Fuera de peligro niños indígenas que consumieron yuca amarga en Maturín - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 21 MARZO, 2017 17:41

Fuera de peligro niños indígenas que consumieron yuca amarga en Maturín

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La jefa de la emergencia pediátrica del Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar de Maturín, Yasirka Vásquez, informó que los 13 niños indígenas y los dos adultos que se intoxicaron el domingo por el consumo de casabe y yuca amarga en la población de San José de Buja al sur de la capital monaguense, fueron dados de alta ayer lunes en horas de la tarde.

Los dos pequeños que estaban en condición más delicada requirieron de un lavado gástrico, así como de hidratación con diversos sueros, pero quedaron fuera de peligro y los entregaron a sus familiares.

Cómo se recordará el domingo 19 de marzo, en San José de Buja, Marisol Pildaín (27 años) preparó casabe en su hogar pero en vez de exprimir el yare con un sebucán como lo hace normalmente, lo hizo con un trapo y esto fue la causa por la que tanto ella como sus siete hijos se intoxicaran, causando la muerte de la niña más pequeña de la familia, Omaira Rivas Pildaín de dos años de edad. Sus seis hermanos de 13, 10 9, 7, 5 y 4 años están fuera de peligro.

Unos vecinos y familiares de Marisol, también requirieron atención médica, entre ellos la tía de la niña Orsula Reyes y cuatro niños de este grupo familiar; de ellos dos fueron atendidos en el ambulatorio de Buja, de acuerdo con la información de Vásquez.

La pediatra también informó que los niños llegaron al Humnt con vómitos y dolores abdominales, cuadro clínico, que se manifiesta en los casos por el consumo de yuca amarga por su alto contenido de ácido cianhídrico.

Vásquez detalló que la mayoría de los niños igualmente presentaron malnutrición asociada, infecciones en la piel como escabiosis (sarna) e impétigo costroso, un trastorno cutáneo que lo producen las bacterias. Asimismo registraron abdomen globoso, síntoma de que tienen parásitos.

Tres fallecidos en el año

Por su parte el contralor sanitario, Héctor Chaurán, informó que en lo que va de año en Monagas 68 personas se han intoxicado por la ingesta de yuca amarga, y el caso de los 15 afectados en San José de Buja es el primero en una comunidad indígena en este 2017.

En la entidad tres niños han fallecido desde el pasado 13 de febrero al comer el tubérculo.  De ellos 33 por comer directamente la yuca y 35 por casabe mal preparado.

Foto: Reddys García

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: