Hasta 40 horas esperaron en estación de servicio en Chacao

LA HUMANIDAD · 3 JUNIO, 2020 20:55

Hasta 40 horas esperaron en estación de servicio en Chacao para pagar por gasolina dolarizada #3Jun

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez Fotos por Iván E. Reyes | @IvanEReyes y Mairet Chourio | @mairetchourio

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Espera de 40 horas. Beklis Mejías llegó a la estación de servicio Blandín, frente al centro comercial San Ignacio del municipio Chacao, el lunes a las 7:30 de la noche.

Una hora después la gasolina dolarizada se acabó en este punto de abastecimiento. Debió esperar hasta este miércoles 3 de junio, a las 11:00 de la mañana, para pagar 50 centavos de dólar por cada litro de combustible y llenar el tanque de su camioneta.

Dos noches durmió en un hotel cercano, mientras que su automóvil quedó entre los seis primeros carros de una cola que se extendió por toda la avenida Blandín, la San Ignacio de Loyola y doblaba hasta la Francisco de Miranda.

A esta gasolinera llegó este miércoles una cisterna de Pdvsa. Un trabajador del lugar dijo que descargaron 14.000 litros de combustible, pese a que estas unidades tienen capacidad para transportar 38 mil litros del carburante.

Pese a la poca cantidad, a ninguno de los conductores se le limitó los litros de venta. Pagaron un litro por encima de 99.000 bolívares, según la tasa referencial del Banco Central de Venezuela.

De Guarenas a San Bernardino

Al taxista Reinaldo Gómez le tocó movilizarse desde Guatire (estado Miranda) hasta San Bernardino para intentar llenar el tanque de su vehículo. Las colas eran tan largas en esa zona de Miranda, a las afueras de Caracas, que se arriesgó a consumir los 10 litros que gasta su automóvil desde la ciudad dormitorio hasta la capital para abastecerse.

Se encontró con un amigo en la autopista Valle-Coche para hacer la cola. Pero a las 10:00 de la mañana desistió y se fue hasta la estación Anauco en San Bernardino. A la 1:36 p. m. estaba más cerca de lograr su objetivo, pero tenía unos 70 vehículos por delante.

“Debieron haber mantenido la cuarentena dos semanas más, mientras ajustaban la automatización del cobro de la gasolina. Esto hubiera sido mejor. No estoy de acuerdo con que sea un cupo de 120 litros, porque eso mi carro lo consume en dos o tres días. Lo máximo que podría ahorrarlo sería para siete días. Si daban 300 litros por vehículo era mejor”, opinó.

Gómez tenía apenas un cuarto de tanque. Para ahorrar el poco combustible, no enciende el aire acondicionado y cuando viene de camino lo apagaba en las bajadas para que le “rindiera la gasolina”.

En la misma fila pero unos vehículos más adelante estaba Yohana Castro. Es gerente de atención al cliente de una empresa transnacional y gracias al teletrabajo desde marzo no sacaba su vehículo.

Aunque vive en San Bernardino, en tres meses no pudo llenar el tanque de su escarabajo amarillo. “Cuando llegué a las 10:00 de la mañana estaba en el Tirso de Molina (colegio), pero esto es como un laberinto, subes y bajas calles para llegar a la bomba”.

Esperaba que aceptaran pago móvil o tarjeta de débito porque no tiene carnet de la patria ni cuenta en el Banco Central de Venezuela; tampoco está inscrita en el Sistema Patria, una de las condiciones para que la administración de Nicolás Maduro venda la gasolina a 5.000 bolívares el litro.

Gasolina prestada

Castro debió pedir “gasolina prestada” para hacer la cola. En la misma situación estaba Iván Moreno. Hacía la cola en Agua Salud, al oeste de Caracas. Tiene una frutería y la semana pasada apenas pudo trabajar en un día, mientras intentaba surtir, antes del nuevo esquema de venta por número de placa.

“Menos mal que la gasolina me la ha prestado mi familia, porque sino tuviera que reponerla bachaqueada. Espero poder llegar y que haya combustible”, manifestó.

Asdrúbal Bellorín también esperaba en la misma estación de la avenida Sucre. Es charcutero y gracias a sus compañeros de trabajo ha podido tener combustible. Como también le hace el transporte al personal de la carnicería-charcutería donde trabaja, consiguió durante tres meses “gasolina bachaqueada”.

En el oeste de Caracas las colas también eran largas

Los dos esperaban desde las 3:00 de la mañana de este miércoles 3 de junio, cuando las colas por abastecer combustible han crecido como lo hizo el coronavirus en mayo en Venezuela.

Manuel Centeno aguardaba en la estación de Blandín en Chacao, frente al centro comercial San Ignacio. “Ayer llegué a las 4:00 de la madrugada y estuve 17 horas y media. Me fui a las 10:30 de la noche. Hoy llegué a las 4:00 de la madrugada y tengo seis horas más. Desde ayer a hoy si sumas las horas es un día completo”, se quejó.

Cuando lo entrevistaba el equipo de Efecto Cocuyo señaló la llegada de una cisterna de gasolina. “Viene llegando después de 24 horas y te voy a decir una cosa: No es solamente esta bomba, porque pasé ayer por 12 bombas y toda la gente amaneció en ellas para poder echar gasolina”.

Calificó como un “absurdo” que después de llenar su vehículo con 10 mil bolívares mensuales y ahora si lo hiciera con la gasolina subsidiada debe gastar 600 mil bolívares, mientras que el salario mínimo o la pensión son de apenas 400 mil bolívares.

Pero como esperaba en una estación a precio dolarizado iba a pagar 20 dólares. “El tanque me va a costar 4 millones de bolívares y me va a durar dos semanas, de 10 mil que me costaba antes. Esto es un engaño, una burla”.

Manuel Centeno esperó más de 24 horas por gasolina

“Esto es una tragedia”

A las 4:00 de la mañana Antonio esperaba desde Los Dos Caminos para llenar el tanque en Los Palos Grandes. Estuvo el martes, desde las 5:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde y no lo logró.

“Esto es una tragedia más de lo que estamos viviendo en este país, económicamente hablando. Esto es un desastre y es un efecto de esta gasolina es temporal, por unos pocos días. En una semana más no habrá gasolina y caeremos en un caos mayor”, vaticinó.

En esa estación no había llegado la gasolina en horas del mediodía de este 3 de junio, pero la gente se mantenía en la cola.

Una semana en búsqueda de combustible

En el oeste caraqueño, Carlos Salinas esperaba desde hace una semana para conseguir el carburante. Es transportista de la línea Unión Lídice-El Silencio. Fue a la estación de servicio en Manicomio, donde estuvo un día y no lo logró. Solo en la noche del martes le dijeron que esa estación no sería para el transporte público. Llegó a la gasolinera Garaje Los Flores la noche anterior.

“Estoy aquí desde la 9:00 de la noche y nada que llega la cisterna. Si no logro echar me quedaré o nos quedaremos aquí porque estamos en la reserva-reserva”, dijo.

Hasta 40 horas esperaron en estación de servicio en Chacao para pagar por gasolina dolarizada #3Jun