Desaparecidos de La Grita: 17 días sin rastros de las familias

SUCESOS · 7 SEPTIEMBRE, 2022 22:00

Ver más de

Mariana Duque


¿Cómo valoras esta información?

27
QUÉ CHÉVERE
7
QUÉ INDIGNANTE
5
QUÉ CHIMBO

Dicisiete días luego sólo hay versiones sin confirmación sobre la desaparición de tres familias (los Luna Roa, los Peña García y los Serrano Peña) de La Grita. Una de las exégesis que circula es que para huir del fin del mundo se fueron el pasado 22 de agosto a las montañas del Parque Nacional “Juan Pablo Peñaloza”, ubicado entre La Grita, municipio Jáuregui del estado Táchira, y el estado Mérida.

Rosa Edilia García, quien lideraba un grupo carismático católico en la apacible localidad tachirense, convenció a las tres familias de que la Virgen María se le apareció para anunciarle que el 13 de septiembre de 2022 sería el fin del mundo, por lo que tenían que resguardarse lejos para salvarse.

Desde el 22 de agosto no se sabe del paradero de los Luna Roa, conformados por nueve integrantes; y los García, Peña y Serrano, integradas por siete miembros. Los primeros son del sector Santa Ana del Valle, municipio Jáuregui. Los García, Peña y Serrano son familiares y vecinos de Rosa Edilia; viven en el sector Las Piedritas y la carrera seis de La Grita.

Lea más en: Con un dron buscan a familias desaparecidas en La Grita

Entre los desaparecidos se encuentran al menos seis menores de edad, uno de 20 días de nacido de la familia Luna, cuyo padre formuló la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Aunque Efecto Cocuyo hizo contacto telefónico con él para obtener más detalles de lo ocurrido, no quiso dar declaraciones.

Familiares de los García, quienes solicitaron no ser identificados por formar parte de la investigación, manifestaron que tenían meses preparándose, porque Rosa Edilia les pidió dejar de ver televisión, usar teléfono celular y conversar con la gente para que se «depuraran».

En las montañas entre los municipios Jáuregui y Uribante hay un despliegue de 160 funcionarios de Protección Civil Táchira y Jáuregui, Guardia Nacional, Cicpc, Inparques, de la Fiscalía 27 del Ministerio Público asignada para el caso, brigada canina, y dos drones sobrevolando la zona, pero aún no hay una lista oficial de desaparecidos, ni una pista anunciada.

La Grita, un pueblo de fe

La Grita es una población de vocación religiosa católica, donde cada 6 de agosto miles de venezolanos se congregan para rendirle tributo y cumplirle promesas al Santo Cristo, patrono del Táchira y Venezuela.

En este pueblo dedicado a la agricultura, la ganadería y al trabajo comercial, sus habitantes no dejan de ir un domingo a la misa, de ayudar a los sacerdotes de las iglesias del Espíritu Santo (conocida como la del Santo Cristo, porque allí está su imagen original) y de Los Ángeles.

Se trata de gente noble, trabajadora y servicial, que todo lo encomienda a Dios y al Santo Cristo de La Grita.

Rosa Edilia García formaba parte de este grupo de feligreses, colaboradores de la iglesia del Espíritu Santo, y durante años dirigió el grupo de la renovación carismática católica, junto a Adolfo Rosales. Es una mujer de 57 años de edad, delgada, de baja estatura, que vendía pasteles en la carrera 6 de La Grita. No tiene hijos, ni esposo.

Coromoto Omaña, habitante de la localidad y feligrés de la iglesia del Espíritu Santo, relató que Rosa se separó de la renovación carismática, de la que era líder, y creó junto a Rosales un grupo al que unos le dicen “renacer” y otros “siguiendo a Jesús”.

“Ella y el señor Adolfo se separaron un día de la renovación normal y comenzaron a hacer un grupo de oración alterno y había gente que iba a los grupos de ellos. En la renovación carismática aplauden y cantan, pero ellos eran más fanáticos. A mí no me gustaba esa gente, era muy fanática, y me parecía raro que aceptaran eso”, expresó.

Coromoto no entiende cómo Rosa convenció a esas familias de irse a las montañas alegando el fin del mundo. “¿Cómo puede tener una persona un poder de convencimiento con un grupo grande, de lavarles como el cerebro? Es algo increíble”, dijo.

Por su parte, Alexis Díaz, habitante de La Grita, manifestó que Rosa García leía mucho la biblia y siempre hacía referencia a los evangelios, hasta que dijo que la virgen se le apareció. “Decía que la Virgen le dijo que eran 33 personas que tenían que salvarse, no se sabe si tiene que ver con la edad de Cristo”, acotó.

Los desaparecidos

Los nueves desaparecidos de la familia Luna Roa son: Roselis Luna Roa (28), madre de Dorymar Prato Luna (8) y de Valery Prato Luna, de 22 días de nacida. Su hermana, Roxana Luna Roa (32), y la madre de ambas, Brígida del Socorro Roa (56).

Iban con ellas José Manuel Mora (35), esposo de Roxana, y sus hijos José Alejandro Mora Luna (6) y Manuel José Mora Luna (10), y Dickson Luna Gutiérrez (14), sobrino de la familia, quien estaba de vacaciones.

Los siete desaparecidos de las familias Peña-García y Serrano-Peña son: Rosa Edilia García (57, líder del grupo, y hermana de Teresa García (53). El esposo de Teresa, Adolfo Peña (59), y sus hijos Carlos Peña (30) y Francys Peña (27). Wilfrido Serrano (32), esposo de Francys y padre de Joaquin Serrano de un año de edad.

Este miércoles 7 de septiembre circuló un audio de un integrante de la familia Luna Roa, quien asegura haber tenido comunicación con uno de sus familiares y que le habría asegurado que estaban en una finca alquilada, con agua, baños y comida. y se encontraban bien.

Esta versión no ha sido confirmada por organismos de seguridad.

SUCESOS · 1 OCTUBRE, 2022

Desaparecidos de La Grita: 17 días sin rastros de las familias

Texto por Mariana Duque

Dicisiete días luego sólo hay versiones sin confirmación sobre la desaparición de tres familias (los Luna Roa, los Peña García y los Serrano Peña) de La Grita. Una de las exégesis que circula es que para huir del fin del mundo se fueron el pasado 22 de agosto a las montañas del Parque Nacional “Juan Pablo Peñaloza”, ubicado entre La Grita, municipio Jáuregui del estado Táchira, y el estado Mérida.

Rosa Edilia García, quien lideraba un grupo carismático católico en la apacible localidad tachirense, convenció a las tres familias de que la Virgen María se le apareció para anunciarle que el 13 de septiembre de 2022 sería el fin del mundo, por lo que tenían que resguardarse lejos para salvarse.

Desde el 22 de agosto no se sabe del paradero de los Luna Roa, conformados por nueve integrantes; y los García, Peña y Serrano, integradas por siete miembros. Los primeros son del sector Santa Ana del Valle, municipio Jáuregui. Los García, Peña y Serrano son familiares y vecinos de Rosa Edilia; viven en el sector Las Piedritas y la carrera seis de La Grita.

Lea más en: Con un dron buscan a familias desaparecidas en La Grita

Entre los desaparecidos se encuentran al menos seis menores de edad, uno de 20 días de nacido de la familia Luna, cuyo padre formuló la denuncia ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Aunque Efecto Cocuyo hizo contacto telefónico con él para obtener más detalles de lo ocurrido, no quiso dar declaraciones.

Familiares de los García, quienes solicitaron no ser identificados por formar parte de la investigación, manifestaron que tenían meses preparándose, porque Rosa Edilia les pidió dejar de ver televisión, usar teléfono celular y conversar con la gente para que se «depuraran».

En las montañas entre los municipios Jáuregui y Uribante hay un despliegue de 160 funcionarios de Protección Civil Táchira y Jáuregui, Guardia Nacional, Cicpc, Inparques, de la Fiscalía 27 del Ministerio Público asignada para el caso, brigada canina, y dos drones sobrevolando la zona, pero aún no hay una lista oficial de desaparecidos, ni una pista anunciada.

La Grita, un pueblo de fe

La Grita es una población de vocación religiosa católica, donde cada 6 de agosto miles de venezolanos se congregan para rendirle tributo y cumplirle promesas al Santo Cristo, patrono del Táchira y Venezuela.

En este pueblo dedicado a la agricultura, la ganadería y al trabajo comercial, sus habitantes no dejan de ir un domingo a la misa, de ayudar a los sacerdotes de las iglesias del Espíritu Santo (conocida como la del Santo Cristo, porque allí está su imagen original) y de Los Ángeles.

Se trata de gente noble, trabajadora y servicial, que todo lo encomienda a Dios y al Santo Cristo de La Grita.

Rosa Edilia García formaba parte de este grupo de feligreses, colaboradores de la iglesia del Espíritu Santo, y durante años dirigió el grupo de la renovación carismática católica, junto a Adolfo Rosales. Es una mujer de 57 años de edad, delgada, de baja estatura, que vendía pasteles en la carrera 6 de La Grita. No tiene hijos, ni esposo.

Coromoto Omaña, habitante de la localidad y feligrés de la iglesia del Espíritu Santo, relató que Rosa se separó de la renovación carismática, de la que era líder, y creó junto a Rosales un grupo al que unos le dicen “renacer” y otros “siguiendo a Jesús”.

“Ella y el señor Adolfo se separaron un día de la renovación normal y comenzaron a hacer un grupo de oración alterno y había gente que iba a los grupos de ellos. En la renovación carismática aplauden y cantan, pero ellos eran más fanáticos. A mí no me gustaba esa gente, era muy fanática, y me parecía raro que aceptaran eso”, expresó.

Coromoto no entiende cómo Rosa convenció a esas familias de irse a las montañas alegando el fin del mundo. “¿Cómo puede tener una persona un poder de convencimiento con un grupo grande, de lavarles como el cerebro? Es algo increíble”, dijo.

Por su parte, Alexis Díaz, habitante de La Grita, manifestó que Rosa García leía mucho la biblia y siempre hacía referencia a los evangelios, hasta que dijo que la virgen se le apareció. “Decía que la Virgen le dijo que eran 33 personas que tenían que salvarse, no se sabe si tiene que ver con la edad de Cristo”, acotó.

Los desaparecidos

Los nueves desaparecidos de la familia Luna Roa son: Roselis Luna Roa (28), madre de Dorymar Prato Luna (8) y de Valery Prato Luna, de 22 días de nacida. Su hermana, Roxana Luna Roa (32), y la madre de ambas, Brígida del Socorro Roa (56).

Iban con ellas José Manuel Mora (35), esposo de Roxana, y sus hijos José Alejandro Mora Luna (6) y Manuel José Mora Luna (10), y Dickson Luna Gutiérrez (14), sobrino de la familia, quien estaba de vacaciones.

Los siete desaparecidos de las familias Peña-García y Serrano-Peña son: Rosa Edilia García (57, líder del grupo, y hermana de Teresa García (53). El esposo de Teresa, Adolfo Peña (59), y sus hijos Carlos Peña (30) y Francys Peña (27). Wilfrido Serrano (32), esposo de Francys y padre de Joaquin Serrano de un año de edad.

Este miércoles 7 de septiembre circuló un audio de un integrante de la familia Luna Roa, quien asegura haber tenido comunicación con uno de sus familiares y que le habría asegurado que estaban en una finca alquilada, con agua, baños y comida. y se encontraban bien.

Esta versión no ha sido confirmada por organismos de seguridad.