“El año escolar va a empezar en septiembre”, asegura Cámara de Educación Privada - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 12 JUNIO, 2020 18:49

“El año escolar va a empezar en septiembre”, asegura Cámara de Educación Privada

Texto por Isabella Reimí │@isabellareimi

Ver más de

Isabella Reimí │@isabellareimi

¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
15
QUÉ INDIGNANTE
11
QUÉ CHIMBO

“A menos que surja algo catastrófico” el año escolar 2020-2021 comenzará en septiembre como está previsto, adelantó Omar Uzcátegui, miembro de la Cámara Venezolana de Educación Privada (Cavep) después de que la organización se reunió con representantes del Ministerio de Educación.

Este viernes 12 de junio Uzcátegui tomó un respiro. Tras las declaraciones del ministro de educación designado por el chavismo, Aristóbulo Istúriz, en el programa televisivo del hijo del mandatario, Nicolás Maduro Guerra, el miembro de Cavep y director de un colegio privado temía que el inicio del año escolar se retrasara hasta 2021.

En vista de que para no seguir propagando la pandemia sería necesario evitar las aglomeraciones de estudiantes en septiembre, existían otros tres escenarios. Istúriz planteó uno en el cual las inscripciones de año escolar venidero se iniciaran en enero de 2021, una vez disminuyan los casos positivos de COVID-19.

A Uzcátegui y a la educación privada le preocupaba que el hecho de iniciar en enero llevaría a algunas instituciones a bancarrota, pues dejarían de percibir ingresos todo un trimestre.

“Los colegios tendrían dos opciones (esos meses): el de pagarle a sus empleados y docentes y quebrar, o el de dejar a sus trabajadores sin sueldo”, explicó. En ningún caso se le podía exigir a los representantes que pagaran mientras que no se le proporcionara educación para sus hijos en ese tiempo.

Como gerente de un colegio en Caracas esclareció que la educación privada no obtiene ganancias netas desde “hace años”, sino que aumenta el costo de su matrícula en función de la hiperinflación para mantener los estándares de calidad, mas no aumenta su ganancia.

Además, a la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec) le inquietaba la posibilidad de dejar a sus alumnos cinco meses sin contacto con su comunidad educativa.

Segundo escenario: Semipresencial

El segundo escenario es semipresencial. De manera realista Cavep, Avec y Andiep (Asociación Nacional de Institutos de Educación Privada) apuestan a que el primer período formativo inicie en septiembre, aunque con modificaciones en cuanto a las disposiciones del espacio físico.

“Si siguen las normas sanitarias, los colegios que tengan 40 alumnos por salón no podrán atenderlos a todos a la vez. La distancia social de 1,5 metros se te va a complicar”, dijo Uzcátegui.

Además de la educación por turnos, se modificarían los horarios de recreos, en los que normalmente se aglomeran alumnos de varios años escolares. Para plantear una posible modificación se está reuniendo una mesa de pedagogos y expertos en planificación.

Desde el punto de vista negativo, este segundo escenario también implicaría una elevación de costos en las matrículas escolares, a partir de las compras extra que se supone realizarán las instituciones para cumplir con las indicaciones sanitarias.

“Por ejemplo, si nos obligan a dar tapobocas a los alumnos, profesores y empleados, la matrícula va a subir”, mencionó el directivo de la Cavep, al tiempo que recordó que “la hiperinflación no se ha acabado” en la pandemia.

Tercer escenario: no presencial

En una entrevista pasada con Efecto Cocuyo el presidente de Andiep, Fausto Romeo, había sentenciado que “de cualquier forma la educación privada iniciará en septiembre”.

Romeo  también apostó por un modelo semipresencial y asomó la posibilidad de que el año escolar transcurriera de forma mixta, iniciando por una etapa no presencial.

Este escenario consiste en continuar la educación de la misma forma en la que actualmente se está concluyendo el año escolar 2019- 2020, con la modalidad “a distancia”. Sobre esta posibilidad, Andiep y Avec confesaron que se habían realizado “grandes esfuerzos” por culminar el año.

De acuerdo con Romeo, no es tarea fácil implementar un semestre virtual en un país en el que 56% de los estudiantes no tiene acceso a internet, y muchos alumnos y profesores tampoco cuentan con tecnología. Sin embargo, la educación privada hizo el esfuerzo de garantizar equipos a todos los docentes que lo necesitaran en el último lapso escolar.

Ahora, Andiep se plantea convenios con empresas de telecomunicación para solventar el problema de internet para los casos más críticos.

Sin embargo, a pesar de los planes del sector privado, debe acoplarse a las posibilidades de la educación pública y manejar la educación en la misma modalidad y los mismos tiempos para garantizar la inclusión de todos los niños, niñas y adolescentes.