Cepaz sobre informe de la relatora: No se puede justificar la crisis con las sanciones

LA HUMANIDAD · 13 FEBRERO, 2021 14:22

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Centro de Justicia y Paz (Cepaz) dijo sobre el informe preliminar de la relatora especial de Naciones Unidas, quien consideró que las sanciones han tenido un efecto devastador en el país, que la emergencia humanitaria compleja existe al menos desde 2014, mucho antes de las primeras sanciones que iniciaron en 2017. Por tanto, no se puede justificar la crisis existente con las restricciones.

“Es necesario destacar que la emergencia humanitaria compleja ha existido al menos desde el año 2014. Cuando comienza a intensificarse la crisis económica y social en el país. Mientras que las primeras sanciones a sectores financieros y económicos comenzaron en el año 2017. Por lo que de ninguna manera se puede justificar la crisis económica, política, social y humanitaria que atraviesa el país con las sanciones impuestas”, indicó Cepaz en un comunicado difundido este viernes, 12 de febrero.

El pasado viernes, la relatora especial de la ONU Alena Douhan dio a conocer el informe preliminar sobre el impacto de las sanciones económicas a Venezuela. Concluyó que las medidas emitidas por Estados Unidos a las industrias del petróleo, oro y minería, así como el bloqueo económico a Venezuela y el congelamiento de los activos del Banco Central “han exacerbado las calamidades económicas y humanitarias, lo cual ha tenido un efecto devastador en toda la población venezolana”.

El contenido del informe fue rechazado por el Gobierno Interino presidido por Juan Guaidó, que consideró que el documento tiene “imprecisiones” y no menciona temas como la corrupción, violencia política y más.

Sobre la invitación a la Relatora Especial, Cepaz advirtió que se hace “pretendiendo aparentar” una voluntad de cooperación con la ONU y que buscar intentar eludir responsabilidades.

Origen interno


Cepaz señaló que los Estados que han emitido restricciones a Venezuela han establecido excepciones que incluyen operaciones comerciales y humanitarias. Por esta razón, la organización considera que la crisis tiene un “origen interno y fundamentalmente político”. El desmantelamiento de las instituciones democráticas y del Estado de Derecho y las malas decisiones convirtieron a los venezolanos en una población vulnerable.

La Organización reconoció que las sanciones son acciones de varios Estados en respuesta a las violaciones de derechos humanos y crímenes internacionales que han ocurrido en contra de la población. Sin embargo, las medidas no han tenido el efecto esperado, es decir, aminorar la crisis. Las sanciones sectoriales sí han tenido consecuencias en la reducción de la oferta de bienes y servicios, aunque en menor medida.

Cepaz distinguió que la Relatora reconociera la existencia de una emergencia humanitaria, aunque no se refiriera a sus causas directas; que las sanciones unilaterales no cumplen con los estándares internacionales y mostrara su preocupación por los patrones de persecución.

También aplaudió el llamado a la gestión de Nicolás Maduro a implementar acuerdos que fortalezcan la presencia de la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, en el país y faciliten las visitas para otros Procedimientos Especiales.

Preocupaciones


La ONG defensora de los derechos humanos manifestó su preocupación por el lenguaje “poco contundente” utilizado en las conclusiones preliminares y las limitaciones en su discurso. Añadió que espera que los Estados revisen la afectación de las sanciones y si los objetivos se han logrado a través de ellas.

“Esta visita debe servir para debatir y comprender a nivel internacional las causas reales de la crisis que atraviesa Venezuela, derrumbando el discurso que atañe esta situación a “bloqueos” o “injerencias” externas”, dijo Cepaz.

Añadió que es importante hacer un llamado a la cooperación real de la gestión de Maduro con los organismos internacionales de derechos humanos, lo que implica que la invitación se extienda a los demás procedimientos de la ONU.