Regreso a clases- Escuela José de Jesús Arocha- 3 de octubre
Año escolar 22-23- Escuela José de Jesús Arocha- Petare- regreso a clases Credit: Mairet Chourio (@mairetchourio)

La Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres) denunció que hay una instrucción de parte del Ministerio de Educación para que militantes de organizaciones partidistas sustituyan a los maestros en las aulas de clase, debido al elevado porcentaje de deserción docente en el país.

De acuerdo con la Federación Venezolana de Maestros (FVM) hay un déficit de profesionales de la educación que alcanza el 70 %. Por lo menos, 166.338 docentes han abandonado su trabajo entre 2015 y 2021 en Venezuela, advirtió el pasado 24 de enero el padre Manuel Aristorena, director nacional de Fe y Alegría, en rueda de prensa. 

Nancy Hernández, fundadora y directiva de Fenasopadres, explicó a Efecto Cocuyo que ya se han registrado intentos del gobierno de enviar agentes externos, militantes de las Unidades de Batalla Hugo Chávez (Ubch) y de otras organizaciones de carácter político partidista a los salones de clases a lo largo del territorio nacional, para enseñar a niños y adolescentes. Uno de los casos más recientes ocurrió en un liceo del estado Lara. 

“Hay una instrucción que viene del despacho de la profesora Santaella, generada para 24 mil escuelas oficiales de sistema de educación básica y no ha habido posibilidad de que lo hagan de manera efectiva porque los padres se han organizado y han rechazado poner a sus hijos bajo la responsabilidad de gente que no sea docente. Estamos hablando de personas completamente desconocidas, ajenas a la comunidad educativa y sin capacitación”, dijo Hernández este 3 de febrero. 

Lee más en: Fe y Alegría: «No necesitamos héroes, sino maestros estables y satisfechos»

Rechazo a la sustitución de maestros

El 1 de febrero Fenasopadres publicó un comunicado en el que rechazó el ingreso de personal no calificado en las escuelas. Recordó también las protestas que se han intensificado desde el 9 de enero de 2023, en las que el cuerpo docente venezolano exige la reivindicación de sus derechos laborales.

Solo el 2 de febrero se contabilizaron 30 manifestaciones en 11 estados del país, según datos del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs).

“En efecto, el gobierno nacional en lugar de atender las justas reclamaciones salariales de los docentes, que los mantiene en pie de lucha, cuya satisfacción hará posible que nuestros niños, niñas y adolescentes puedan tener acceso a una educación de calidad, impartida por profesionales preparados para tal fin, tal como lo garantiza nuestra Carta Magna, ha decidido condenarlos a la ignorancia, imponiendo que ciudadanos no calificados sustituyan a los maestros”, reza el documento. 

Hernández indicó que hasta el momento no hay respuesta del Ministerio de Educación ante el pronunciamiento de la organización.

“Los padres han sacado a los militantes de las Ubch y a los milicianos de los planteles cuando estos han intentado entrar. Sabemos además de planteles donde, ante la imposibilidad de que los maestros puedan dar clases, ellos se niegan a que el plantel siga funcionando sin docentes”, comentó. 

Escuelas que funcionan a medias

La directiva de Fenasopadres añadió también que las escuelas están funcionando a medias en Venezuela incluso antes de la llegada del COVID-19 en marzo de 2020. Reportó que más del 80 % de los planteles a nivel nacional están en malas condiciones y que los maestros deben buscar otros empleos debido a la baja remuneración que reciben por dar clases. Entre siete y 30 dólares en promedio. 

“No hay docentes, no hay condiciones en las escuelas, no funcionan los servicios públicos, no hay transporte, el sueldo de los maestros es pírrico para garantizar que vayan todos los días a clases”, dijo Hernández. 

Lee más en: Así fue la marcha del sector público en Caracas este 23 de enero

Denunció que el Estado venezolano no se hace responsable de garantizar el derecho a la educación, que también implica tener maestros bien pagados y bien formados. 

“Lo que nosotros necesitamos que resuelvan de una vez por todas no solo el salario de los docentes sino las condiciones de las escuelas. Hay algunas que llevan más de 20 años sin ningún tipo de atención”, puntualizó.