Mercado de valores toma impulso con primera emisión de títulos en divisas

ECONOMÍA · 22 NOVIEMBRE, 2020 11:15

Mercado de valores toma impulso con primera emisión de títulos en divisas hecha por Ron Santa Teresa

Texto por Alessandro Di Stasio

Ver más de

Alessandro Di Stasio

¿Cómo valoras esta información?

15
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un mercado incipiente que busca tomar un nuevo impulso con la primera emisión de bonos en divisas en más de dos décadas. La Superintendencia Nacional de Valores (Sunaval) autorizó a Ron Santa Teresa la venta de papeles comerciales por 300.000 dólares en el mercado de valores venezolano, según un comunicado publicado por la institución el pasado 20 de noviembre.

Se trata de un hito, a juicio de analistas consultados por Efecto Cocuyo, pues, con un nuevo marco jurídico y por primera vez desde la instauración del control cambiario, una compañía se endeudará en moneda extranjera a través del mercado de valores nacional.

Desde el mes de febrero se divisaba como una posibilidad. En esa fecha el Ejecutivo nacional anunció que permitiría la emisión de títulos denominados en divisas para permitir el financiamiento de las empresas en medio de un complejo contexto económico lleno de hiperinflación, devaluación y contracción del Producto Interno Bruto (PIB).

La autorización se hizo oficial en mayo, cuando las nuevas normas relativas a la Oferta Pública, Colocación y Negociación de Valores se publicaron en Gaceta Oficial. Pero no fue sino hasta finales de noviembre que aparece la primera emisión de deuda  por una empresa privada.

Preservar el ahorro

Los papeles ofertados por Ron Santa Teresa serán destinados a “optimizar y ampliar su proyecto de exportación de productos ron de Venezuela”, de acuerdo con la información suministrada por la Sunaval.

“Desde el punto de vista del empresario es una buena noticia saber que por lo menos va a poder contar con otras opciones en su mesa para intentar mantener operativo el negocio”, dijo José Miguel Farías, Gerente de Mercado de Más Valor Casa de Bolsa.

A partir de finales de 2017, con la llegada de la hiperinflación, las divisas ocupan un lugar cada vez más notable en las transacciones dentro del país. A tal punto que, según la firma Ecoanalítica, ya representan al menos dos tercios del total de operaciones de compra-venta en el país.

Y ese incremento en el uso de las monedas extranjeras, pasando por dólares, euros y hasta pesos colombianos, es el reflejo de la pérdida de valía del bolívar que lo llevó, incluso, a no cumplir con las cualidades del dinero: preservar el valor de los ahorros, fungir como medio de intercambio y como unidad de cuenta.

Una oportunidad para el sector privado

Se espera que esta dinámica abra escenarios para un sector privado urgido de financiamiento. Con bancos sin capacidad de otorgar créditos comerciales, el mercado de valores se perfila como esa nueva ventana. Y el incentivo luce mayor ahora con la autorización de las operaciones en divisas.

Sin embargo, no todas las empresas tendrán capacidad de participar en la emisión de bonos. Para ello, explica Andrés Guevara, deberán cumplir con ciertos requisitos. “Por una parte, generar flujo de caja en divisas que les dé capacidad de repago y, de manera oficial, lo que las autoridades han intentado promover que es que las empresas que emitan tengan capacidad exportadora”, dijo el profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (Iesa).

El nuevo esquema del mercado de valores tiene distinciones importantes con, por ejemplo, la adjudicación de créditos a través de los bancos. En este caso, asevera Guevara, “no es cuánto quieres y te dan, sino cuánto vas a poder pagar”. Al tratarse de ventas en divisas, solo las organizaciones con un flujo de cada consolidado serán quienes podrán endeudarse en dólares.

Con el cambio en las normas, además, los analistas estiman que los papeles comerciales recuperen su utilidad frente a una hiperinflación que superaba con creces los rendimientos de éstos en bolívares y, por lo tanto, no eran atractivos para el público.

“Una particularidad que pueden llegar a tener las emisiones en divisas es que, incluso equiparándose con la variación de la tasa de cambio que publica el Banco Central de Venezuela (BCV), te permitirá estar mucho más protegido desde el punto de vista del poder adquisitivo de tus ahorros cuando compras uno de esos títulos”, afirmó Farías.

El mercado espera la publicación del prospecto de Ron Santa Teresa, que permitiría conocer la periodicidad de los pagos y las tasas de interés que tendrá el cupón, agregó Farías.

¿Habrá suficiente demanda para la compra de títulos en divisas?

En una economía golpeada con siete de años de recesión, y con el poder adquisitivo de los habitantes muy deteriorado, uno de los retos para los ofertantes de papeles comerciales será conseguir compradores.

Mucho dependerá de los rendimientos que ofrezcan los títulos de bonos. “Hay gente con dólares dispuestos a comprar, sobre todo si los rendimientos de los papeles son buenos y atractivos de cara a la emisión en moneda extranjera”, señala Guevara, miembro también de Cedice Libertad.

En el contexto actual, tanto Farías como Guevara, amparándose en las estimaciones de Ecoanalítica, sostienen que circulan entre $2.000 millones y $3.000 millones en la economía venezolana. No obstante, de esa cantidad, la mayoría se encuentra en efectivo.

Con las sanciones internacionales, que han limitado la operatividad y conectividad del sistema financiero venezolano, otro reto para las emisiones en divisas dentro del mercado de valores nacional será conseguir mecanismos de pagos que permitan cubrir los altos montos en dólares sin depender de procedimientos internacionales.