En la Simón Bolívar 22% de los estudiantes activos no inscribieron trimestre en 2017

LA HUMANIDAD · 18 ABRIL, 2018 10:16

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Autoridades de la Universidad Central de Venezuela (UCV), la Simón Bolívar (USB), la Católica Andrés Bello (Ucab) y la Universidad Metropolitana se dieron cita este martes, 17 de abril, para debatir un problema en común durante el foro «Deserción estudiantil: entre perseverar y rendirse».

Las instituciones públicas y privadas coincidieron en que el fenómeno tiene causas «multifactoriales», pero que la principal es la crisis socioeconómica en el país, sin embargo argumentaron que deben unir esfuerzos y aplicar estrategias para revertir la deserción y motivar a los estudiantes a continuar en las aulas.

La directora de Admisión y Control de Estudios de la USB, Lucy Pires, precisó que la proporción de estudiantes activos que no inscribieron el trimestre que les correspondía se incrementó de 8% en el año 2010 a 22% en 2017.

En la casa de estudios también aumentó el número de estudiantes que perdieron el derecho a la inscripción luego de dejar de registrar más de cinco trimestres, según establecen las normas de retiro de la universidad. Pires añadió que igualmente se incrementó la cifra de alumnos que ha solicitado cambio de una carrera larga a una corta.

Lea más en: Deserción estudiantil en la UCV fue de 29% en 2017, reveló la casa de estudios

Magaly Vásquez, secretaria de la Ucab, recordó que el fin de semana pasado se realizó la prueba interna para los nuevos ingresos para el período académico 2018-2019 donde solo registraron 4.000 aspirantes cuando hace dos años eran al menos 8.000 jóvenes que se preinscribían en la universidad.

Razones del abandono

Los representantes de las cuatro universidades destacaron que la migración fuera del país es uno de los motivos que se ha hecho más recurrente entre quienes dejan la universidad.

Sin embargo, Lucy Pires de la USB, recordó que durante las protestas en el país durante 2017 se suspendieron varios trimestres, lo que también pudo haber impactado negativamente en la prosecución de los estudiantes.

Destacó que por realidades como la inseguridad se ha tenido que disminuir la oferta académica en horario nocturno; esto reduce las oportunidades para estudiantes a quienes le convenía esa franja debido a que trabajan durante el día.

Por su parte, Vásquez añadió que también hay razones académicas que pueden impactar en el desempeño de los estudiantes, ya que muchos arrastran grandes deficiencias del bachillerato por la falta de profesores y por graduarse sin ver materias claves como física, química y matemática.

¿Qué hacer?

Los voceros de las cuatro instituciones destacaron la necesidad de aplicar políticas para motivar a los estudiantes a permanecer en la universidad. Estuvieron de acuerdo permitir, por ejemplo, que los alumnos puedan cursar algunas materias a distancia o presentar trabajos de grado con esta misma metodología si se encuentran fuera del país.

Mirian Rodríguez, secretaria general de la Unimet

Magaly Vásquez y Mirian Rodríguez, secretarias de la Ucab y la Unimet respectivamente, coincidieron en que hay que fortalecer los sistemas de becas y ayudantías buscando apoyo de la empresa privada e incluso de los egresados que tiene alrededor del mundo; así como hacer seguimiento a los estudiantes con mayores necesidades económicas.

Amalio Belmonte, secretario de la UCV, dijo que desean debatir el tema junto con otras casas de estudio y con la presencia de las autoridades de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) y el Consejo Nacional de Universidades (CNU).

 

«Convocamos esta actividad para tomar las medidas que puedan conducir para atenuar o reducir este problema tan grave para el país», expresó Belmonte.

Lea también: 

La Universidad de Oriente registra una deserción estudiantil cercana al 40%