Fallece otro sacerdote venezolano con síntomas asociados al COVID-19

LA HUMANIDAD · 25 JUNIO, 2021 11:13

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Lamento con tristeza comunicarles que ha fallecido el Presbítero Jesús Manuel Pernía, en el Hospital Central. Oremos por él», escribió este 24 de junio Monseñor Mario Moronta. 

El sacerdote, desde hace 8 días, estaba hospitalizado en el Hospital Central de San Cristóbal recibiendo tratamiento para el COVID-19. El padre Jesús Manuel Pernía Alviárez desempeñaba su labor pastoral en la Parroquia San Pedro en Seboruco, en el estado Táchira.

 

Tenía 55 años de edad, era nativo de la comunidad Las Guamas, municipio Andrés Bello del estado Táchira. Realizó sus estudios de formación sacerdotal en el Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino, en Palmira; fue ordenado Presbítero el 15 de marzo de 1997 por monseñor Marco Tulio Ramírez Roa.

Desarrolló diversas actividades pastorales en las parroquias de San Vicente en la Revancha, San Antonio de Padua en Pregonero, San Emigdio en Libertad, Catedral de San Cristóbal, San Pedro en Seboruco. Fue formador del Seminario Diocesano Santo Tomás de Aquino, profesor de la Unidad Educativa Seminario Menor Santo Tomás de Aquino y docente del Instituto Universitario Eclesiástico Santo Tomás de Aquino.

La Misa de Exequias del Presbítero Jesús Manuel Pernía se efectuará este viernes 25 de junio en la Iglesia de Monte Carmelo, a las 2:00 de la tarde.

El pasado miércoles 16 de junio de 2021, Monseñor Enrique Parravano, Obispo de la Diócesis de Maracay, comunicó el fallecimiento del Presbítero Willmer Díaz, debido a complicaciones asociadas al COVID-19.

Wilmer Díaz fue ordenado sacerdote el 5 de agosto de 1995. En la actualidad ejercía su ministerio como párroco de Nuestra Señora de Lourdes, en la Diócesis de Maracay.

 

Durante su vida, se desempeñó como director espiritual del Seminario diocesano María Madre de la Iglesia, fue párroco fundador de la parroquia Santiago Apóstol el Menor en La Casona, Maracay, párroco de Nuestra Señora de Coromoto también en esa entidad.

A mediados de abril de este año, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) informó que desde marzo de 2020 y hasta este mes de abril ha contabilizado “201 contagiados y 24 fallecidos (por COVID-19), entre los 2.002 sacerdotes presentes en Venezuela”.

Esos números se traducen en 11,9% de presbíteros fallecidos (tasa de letalidad) y el 10 % de los contagiados por la enfermedad del nuevo coronavirus.