Petroni, Giusseppe Vari, Enzo Castellari, Giuliano Gemma, Sergio Sollima, los Hermanos Taviani y Pasquale Squitieri.

Warao en Huelva

En el mismo festival, la película venezolana «Dauna, lo que lleva el río», la primera de la historia rodada íntegramente en lengua warao, propia de una tribu con 9.000 años de antigüedad del Orinoco, se estrena hoy con todas las entradas vendidas, según su director, Mario Crespo.

En una rueda de prensa en el Festival de Cine Iberoamericano, Crespo se congratuló de la respuesta que ha tenido la posibilidad de ver en estreno la película, de la que señaló que el rodaje fue muy problemático, al realizarse casi en su integridad sobre el agua, en el mismo hábitat de sus protagonistas.

Para él, señaló, «supuso cambiarse mentalmente, porque el hombre de la ciudad sabe que lo que necesita lo coge, pero en el delta todo es sobre el agua, el rodaje incluso casi siempre fue sobre el agua, y todo fue muy distinto a un rodaje habitual».

Con un presupuesto de 380.000 dólares, Mario Crespo explicó que «no es una producción grande, pero sí muy bien llevada y nos ha gustado mucho el resultado en pantalla, e incluso cuando estábamos editando nos sorprendía el resultado».

Para el director de la película, es especialmente importante fomentar con su cinta la interculturalidad, «que es la única forma de supervivencia de la especie humana», ya que «se trata de potenciar las culturas, y se potencian solamente en el intercambio».

En la cinta, Dauna se enfrenta a las convenciones de una cultura milenaria para sacar adelante su relación personal, en el marco de un pueblo indígena amerindio que habita en el delta del Orinoco, donde actualmente hay unas 36.000 personas que se identifican con esta etnia.

Con información de EFE

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO