Docentes miran con recelo posible inicio de año escolar en enero

LA HUMANIDAD · 10 JUNIO, 2020 16:59

Ver más de

Isabella Reimí │@isabellareimi


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los profesionales de la docencia advierten a Aristóbulo Istúriz, ministro del gobierno chavista para la Educación, que se debe mantener contacto con los alumnos antes de enero, en caso de que se decida postergar el inicio del próximo periodo escolar hasta enero del año que viene.

En una entrevista este  martes para el programa televisivo de Nicolás Maduro Guerra, Istúriz asomó la posibilidad de que el siguiente año lectivo inicie en enero de 2021, en el caso de que la pandemia por COVID-19 se agravara. Sin embargo, docentes consultados por Efecto Cocuyo consideran que sería perjudicial para los alumnos eliminar el contacto durante cinco meses.

“Vamos a suponer que se decida iniciar en enero; me parece peligroso tener a los muchachos sin hacer nada estos meses”, aseguró la investigadora de Fe y Alegría, Luisa Pernalete, en entrevista telefónica este miércoles 10 de junio.

La educadora refirió investigaciones que concluyen que “si se rompe el lazo afectivo” entre el alumno y el docente, o el alumno y la institución, “se agranda el abandono escolar”.

En agosto de 2019, el año escolar pasado había cerrado con 30% menos de alumnos en el sistema, pero con los problemas de conectividad que supone la modalidad a distancia los docentes no han podido estimar cuántos más se han retirado este año. La ONG de promoción y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia Cecodap alertó en abril que con el modelo de educación a distancia “existen riesgos de generar exclusión y desigualdades en el proceso educativo”.

Pernalete teme que si los estudiantes no cuentan con refuerzos pedagógicos desde que termine el año escolar a distancia en julio hasta enero “los pocos hábitos –de estudio- que tengan los van a perder”.

“¿Cómo se hace para no seguir abriendo la brecha de exclusión?”, se pregunta. “Si yo fuera autoridad mezclaría lo presencial con lo no presencial”, de manera que desde septiembre los alumnos pudieran asistir a sus instituciones.

Pernalete considera fundamental evaluar los resultados de las estrategias pedagógicas aplicadas en esta modalidad a distancia.

Avec busca mantener su Plan Vacacional

Sor Alicia Boscán, presidenta de la junta directiva de la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), coincidió con la profesora Pernalete en que es un peligro que los estudiantes se desmotiven.

Para mantener la continuidad del proceso pedagógico, Avec hace planes vacacionales durante el mes de agosto en sus comunidades educativas. Este año también están trabajando con equipos colegiados para explorar la posibilidad de mantener contacto con sus alumnos en vacaciones de alguna manera siguiendo las recomendaciones sanitarias

Boscán también habla de «un proceso mixto» en el que no se sacrifica la presencialidad, ya que «la relación de los niños con otros niños es fundamental» en los procesos de aprendizaje. Sin embargo, si el Ministerio de Educación como máxima autoridad encargada ordena reintegrarse de manera virtual, la Avec se seguirá esforzando por innovar en sus estrategias llegar todos los destinatarios de su misión educativa en 1900 instituciones.

«No descansaremos hasta que no demos lo mejor de nosotros mismos», dijo la directiva.

Colegios privados no cerrarán las puertas

El presidente de la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Privada (Andiep), Fausto Romeo, apuesta por una modalidad “semipresencial” a partir de septiembre en la que pequeños grupos de alumnos puedan asistir por turno a su plantel.

“Una modalidad 5×5, por ejemplo” dijo, haciendo referencia al esquema 7×7 del gobierno de Maduro, que dicta siete días de confinamiento estricto y siete días de “flexibilización”.

Sin embargo, considera que “todos los escenarios son válidos” cuando se trata de resguardar la vida de los estudiantes y la salud pública. Mientras tanto, “no se van a quedar cerradas las puertas” de las instituciones privadas.

Del mismo modo en que Andiep procuró que se llevara a cabo con éxito la modalidad a distancia equipando a los maestros que requirieran de herramientas tecnológicas, la red de educación privada está preparada para iniciar el siguiente año escolar en septiembre, así sea de manera virtual.

“La propuesta es empezar las clases para hacer una nivelación durante las primeras seis u ocho semanas del año escolar” para fortalecer las posibles carencias que han devenido de la modalidad a distancia.

Recordó que los colegios privados de bajo costo, que atienden a un sector económico más deprimido, “son más vulnerables” a la hora de educar de forma virtual. Sin embargo, estos también han optado por herramientas como la comunicación a través de Whatsapp.

Educación pública: hay que reforzar las capacidades

El Sindicato Venezolano de Maestros teme que, si el año escolar se retrasa hasta enero por la contingencia, los educadores no cuenten con tiempo suficiente para reforzar los temas educativos que se han enseñado con dificultad durante la cuarentena.

En Venezuela las brechas digitales impiden la educación online de 56% de los estudiantes y el programa televisivo que proyecta el Ministerio de Educación a través de ViveTV “deja mucho que desear”.

“Desde el año pasado pensamos que el estudiante no tenía las capacidades para pasar el año”, dijo Edgar Machado, secretario de Sinvema. El sindicato contabilizó que en el año escolar 2018-2019 los alumnos de la mañana perdieron 58 días y los de la tarde más de 40 días, de un total de 200.

“Sin embargo, el ministerio dio la instrucción de pasar a todos”, explicó Machado.

Le sorprendió escuchar la declaración del ministro chavista en el programa televisivo del martes, puesto que asegura que las federaciones de educadores públicos no se han podido comunicar con su patrón.

Este año la pandemia provocó la suspensión de clases presenciales antes de que iniciara el tercer momento del proceso educativo. Durante la cuarentena, alumnos y docentes han experimentado interrupciones eléctricas y problemas de conectividad.

Además, Machado aseguró que con el salario de un docente que oscila entre 800 mil bolívares y dos millones de bolívares mensualmente muchos maestros no pueden comprar aparatos tecnológicos, en caso de no tenerlos.

¿Un viejo propósito de Istúriz?

Istúriz había propuesto iniciar el período escolar el primer mes del año desde que era ministro de Educación en el segundo gobierno de Hugo Chávez. Así lo recordó en el programa de Maduro Guerra.

Sin embargo, el calendario escolar, que se inicia en septiembre y culmina en julio, está establecido en el reglamento general de la Ley Orgánica de Educación y se ha reiterado por medio de todos los contratos colectivos con las federaciones docentes.

Por eso, cuando Efecto Cocuyo preguntó a Machado qué implicaciones positivas o negativas tendría retrasar el año escolar contestó: “habría que cambiar la Ley de Educación”.

Los tres docentes entrevistados insistieron que cuando se trata de planificación escolar no hay lugar para la improvisación.

“Tenemos que sentarnos a discutir la situación en pro de beneficiar a los estudiantes, que son los más perjudicados”, concluyó Machado.

LA HUMANIDAD · 7 AGOSTO, 2022

Docentes miran con recelo posible inicio de año escolar en enero

Texto por Isabella Reimí │@isabellareimi

Los profesionales de la docencia advierten a Aristóbulo Istúriz, ministro del gobierno chavista para la Educación, que se debe mantener contacto con los alumnos antes de enero, en caso de que se decida postergar el inicio del próximo periodo escolar hasta enero del año que viene.

En una entrevista este  martes para el programa televisivo de Nicolás Maduro Guerra, Istúriz asomó la posibilidad de que el siguiente año lectivo inicie en enero de 2021, en el caso de que la pandemia por COVID-19 se agravara. Sin embargo, docentes consultados por Efecto Cocuyo consideran que sería perjudicial para los alumnos eliminar el contacto durante cinco meses.

“Vamos a suponer que se decida iniciar en enero; me parece peligroso tener a los muchachos sin hacer nada estos meses”, aseguró la investigadora de Fe y Alegría, Luisa Pernalete, en entrevista telefónica este miércoles 10 de junio.

La educadora refirió investigaciones que concluyen que “si se rompe el lazo afectivo” entre el alumno y el docente, o el alumno y la institución, “se agranda el abandono escolar”.

En agosto de 2019, el año escolar pasado había cerrado con 30% menos de alumnos en el sistema, pero con los problemas de conectividad que supone la modalidad a distancia los docentes no han podido estimar cuántos más se han retirado este año. La ONG de promoción y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia Cecodap alertó en abril que con el modelo de educación a distancia “existen riesgos de generar exclusión y desigualdades en el proceso educativo”.

Pernalete teme que si los estudiantes no cuentan con refuerzos pedagógicos desde que termine el año escolar a distancia en julio hasta enero “los pocos hábitos –de estudio- que tengan los van a perder”.

“¿Cómo se hace para no seguir abriendo la brecha de exclusión?”, se pregunta. “Si yo fuera autoridad mezclaría lo presencial con lo no presencial”, de manera que desde septiembre los alumnos pudieran asistir a sus instituciones.

Pernalete considera fundamental evaluar los resultados de las estrategias pedagógicas aplicadas en esta modalidad a distancia.

Avec busca mantener su Plan Vacacional

Sor Alicia Boscán, presidenta de la junta directiva de la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), coincidió con la profesora Pernalete en que es un peligro que los estudiantes se desmotiven.

Para mantener la continuidad del proceso pedagógico, Avec hace planes vacacionales durante el mes de agosto en sus comunidades educativas. Este año también están trabajando con equipos colegiados para explorar la posibilidad de mantener contacto con sus alumnos en vacaciones de alguna manera siguiendo las recomendaciones sanitarias

Boscán también habla de «un proceso mixto» en el que no se sacrifica la presencialidad, ya que «la relación de los niños con otros niños es fundamental» en los procesos de aprendizaje. Sin embargo, si el Ministerio de Educación como máxima autoridad encargada ordena reintegrarse de manera virtual, la Avec se seguirá esforzando por innovar en sus estrategias llegar todos los destinatarios de su misión educativa en 1900 instituciones.

«No descansaremos hasta que no demos lo mejor de nosotros mismos», dijo la directiva.

Colegios privados no cerrarán las puertas

El presidente de la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Privada (Andiep), Fausto Romeo, apuesta por una modalidad “semipresencial” a partir de septiembre en la que pequeños grupos de alumnos puedan asistir por turno a su plantel.

“Una modalidad 5×5, por ejemplo” dijo, haciendo referencia al esquema 7×7 del gobierno de Maduro, que dicta siete días de confinamiento estricto y siete días de “flexibilización”.

Sin embargo, considera que “todos los escenarios son válidos” cuando se trata de resguardar la vida de los estudiantes y la salud pública. Mientras tanto, “no se van a quedar cerradas las puertas” de las instituciones privadas.

Del mismo modo en que Andiep procuró que se llevara a cabo con éxito la modalidad a distancia equipando a los maestros que requirieran de herramientas tecnológicas, la red de educación privada está preparada para iniciar el siguiente año escolar en septiembre, así sea de manera virtual.

“La propuesta es empezar las clases para hacer una nivelación durante las primeras seis u ocho semanas del año escolar” para fortalecer las posibles carencias que han devenido de la modalidad a distancia.

Recordó que los colegios privados de bajo costo, que atienden a un sector económico más deprimido, “son más vulnerables” a la hora de educar de forma virtual. Sin embargo, estos también han optado por herramientas como la comunicación a través de Whatsapp.

Educación pública: hay que reforzar las capacidades

El Sindicato Venezolano de Maestros teme que, si el año escolar se retrasa hasta enero por la contingencia, los educadores no cuenten con tiempo suficiente para reforzar los temas educativos que se han enseñado con dificultad durante la cuarentena.

En Venezuela las brechas digitales impiden la educación online de 56% de los estudiantes y el programa televisivo que proyecta el Ministerio de Educación a través de ViveTV “deja mucho que desear”.

“Desde el año pasado pensamos que el estudiante no tenía las capacidades para pasar el año”, dijo Edgar Machado, secretario de Sinvema. El sindicato contabilizó que en el año escolar 2018-2019 los alumnos de la mañana perdieron 58 días y los de la tarde más de 40 días, de un total de 200.

“Sin embargo, el ministerio dio la instrucción de pasar a todos”, explicó Machado.

Le sorprendió escuchar la declaración del ministro chavista en el programa televisivo del martes, puesto que asegura que las federaciones de educadores públicos no se han podido comunicar con su patrón.

Este año la pandemia provocó la suspensión de clases presenciales antes de que iniciara el tercer momento del proceso educativo. Durante la cuarentena, alumnos y docentes han experimentado interrupciones eléctricas y problemas de conectividad.

Además, Machado aseguró que con el salario de un docente que oscila entre 800 mil bolívares y dos millones de bolívares mensualmente muchos maestros no pueden comprar aparatos tecnológicos, en caso de no tenerlos.

¿Un viejo propósito de Istúriz?

Istúriz había propuesto iniciar el período escolar el primer mes del año desde que era ministro de Educación en el segundo gobierno de Hugo Chávez. Así lo recordó en el programa de Maduro Guerra.

Sin embargo, el calendario escolar, que se inicia en septiembre y culmina en julio, está establecido en el reglamento general de la Ley Orgánica de Educación y se ha reiterado por medio de todos los contratos colectivos con las federaciones docentes.

Por eso, cuando Efecto Cocuyo preguntó a Machado qué implicaciones positivas o negativas tendría retrasar el año escolar contestó: “habría que cambiar la Ley de Educación”.

Los tres docentes entrevistados insistieron que cuando se trata de planificación escolar no hay lugar para la improvisación.

“Tenemos que sentarnos a discutir la situación en pro de beneficiar a los estudiantes, que son los más perjudicados”, concluyó Machado.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO