Acnudh sobre caso Güiria: Pedimos a los gobiernos que detengan las devoluciones en el mar

LA HUMANIDAD · 15 DICIEMBRE, 2020 19:22

Ver más de

Félix Azuaje | @azuajefelix


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) instó a los gobiernos de Venezuela y Trinidad y Tobago a que coordinen todas las acciones para respetar, proteger y salvaguardar la vida de migrantes y refugiados.

La portavoz de la Acnudh, Martha Hurtado, envió un comunicado sobre la situación de Venezuela y Trinidad luego del naufragio en las costas de Güiria, donde perdieron la vida 21 venezolanos que intentaban llegar a la isla caribeña después de haber zarpado desde esa población del estado Sucre el pasado 6 de diciembre.

Defensores de derechos humanos protestan frente a la embajada de Trinidad y Tobago este #15Dic

“Instamos a las autoridades venezolanas y de Trinidad y Tobago a coordinarse y cooperar para proteger la vida y la seguridad de los migrantes y refugiados, incluso mediante operaciones de búsqueda y rescate efectivas en el mar e investigando de manera rápida, efectiva, exhaustiva y transparente este trágico incidente. También es extremadamente importante que los dos Gobiernos se coordinen y cooperen con respecto a las rutas migratorias seguras”.

La Acnudh se hace eco de los pronunciamientos de Acnur (Agencia de la ONU para los Refugiados) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), para que se tomen acciones enérgicas ante las mafias que estarían operando desde Güiria y hacia Trinidad traficando con personas.

Güiria la mayor pérdida de refugiados

Para la oficina encabezada por la chilena Michelle Bachelet lo ocurrido en Güiria representa una “una de las mayores pérdidas de vidas que involucran a refugiados y migrantes venezolanos que intentan cruzar el mar hacia Trinidad y Tobago, que en su punto más estrecho se encuentra a solo 15 km de Venezuela”.

Respetar la no devolución

Acnudh recordó que después del caso de los 16 niños que fueron devueltos de Trinidad a Venezuela, la organización se pronunció al respecto y desde ese momento solicitó que se respeten los derechos fundamentales y no se permita la devolución de migrantes y refugiados en el mar.

“Una vez más pedimos a los gobiernos que detengan las devoluciones en el mar, en violación del principio de no devolución y la prohibición de las expulsiones colectivas y suspendan todos los retornos forzosos en medio de la pandemia de COVID-19 para salvaguardar la salud de los migrantes y las comunidades. Alentamos a los gobiernos a que, en cambio, proporcionen vías seguras y legales para que los migrantes regularicen su estado y eviten el riesgo de deportación“.

“Las vías de admisión y estadía deben ser consistentes con el derecho internacional de los derechos humanos y las consideraciones humanitarias e incluir el acceso al debido proceso y las garantías procesales”.