Cecodap alerta: Escalada del riesgo suicida requiere acciones urgentes

LA HUMANIDAD · 4 MAYO, 2021 20:40

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

Foto por Unicef Venezuela

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La salud mental debe ser una prioridad dentro y fuera de la pandemia. Las alteraciones del estado de ánimo, que encierra cuadros de ansiedad y depresión (por tanto, todo lo que está «en el paragua» del riesgo suicida), en niños, niñas y adolescentes (NNA) durante la pandemia requieren acciones urgentes, según consideró la organización defensora de los derechos de la niñez y adolescencia, Cecodap.

Durante la presentación del informe Somos Noticia capítulo salud mental en el 2020 y el primer trimestre del 2021, el coordinador adjunto de Cecodap, Abel Saraib,a indicó que este es el motivo de consulta que más se repitió en el 2020. Abarca el 39% del total de los casos, una diferencia importante con respecto al 22% que mostraron las estadísticas del año 2019.

Le siguen el conflicto familiar y el comportamientos disruptivo en el hogar, que representan 14% cada uno; violencia (12%), migración (6%) y más.

Salud mental urgente

Según comentó Saraiba este martes 4 de mayo, entre enero y diciembre del año 2020 el Servicio de Atención Psicológica (SAP) atendió 3.519 personas, de las cuales 66% son NNA y 34% padres, madres, abuelos o cuidadores. Un tercio de las solicitudes fueron realizadas por los propios pacientes, en su mayoría adolescentes.


Parte importante de las personas que recibió el servicio, 57%, son del género femenino, mientras que 43% son del género masculino. Saraiba consideró que este último número es un dato importante tomando en cuenta que los «hombres suelen ser más reacios a la búsqueda de ayuda».

Las circunstancias generadas por la pandemia del COVID-19 hicieron que este servicio cambiara las condiciones tradicionales de atención. De la consulta presencial pasaron a las videollamadas, llamadas, mensaje de WhatsApp y mensajes de texto, plataformas que permitieron desarrollar un esquema de atención para los 365 días del año. Gracias a la asistencia remota, Cecodap pudo brindar apoyo en los 23 estados del país.

En el año 2020 hubo un repunte importante de las solicitudes a partir del mes de marzo. Luego se presentó un descenso en diciembre, sin embargo el número de solicitudes no retrocedió al número registrado en marzo. Para dimensionar este incremento, Saraiba comentó que el cumplimiento de las metas del servicio sobrepasó 435%; un empuje que se generó por la demanda en la pandemia.

Riesgo suicida

Dentro de las alteraciones del estado de ánimo, la más frecuente es la depresión con episodios únicos o recurrentes y la ansiedad, que se puede traducir en ataques de pánico, fobias específicas, mutismo selectivo y otros trastornos. Ambas representan el 35% de las afectaciones.

Si se escudriñan más los datos, se muestra una realidad que requiere atención urgente. De los casos de depresión, 21,24% presentan ideación o riesgo suicida.

Saraiba explicó que algunos pacientes presentan una ideación no estructurada, es decir, que piensan que desean acabar con su vida pero no han identificado los medios, mientras que otros mostraron una ideación estructurada, que implica planes más concretos.

«No significa que todos los casos que presenten lo van a hacer, pero sí es un riesgo», aclaró. Señaló que la atención oportuna reduce la incidencia, según han podido evidenciar a partir de la experiencia del propio servicio.

Casos de violencia

Al menos un tercio de los pacientes que acudieron al servicio por casos de violencia, sufrieron violencia sexual. Saraiba explicó que si bien la organización no tenía el foco en este tipo de violencia (porque ya existen otras instituciones que la abordan), siguen recibiendo estos casos y descubriendo situaciones de violencia que se mencionan durante la terapia. La mayoría de las personas afectadas son del género femenino.

«El hecho de que la escuela esté cerrada representa una gran amenaza para la salud mental de niños. Dado que es un espacio general de protección», comentó Saraiba. Con los colegios cerrados, el acoso escolar también se mudó. El coordinador adjunto de Cecodap explicó que la pandemia activó las dinámicas de ciberacoso, que suelen ser desconocidas por padres y cuidadores y producen ansiedad en los pequeños.

Si bien muchas familias acuden al servicio por razones no relacionadas con la violencia, en la terapia se descubrió que los castigos violentos continúan siendo una práctica recurrente en la crianza: 18% de los niños, niñas y adolescentes son víctimas de castigos humillantes y 23% de los que sufren alteraciones del estado de ánimo también han recibido castigos físicos.

Saraiba advirtió que aplicar este tipo de sanciones puede representar un factor de riesgo en el abuso sexual, dada esa idea de «te pego por tu bien». Por esta razón se deben generar otras estrategias de crianza. Cecodap ofrece guías sobre el tema.

Panorama difícil para el 2021

Aún con las fronteras cerradas, los riesgos de pandemia y el acceso limitado a documentos de identidad, la diáspora continúa aunque en menor proporción. La migración continúa como uno de los motivos más recurrentes de consulta que recibe Cecodap.

Este 2021, la organización continúa con el esquema de atención a distancia. Hasta el mes de marzo han recibido 322 solicitudes, la mayoría del género femenino.

La salud mental de los niños, niñas y adolescentes se sigue agravando: las alteraciones del estado de ánimo aún tiene el mayor peso de las consultas, aumentaron de 39% a 48%, de los cuales 25,93% presentan riesgo suicida; los comportamientos disruptivos representan 11% de los casos y la ideación suicida también incrementó. Incrementó el uso del castigo físico y humillante