"Esperaron a que el pueblo se llenara de palometa", pobladores de Caripito ante brote de mariposas urticantes - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 18 MAYO, 2021 10:05

“Esperaron a que el pueblo se llenara de palometa”, pobladores de Caripito ante brote de mariposas urticantes

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Primero fue Caripito, después Punceres y ahora Maturín. Un brote de la mariposa Hylesia metabus, mejor conocida como palometa peluda, se produce desde mediados de abril en la zona noreste del estado Monagas y las mariposas urticantes ya se desplazaron hasta zonas del casco central de la capital de esta entidad oriental.

La Hylesia metabus es una mariposa capaz de colocar hasta 400 huevos. Las hembras “tienen unas escamas urticantes en la base de la punta del abdomen, que desprenden al entrar en las viviendas atraídas por la luz. Cuando caen las escamas sobre la persona les produce reacciones alérgicas“.

Así lo explica el director del Museo del Instituto de Zoología Agrícola Francisco Fernández Yépez (Miza) de la Facultad de Agronomía de la UCV, José Clavijo, en entrevista telefónica con Efecto Cocuyo.

Caripito, uno de los más afectados por la palometa

En Caripito los sectores más afectados por el brote son El Rincón, La Manga, los alrededores del mercado donde hay más actividad comercial, Los Mangos, pero en general la capital del municipio Bolívar.

“Apenas están comenzando las fumigaciones, pero esperaron a que el pueblo se llenará de palometas para poder hacer el trabajo que desde hace meses debieron hacer, recriminó Yoauris Martínez, una habitante de La Manga.

Si una persona resulta afectada por las escamas urticantes de la palometa, lo recomendable es que tome antialérgicos. Sin embargo, una caja de pastillas, de las diferentes marcas de este fármaco, tiene un costo que varía entre 7 y 9 millones de bolívares en la farmacia de la localidad.

“En los centros de salud no hay nada, mandan a la gente a bañar con jabón azul y vinagre y eso sale más caro que la caja de pastillas”, dijo Martínez en una entrevista vía Whatsapp.

La Hylesia metabus se detectó por primera vez en Venezuela en la década de 1920, en el año 1928. Por lo general están en zonas de manglares debido a la vasta extensión de estas áreas, lo que facilita su reproducción y la obtención de alimentos.

Clavijo explicó que la palometa peluda es “polífaga”; es decir, capaz de alimentarse de cualquier especie de árboles como el mangle, pero también de mangos, aguacates y guayabas. Por eso pasan de los mangles a los jardines de las casas y las atraen las luces de los postes de alumbrado público.

No ha habido controles tan efectivos como en el pasado. En el pasado la han controlado con una bacteria, este año la aplicaron y la consiguieron localmente. Han criado en un laboratorio de la UCV, que ha reproducido esa bacteria colectada en animales locales en Sucre y la estaban aplicando hace una semana”, dijo sobre el brote que ocurre actualmente en el estado Monagas.

José Clavijo, director del Museo del Instituto de Zoología Agrícola Francisco Fernández Yépez (Miza) de la Facultad de Agronomía de la UCV

No es el primer brote que se da de este insecto, que provoca en las personas estas reacciones alérgicas. Uno de los más grandes ocurrió entre los años 2004 y 2005 en los estados Sucre y Monagas, que necesitó incluso la fumigación con avionetas y helicópteros para controlarlas. Después se repitió en el año 2011, pero también logró controlarse.

Apagar luces y usar mosquiteros

Clavijo recomienda a las personas apagar las luces de sus viviendas en las noches para evitar que las palometas entren a sus hogares, además de colocar mosquiteros.

Considera que una de las razones que pudiera aumentar su presencia es el uso de las luces LED, que incluso se están colocando en los sistemas de alumbrado público en el país.

“Tener ventanas y puertas de las casas con mosquiteros evitaría que las polillas de la palometa peluda entraran a las casas; se reduciría el contacto de los humanos dentro de sus viviendas si se usaran mosquiteros y evitaría que entraran mosquitos que pueden evitar dengue o paludismo, chikungunya o zika”.

Los caripiteños resaltan que este brote es uno de los más grandes en los últimos años. Algunos dicen que vieron entre enero y febrero a las palometas, no supieron de ellas en marzo, pero a mediados de abril volvieron.

“Antes también hubo (palometas peludas) pero no en la magnitud de ahora”, comentó Martínez.

Inician control con solución jabonosa

Gabriela Moreno, una residente de la comunidad La Floresta, sostuvo que desde hace dos semanas ha sido más fuerte la presencia de las mariposas urticantes en su comunidad. Como el resto de los vecinos apagan las luces para protegerse.

En la parroquia La Pica, de Maturín, comunidades de al menos 11 sectores han reportado la presencia del insecto. El medio digital Crónica Uno dijo que entre los sectores afectados están La Locación, La Esperanza y Vuelta Larga.

En la parroquia colindante de Las Cocuizas, el pasado fin de semana vecinos del urbanismo La Viña, un conjunto de apartamentos que se encuentra en la vía hacia La Pica, sufrieron de reacciones alérgicas al entrar en contacto con las escamas urticantes de la palometa.

Incluso, Clavijo recibió el reporte de una bióloga en Maturín que vio una mariposa en la zona central de la ciudad, una noticia de la que se hicieron eco medios locales.

Las autoridades regionales comenzaron hace menos de una semana labores para intentar controlar al insecto, a través del uso de agua jabonosa en comunidades de Caripito.

Se esparce en más comunidades

Mientras eso ocurre, la mariposa se esparce por otras localidades y en el caso de Caripito, los vecinos optan por mantenerse en sus hogares y ante la falta de fármacos en los centros asistenciales de la localidad y la presencia del COVID-19, prefieren usar remedios caseros como el vinagre.

“No es recomendable acudir a ningún centro de salud por la cuestión del COVID-19, la gente prefiere quedarse en su casa, tomar un antialérgico, colocarse alcohol o cualquier producto que pueda aliviar la picazón”, dijo Reymarlen Bompart de Caripito Arriba.

Con la colaboración del periodista Jhonnet Martínez