En Washington DC se prendió la gozadera cuando CNN lo confirmó: Biden presidente

INTERNACIONALES · 7 NOVIEMBRE, 2020 22:58

Ver más de

Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes


¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La gente se reunió frente a la Casa Blanca para celebrarCuatro días después, a las 11: 25 am,  aproximadamente,  acabó   la tensa noche electoral,  que empezó el martes 3 de noviembre, y se prendió  la  gozadera en Washington DC. 

Cuando CNN informó que de acuerdo con sus proyecciones, basadas en conteos oficiales, ya era imposible para Donald Trump alcanzar a Joe Biden y  se  declaraba así que el veterano demócrata se convertiría en el 46  presidente de los Estados Unidos,  enseguida sonaron bocinas, hubo aplausos, también sonaron cacerolas. 

Pero no solo celebran esa victoria. También aplauden que  la senadora  Kamala Harris se convierte en la primera mujer en llegar a la vicepresidencia de este país.  

 Muchos  se prepararon  para hacer picnics en parques y brindar porque este 7 de noviembre terminó el día de la marmota, como algunos llamaron las más de 72 horas de espera,  en alusión a una cinta  protagonizada por Bill Murray, que en español fue titulada Hechizo en el tiempo, y que narra las peripecias de un hombre que cada día repite el último día de su vida hasta que logra salir de ese loop.

Más precavidas que nunca, las televisoras estadounidenses se apegaron a la espera y desde el miércoles la marca no pasaba de 253 colegios para Biden, y 214 para Trump, mientras el mundo entero veía como los sufragios de Arizona, Nevada, Pensilvania y Georgia se iban tornando en azul. 

Los habitantes de esta ciudad capital federal salieron a festejar. Con nuevos cierres de la vía se dirigieron a las calles aledañas a la Casa Blanca. Cientos caminaron por las avenidas y calles, se congregaron nuevamente en el bulevar Black Lives Matter y en la plaza Mc Pherson. Durante días hubo gente en estos sitios, pero en tono de reclamo, esta vez era la celebración. 

Músicos callejeros pusieron a muchos a tararear y a bailar. La temperatura de este día de otoño llegó a unos 25 grados celsius, la más alta de la última semana. Era un día radiante y bullicioso.

La alegría

Unas chicas que iban camino al bulevar llevaban encendida su amplificador y por donde pasaban animaban a la gente con Dancing Queen, de Abba; en esa misma ruta otra chica lucía su franela  ( polera, t-shirt) que decía “Eres un pendejo, Donald”.

Cuando le pregunté si sabía el significado de pendejo, me respondió sonriente, en español, con acento en inglés: Claro que sí. 

"Donald eres un pendejo"

Mientras nos acercábamos a las afueras de la bloqueada Casa Blanca se iban sumando cientos de personas, con banderas arcoiris, algunas pancartas y a menudo se detenían e iban tras los músicos callejeros que reproducían canciones de Whitney Houston o Kool and the gang.

En la plaza Mc Pherson decenas se reunieron para hacer picnics, otros se aglomeraban en el bulevar Black Lives Matter. Mientras que en la calle H, en todo el frente de la plaza Lafayatte, lo más cerca que los manifestantes pueden llegar a la casa del pueblo por estos días, subían el esperado estandarte: You are fired. La célebre frase que usaba Trump en su reality show The Apprentice ( El aprendiz).

El play list

La música de esta fiesta la pusieron músicos callejeros. En cada cuadra reproducian  una pieza distinta. Desde Dancing Queen ( Abba)  Stand by me,  Celebration. No faltaron los mariachis, en vivo, que cantaron El Rey y La Bamba. 

 Mientras caía la noche muchos volvían a casa, otros paseaban por la ciudad, cuyas calles una vez fueron cerradas. En una plaza frente a una estatua ecuestre alguien dejó un afiche que decía When we count, Democracy Win. Un juego de palabras que puede ser leído así:  Cuando contamos ( pueden ser lo votos o que las personas importan), la democracia gana. 

 

INTERNACIONALES · 16 AGOSTO, 2022

En Washington DC se prendió la gozadera cuando CNN lo confirmó: Biden presidente

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

La gente se reunió frente a la Casa Blanca para celebrarCuatro días después, a las 11: 25 am,  aproximadamente,  acabó   la tensa noche electoral,  que empezó el martes 3 de noviembre, y se prendió  la  gozadera en Washington DC. 

Cuando CNN informó que de acuerdo con sus proyecciones, basadas en conteos oficiales, ya era imposible para Donald Trump alcanzar a Joe Biden y  se  declaraba así que el veterano demócrata se convertiría en el 46  presidente de los Estados Unidos,  enseguida sonaron bocinas, hubo aplausos, también sonaron cacerolas. 

Pero no solo celebran esa victoria. También aplauden que  la senadora  Kamala Harris se convierte en la primera mujer en llegar a la vicepresidencia de este país.  

 Muchos  se prepararon  para hacer picnics en parques y brindar porque este 7 de noviembre terminó el día de la marmota, como algunos llamaron las más de 72 horas de espera,  en alusión a una cinta  protagonizada por Bill Murray, que en español fue titulada Hechizo en el tiempo, y que narra las peripecias de un hombre que cada día repite el último día de su vida hasta que logra salir de ese loop.

Más precavidas que nunca, las televisoras estadounidenses se apegaron a la espera y desde el miércoles la marca no pasaba de 253 colegios para Biden, y 214 para Trump, mientras el mundo entero veía como los sufragios de Arizona, Nevada, Pensilvania y Georgia se iban tornando en azul. 

Los habitantes de esta ciudad capital federal salieron a festejar. Con nuevos cierres de la vía se dirigieron a las calles aledañas a la Casa Blanca. Cientos caminaron por las avenidas y calles, se congregaron nuevamente en el bulevar Black Lives Matter y en la plaza Mc Pherson. Durante días hubo gente en estos sitios, pero en tono de reclamo, esta vez era la celebración. 

Músicos callejeros pusieron a muchos a tararear y a bailar. La temperatura de este día de otoño llegó a unos 25 grados celsius, la más alta de la última semana. Era un día radiante y bullicioso.

La alegría

Unas chicas que iban camino al bulevar llevaban encendida su amplificador y por donde pasaban animaban a la gente con Dancing Queen, de Abba; en esa misma ruta otra chica lucía su franela  ( polera, t-shirt) que decía “Eres un pendejo, Donald”.

Cuando le pregunté si sabía el significado de pendejo, me respondió sonriente, en español, con acento en inglés: Claro que sí. 

"Donald eres un pendejo"

Mientras nos acercábamos a las afueras de la bloqueada Casa Blanca se iban sumando cientos de personas, con banderas arcoiris, algunas pancartas y a menudo se detenían e iban tras los músicos callejeros que reproducían canciones de Whitney Houston o Kool and the gang.

En la plaza Mc Pherson decenas se reunieron para hacer picnics, otros se aglomeraban en el bulevar Black Lives Matter. Mientras que en la calle H, en todo el frente de la plaza Lafayatte, lo más cerca que los manifestantes pueden llegar a la casa del pueblo por estos días, subían el esperado estandarte: You are fired. La célebre frase que usaba Trump en su reality show The Apprentice ( El aprendiz).

El play list

La música de esta fiesta la pusieron músicos callejeros. En cada cuadra reproducian  una pieza distinta. Desde Dancing Queen ( Abba)  Stand by me,  Celebration. No faltaron los mariachis, en vivo, que cantaron El Rey y La Bamba. 

 Mientras caía la noche muchos volvían a casa, otros paseaban por la ciudad, cuyas calles una vez fueron cerradas. En una plaza frente a una estatua ecuestre alguien dejó un afiche que decía When we count, Democracy Win. Un juego de palabras que puede ser leído así:  Cuando contamos ( pueden ser lo votos o que las personas importan), la democracia gana. 

 

¿Cómo valoras esta información?

6

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO