Aula Magna de la UCV fue escenario de la "Declaración de febrero" - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 12 FEBRERO, 2015 19:46

Aula Magna de la UCV fue escenario de la “Declaración de febrero”

Texto por Jorge Agobian @jorgeagobian

Ver más de

Jorge Agobian @jorgeagobian

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Jorge Agobian / @jorgeagobian

Fotos: José García

A las 12:00 m de este jueves 12 de febrero dio inicio el evento convocado por el presidente de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad Central de Venezuela, Hasler Iglesias,  denominado la “Declaración de febrero” para conmemorar el Día de la Juventud y los hechos violentos que signaron el 12F de 2014 y y que generaron, a lo largo de cuatro meses,  la muerte de 43 víctimas, entre ellas Bassil Dacosta, Juan Montoya y Robert Redman, los primeros caídos ese día en Caracas.

El aula magna de la UCV, con capacidad máxima de 1.720 personas en seis hileras con 286 butacas cada una, recibió alrededor de 700 invitados, entre estudiantes, profesores y periodistas (sentados en las tres secciones centrales del auditorio). Jóvenes de la Universidad Metropolitana, Monteávila (UMA), Simón Bolívar (USB), Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Universidad Alejandro de Humboldt y UCV, esperaron el inicio de las ponencias en las que se darían a conocer los doce lineamientos del movimiento estudiantil de cara al “plan de acción 2015”.

IMG-20150212-WA0058

A esa hora, una fracción del movimiento estudiantil convocada por Sairam Rivas, secretaria de Asuntos Internacionales de la FCU junto a otros miembros del comité, se encontraba en la avenida Los Ilustres. Al otro extremo de la UCV, concentrados en Plaza Venezuela, simpatizantes del gobierno bailaban al ritmo de tambores y comenzaban a marchar para conmemorar, como cada año, el 12F.

Carlos Carrasco, consejero universitario de la UCAB, fue el primero en ubicarse detrás del podio. Pidió un minuto de silencio, que duró solo 30 segundos, en honor a la memoria de Dacosta y Redman. Exhortó a cesar la intolerancia. “No solo debemos recordarlos a ellos, sino a todas las personas que han muerto por no tolerarse”. Concluyó su breve intervención diciendo: “el objetivo es uno y es el país”.

Las siguientes intervenciones, de otros once representantes estudiantiles de diferentes casas de estudio, expusieron lo que serán los lineamientos que el movimiento estudiantil seguirá: la construcción de un movimiento que vaya de las aulas a las comunidades, la exigencia de justicia a los 43 caídos en las protestas de 2014 y la liberación de los 68 ciudadanos presos hasta ahora, la no criminalización de las protestas y la humanización de las cárcerles.

Asimismo se plantearon otras acciones como la creación y puesta en marcha de una campaña contra la censura en los medios de comunicación y la motivación a participar en las venideras elecciones parlamentarias.

En el acto estuvieron presentes los periodistas Melanio Escobar y Tamoa Calzadilla, quien mostró un video en el que identificó a los involucrados en los asesinatos de Dacosta y Redman. Al finalizar la presentación, un grito de un joven resonó en el Aula Magna y los asistentes se unieron para corear: “Bassil, hermano, tu muerte no fue en vano”.

En el tema académico, Lustay Franco, secretaria adjunta de Revindicaciones de la FCU, indicó que impulsarán la modernización de las universidades y exigirán el respeto de la autonomía universitaria. “Como movimiento estudiantil tenemos que replantearnos para no repetir lo que hicimos en 2014, estábamos desorganizados”, expresó Franco.

Los presidentes de las federaciones de centros de estudiantes de la USB, Alfredo Graffe, y de la UCV, Hasler Iglesias, expresaron que “el país decidió cambiar” y que el movimiento de estudiantes está claro en los lineamientos que los llevará a tomar acciones este 2015.

“El 2014 nos enseñó a cambiar y a darnos cuenta. No podemos esperar cambios si hacemos lo mismo, pero somos jóvenes que nos estamos organizando y nos estamos atreviendo”, dijo Graffe.

“Lo vamos a lograr”, afirmó para concluir la actividad Hasler, rodeado del resto de los dirigentes. A la 1:11 pm el público entonó el Himno Nacional y a la 1:17 se retiraban del auditorio. El palo de agua que caía los detuvo durante más de 40 minutos.