«Invertí mis ahorros aquí y lo perdí todo», dice comerciante tras incendio en Quinta Crespo

LA HUMANIDAD · 1 AGOSTO, 2022 22:25

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

Foto por Mairet Chourio | @mairetchourio

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Durante la tarde de este 1° de agosto, los comerciantes del Mercado de los Corotos de Quinta Crespo contemplaban con resignación el edificio quemado. Eran decenas de hombres y mujeres abrumados los reunidos en una acera al final de la avenida Baralt, en el centro de Caracas. Algunos bebían café en vasos plásticos y charlaban sobre los bienes que perdieron en tan solo seis horas. 

Un incendio consumió el popular mercado de cuatro pisos, durante la madrugada del domingo 31 de julio. Ropa, juguetes, cortinas, electrodomésticos, muebles y otros objetos se calcinaron en los 360 minutos aproximados que duró el fuego, que fue controlado cerca de las 6:00 a. m del domingo; se necesitaron poco más de 150 bomberos y 130 mil litros de agua para ello, informó la División de Voluntarios de los Bomberos de Caracas. 

Aunque no hubo heridos, por lo menos 268 personas y 310 puestos resultaron afectados, según declaraciones de la alcaldesa del municipio Libertador de Caracas, Carmen Meléndez. Para el mediodía de este lunes, el cuerpo de bomberos todavía no entregaba un informe oficial sobre las causas del siniestro. 

«Yo trabajé por diez años con el Colegio de Médicos; invertí los ahorros de ese trabajo aquí, en pura mercancía y ahora lo perdí todo», expresó Aura Bracho, comerciante desde hace 15 años. 

Nora Blanco, una de las fundadoras del mercado, señaló a Efecto Cocuyo que 400 familias se ven perjudicadas por el incidente. Aseguró que ella invirtió más de 10 mil dólares en su puesto de electrónica, pero las llamas consumieron todo lo que planeaba vender este año. 

«Es una situación deprimente. Estamos en un barco en la deriva. Yo me encargo de una persona mayor, mi mamá, y esta es mi única fuente de ingreso desde hace 22 años», dijo Blanco, de 49 años de edad. 

Al caer la tarde del 1 de agosto, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) vigilaban los alrededores del edificio Galerías Quinta Crespo, lleno de hollín. Los transeúntes se detenían a mirar la escena apenas unos segundos antes de continuar su paso. El olor a quemado aún flotaba en el aire. 

Las promesas de la Alcaldía

Desde monedas y porcelanas de otras épocas hasta electrodomésticos usados, eran miles los objetos curiosos o útiles que podían encontrarse en el Mercado de los Corotos, reseñado como un espacio a veces surrealista, por la cantidad de cosas singulares que ofrecía a los caraqueños. 

Aunque el Mercado de Quinta Crespo fue inaugurado alrededor de la década de los 50, durante el gobierno de Marco Pérez Jiménez, el llamado Mercado de los Corotos abrió al frente hace apenas 22 años, por iniciativa de un grupo pequeño de vendedores. Ahora lo que queda es una edificación de paredes negras y aspecto inestable, donde solo un banco se mantiene en pie en la planta baja que da hacia la calle.

«Los que estábamos en mezzanina y piso uno lo perdimos todo. Nos quedamos en la calle. El incendio fue total», dijo Víctor González, comerciante desde hace 18 años. Explicó que Meléndez prometió que el Estado les prestaría ayuda a los afectados. 

En declaraciones a los medios el 31 de julio, la alcaldesa indicó que las acciones a tomar dependerán en parte de las investigaciones realizadas por el Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital. En caso de que el lugar sea todavía habitable, se realizaran los respectivos trabajos de rehabilitación, comentó. Hasta ahora, el espacio que menos sufrió daño fue la planta baja, arrojaron los reportes preliminares. 

Por otro lado, si la estructura se encuentra muy debilitada, la Alcaldía estudia reubicar a los comerciantes en otro punto que todavía no se ha definido, expresaron los vendedores. 

«Nos dijeron que hoy iban a hacer la inspección en la mañana. La gente de la alcaldía venía entre las 9 y las 10 de la mañana. A las 11 nos dijeron que lo movieron para el mediodía, pero ya van a ser las 2 de la tarde y nadie viene», dijo Lucy Gutiérrez, comerciante de herramientas. 

Sin trabajo

Los comerciantes decidieron organizarse para acudir durante el día al Mercado de los Corotos, a la espera del informe de los bomberos. En la noche, un grupo permanece vigilando el lugar. 

«Vamos a unirnos todos para resguardar. Mucha gente aquí se quedó sin trabajo, sin nada», dijo Magda Villegas, quien aguarda por los reportes de su puesto, que estaba en planta baja.

Los comerciantes solicitaron respuestas inmediatas al Estado. Por ahora, a ninguno se les deja ingresar en el Mercado. Solo unos pocos tienen esperanzas de que algo allí dentro haya podido salvarse.

«Pedimos que el gobiernos no nos olvide», apuntó Villegas. 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2022

«Invertí mis ahorros aquí y lo perdí todo», dice comerciante tras incendio en Quinta Crespo

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara
Foto por Mairet Chourio | @mairetchourio

Durante la tarde de este 1° de agosto, los comerciantes del Mercado de los Corotos de Quinta Crespo contemplaban con resignación el edificio quemado. Eran decenas de hombres y mujeres abrumados los reunidos en una acera al final de la avenida Baralt, en el centro de Caracas. Algunos bebían café en vasos plásticos y charlaban sobre los bienes que perdieron en tan solo seis horas. 

Un incendio consumió el popular mercado de cuatro pisos, durante la madrugada del domingo 31 de julio. Ropa, juguetes, cortinas, electrodomésticos, muebles y otros objetos se calcinaron en los 360 minutos aproximados que duró el fuego, que fue controlado cerca de las 6:00 a. m del domingo; se necesitaron poco más de 150 bomberos y 130 mil litros de agua para ello, informó la División de Voluntarios de los Bomberos de Caracas. 

Aunque no hubo heridos, por lo menos 268 personas y 310 puestos resultaron afectados, según declaraciones de la alcaldesa del municipio Libertador de Caracas, Carmen Meléndez. Para el mediodía de este lunes, el cuerpo de bomberos todavía no entregaba un informe oficial sobre las causas del siniestro. 

«Yo trabajé por diez años con el Colegio de Médicos; invertí los ahorros de ese trabajo aquí, en pura mercancía y ahora lo perdí todo», expresó Aura Bracho, comerciante desde hace 15 años. 

Nora Blanco, una de las fundadoras del mercado, señaló a Efecto Cocuyo que 400 familias se ven perjudicadas por el incidente. Aseguró que ella invirtió más de 10 mil dólares en su puesto de electrónica, pero las llamas consumieron todo lo que planeaba vender este año. 

«Es una situación deprimente. Estamos en un barco en la deriva. Yo me encargo de una persona mayor, mi mamá, y esta es mi única fuente de ingreso desde hace 22 años», dijo Blanco, de 49 años de edad. 

Al caer la tarde del 1 de agosto, funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) vigilaban los alrededores del edificio Galerías Quinta Crespo, lleno de hollín. Los transeúntes se detenían a mirar la escena apenas unos segundos antes de continuar su paso. El olor a quemado aún flotaba en el aire. 

Las promesas de la Alcaldía

Desde monedas y porcelanas de otras épocas hasta electrodomésticos usados, eran miles los objetos curiosos o útiles que podían encontrarse en el Mercado de los Corotos, reseñado como un espacio a veces surrealista, por la cantidad de cosas singulares que ofrecía a los caraqueños. 

Aunque el Mercado de Quinta Crespo fue inaugurado alrededor de la década de los 50, durante el gobierno de Marco Pérez Jiménez, el llamado Mercado de los Corotos abrió al frente hace apenas 22 años, por iniciativa de un grupo pequeño de vendedores. Ahora lo que queda es una edificación de paredes negras y aspecto inestable, donde solo un banco se mantiene en pie en la planta baja que da hacia la calle.

«Los que estábamos en mezzanina y piso uno lo perdimos todo. Nos quedamos en la calle. El incendio fue total», dijo Víctor González, comerciante desde hace 18 años. Explicó que Meléndez prometió que el Estado les prestaría ayuda a los afectados. 

En declaraciones a los medios el 31 de julio, la alcaldesa indicó que las acciones a tomar dependerán en parte de las investigaciones realizadas por el Cuerpo de Bomberos del Distrito Capital. En caso de que el lugar sea todavía habitable, se realizaran los respectivos trabajos de rehabilitación, comentó. Hasta ahora, el espacio que menos sufrió daño fue la planta baja, arrojaron los reportes preliminares. 

Por otro lado, si la estructura se encuentra muy debilitada, la Alcaldía estudia reubicar a los comerciantes en otro punto que todavía no se ha definido, expresaron los vendedores. 

«Nos dijeron que hoy iban a hacer la inspección en la mañana. La gente de la alcaldía venía entre las 9 y las 10 de la mañana. A las 11 nos dijeron que lo movieron para el mediodía, pero ya van a ser las 2 de la tarde y nadie viene», dijo Lucy Gutiérrez, comerciante de herramientas. 

Sin trabajo

Los comerciantes decidieron organizarse para acudir durante el día al Mercado de los Corotos, a la espera del informe de los bomberos. En la noche, un grupo permanece vigilando el lugar. 

«Vamos a unirnos todos para resguardar. Mucha gente aquí se quedó sin trabajo, sin nada», dijo Magda Villegas, quien aguarda por los reportes de su puesto, que estaba en planta baja.

Los comerciantes solicitaron respuestas inmediatas al Estado. Por ahora, a ninguno se les deja ingresar en el Mercado. Solo unos pocos tienen esperanzas de que algo allí dentro haya podido salvarse.

«Pedimos que el gobiernos no nos olvide», apuntó Villegas. 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

2

QUÉ CHIMBO