A las familias de La Grita las encontraron cuando rezaban un rosario

LA HUMANIDAD · 9 SEPTIEMBRE, 2022 13:36

Ver más de

Mariana Duque

Foto por Mariana Duque

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Rezando el rosario en una finca ubicada en el Páramo La Negra, en el estado Táchira, encontraron a los 16 habitantes de La Grita que, hace 22 días, fueron reportados como desaparecidos por sus familiares.

El grupo estaba en la finca Rodeo ubicada en una zona montañosa, a una altitud 3.200 m.s.n.m., que está a 8 kilómetros de la capital del municipio Jáuregui, informó el jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Táchira, General José Martínez, este viernes 9 de septiembre.

Las familias Luna Roa, Peña García y Serrano Peña estaban sin servicio eléctrico y sin teléfonos celulares. Contaban con suficiente comida y espacio para los 30 días que tenían planificados pasarían en descanso y oración, pues estaban en un retiro religioso. El grupo de rescate verificó que los niños tenían un patio dispuesto para el juego y la recreación y que se encontraban en buen estado físico y mental.

El grupo se sorprendió al ver a las autoridades y le dijeron a los rescatistas que no sabían que los buscaban. “Se movieron de un sitio a otro porque el espacio en el que estaban antes no era suficientemente grande para albergarlos a todos durante el tiempo que habían dispuesto”, añadió el director de Protección Civil Táchira, Yesnardo Canales.

El alcalde del municipio Jáuregui, Juan Carlos Escalante, afirmó que las familias fueron trasladadas a sus viviendas aunque pueden volver al lugar, si así lo desean. El grupo se negaba a bajar, pero los rescatistas tuvieron que trasladarlos para cumplir con el protocolo de seguridad establecido.

“Me siento engañada”

En las afueras de la sede del Cicpc en La Grita Liseth Gutiérrez, madre Dickson Luna Gutiérrez, uno de los niños que estaba con los Luna Roa; manifestó que aunque dio permiso para que su hijo saliera con la familia paterna, nunca le dijeron que era por motivos religiosos.

“Luego de un tiempo el papá y el tío de Dickson me dijeron que ellos (la familia Luna Roa) estaban desaparecidos, por lo que vine a ver qué sucedía. Me hablaron de una situación un poco extraña: según a la tía paterna de mi hijo —Roxana Luna Roa— la Virgen le hablaba y que se habían ido con una señora que se llamaba Rosa (Edilia García)”, relató Gutiérrez.

Gutiérrez no entiende por qué la familia de Dickson no la llamó para explicarle lo que estaba sucediendo y afirmó sentirse engañada por ellos. “Él estaba con la abuela y sus tías. Nunca pensé que ellas estaban con esas creencias religiosas. Se llevaron al niño con mi consentimiento, pero no a lo que era. Me dijeron que se iban una o dos semanas, por eso no me alarmé, ni pensé en poner una denuncia”, finalizó.

La conclusión del caso de La Grita

Por otra parte, el alcalde Escalante solicitó a la comunidad de Jáuregui consideración y respeto hacia las familias, «porque son personas de bien, trabajadoras, que estaban en una actividad religiosa». Los adultos se disculparon por lo sucedido y ratificaron que se habían trasladado con consentimiento y conocimiento de lo que hacían.

LA HUMANIDAD · 28 SEPTIEMBRE, 2022

A las familias de La Grita las encontraron cuando rezaban un rosario

Texto por Mariana Duque
Foto por Mariana Duque

Rezando el rosario en una finca ubicada en el Páramo La Negra, en el estado Táchira, encontraron a los 16 habitantes de La Grita que, hace 22 días, fueron reportados como desaparecidos por sus familiares.

El grupo estaba en la finca Rodeo ubicada en una zona montañosa, a una altitud 3.200 m.s.n.m., que está a 8 kilómetros de la capital del municipio Jáuregui, informó el jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Táchira, General José Martínez, este viernes 9 de septiembre.

Las familias Luna Roa, Peña García y Serrano Peña estaban sin servicio eléctrico y sin teléfonos celulares. Contaban con suficiente comida y espacio para los 30 días que tenían planificados pasarían en descanso y oración, pues estaban en un retiro religioso. El grupo de rescate verificó que los niños tenían un patio dispuesto para el juego y la recreación y que se encontraban en buen estado físico y mental.

El grupo se sorprendió al ver a las autoridades y le dijeron a los rescatistas que no sabían que los buscaban. “Se movieron de un sitio a otro porque el espacio en el que estaban antes no era suficientemente grande para albergarlos a todos durante el tiempo que habían dispuesto”, añadió el director de Protección Civil Táchira, Yesnardo Canales.

El alcalde del municipio Jáuregui, Juan Carlos Escalante, afirmó que las familias fueron trasladadas a sus viviendas aunque pueden volver al lugar, si así lo desean. El grupo se negaba a bajar, pero los rescatistas tuvieron que trasladarlos para cumplir con el protocolo de seguridad establecido.

“Me siento engañada”

En las afueras de la sede del Cicpc en La Grita Liseth Gutiérrez, madre Dickson Luna Gutiérrez, uno de los niños que estaba con los Luna Roa; manifestó que aunque dio permiso para que su hijo saliera con la familia paterna, nunca le dijeron que era por motivos religiosos.

“Luego de un tiempo el papá y el tío de Dickson me dijeron que ellos (la familia Luna Roa) estaban desaparecidos, por lo que vine a ver qué sucedía. Me hablaron de una situación un poco extraña: según a la tía paterna de mi hijo —Roxana Luna Roa— la Virgen le hablaba y que se habían ido con una señora que se llamaba Rosa (Edilia García)”, relató Gutiérrez.

Gutiérrez no entiende por qué la familia de Dickson no la llamó para explicarle lo que estaba sucediendo y afirmó sentirse engañada por ellos. “Él estaba con la abuela y sus tías. Nunca pensé que ellas estaban con esas creencias religiosas. Se llevaron al niño con mi consentimiento, pero no a lo que era. Me dijeron que se iban una o dos semanas, por eso no me alarmé, ni pensé en poner una denuncia”, finalizó.

La conclusión del caso de La Grita

Por otra parte, el alcalde Escalante solicitó a la comunidad de Jáuregui consideración y respeto hacia las familias, «porque son personas de bien, trabajadoras, que estaban en una actividad religiosa». Los adultos se disculparon por lo sucedido y ratificaron que se habían trasladado con consentimiento y conocimiento de lo que hacían.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO