IVA quincenal es un alivio tributario pírrico para las empresas

ECONOMÍA · 30 AGOSTO, 2020 09:05

IVA quincenal es un alivio tributario pírrico para las empresas

Texto por Margaret López | @Jamsg

Ver más de

Margaret López | @Jamsg

¿Cómo valoras esta información?

28
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Extender el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de una semana a una quincena fue la primera medida de flexibilización tributaria que recibieron las empresas venezolanas. Este IVA quincenal les otorga una semana más de tiempo a las empresas para preparar los papeles de la declaración de sus impuestos, pero no supone un mayor alivio económico ni tampoco un financiamiento importante.

“Tenemos que esperar lo que se publique en la Gaceta (Oficial), pero esto es una medida con un alivio pírrico para las empresas y es una medida insuficiente. Es algo más cosmético. Lo que más afecta a las empresas son los anticipos tanto del IVA como del Impuesto sobre la Renta (ISLR), eso es lo que, en realidad, afecta al flujo de caja de las empresas” explicó Camilo London, profesor de la materia tributaria de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) en Guayana, durante la entrevista para Efecto Cocuyo.

London habla del “Régimen temporal de pago de anticipo del Impuesto al Valor Agregado e Impuesto Sobre la Renta” que cumplirá dos años de vigencia el próximo 1° de septiembre. Este decreto emitido por la Asamblea Nacional Constituyente en 2018 creó un sistema en que las empresas calificadas como “contribuyentes especiales” tienen que cancelar un anticipo de 1% del ISLR y también otro anticipo del IVA a partir de las ventas hechas durante la semana anterior.

Este sistema tributario supone, por ejemplo, para una ferretería que ahora solo puede operar dos semanas al mes que está obligada a pagar impuestos incluso en aquellos días en que no realiza ninguna venta comercial y permanece cerrada por completo durante la llamada “cuarentena radical”.

“Si quisieran hacer un alivio tributario, entonces lo mejor sería eliminar o suspender todas las declaraciones anticipadas. Estos pagos del IVA y del ISLR pueden representar un peso de hasta 12 % del flujo de caja que tiene una empresa” detalló para Efecto Cocuyo, Mariela Llovera, quien es abogada y brinda desde Nayma Consultores asesoría empresarial en tópicos tributarios y de talento humano.

¿Cómo lograr un alivio tributario?  

Felipe Capozzolo, presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), calificó al nuevo IVA quincenal como una medida “un poco tardía” e “ineficiente”, en sus declaraciones a Unión Radio. Los comerciantes solicitaron, de hecho, que se volviera a un régimen de pago mensual del IVA que fue la pauta tributaria hasta septiembre del año 2018.

Para Camilo London y Mariela Llovera se requiere, incluso, una flexibilización tributaria que contemple mucho más. Ambos expertos tributarios coincidieron en que las empresas venezolanas necesitan un alivio con los pagos asociados al Impuesto a los Grandes Patrimonio y al Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras.

Una de las cargas más pesadas para cualquier empresa es ese impuesto financiero que supone un recargo de 2 % de sus gastos. El banco lo retiene de forma automática cada vez que se realiza un pago. No se ha planteado que hoy las empresas pagan sus gastos con mucho sacrificio por la merma de sus ventas” argumentó London.

Llovera, por su parte, puso el foco en el tributo de los grandes patrimonios que implica un pago por aquellas propiedades y equipos que las empresas ni siquiera utilizan ahora en medio de un período de paralización económica originada por la pandemia del COVID-19. “El elefante en la sala es el impuesto a los grandes patrimonios porque eso no va sobre el enriquecimiento sino contra la posición patrimonial, que son las cosas que una empresa tiene y además, no es deducible” apuntó la abogada.

Las medidas de alivio tributario están en las recetas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) para mitigar el impacto económico del nuevo coronavirus y fueron aplicadas incluso en otros países con gobiernos socialistas como Argentina o México. En Venezuela apenas se comienza a avanzar en ese camino con el IVA quincenal tras cinco meses de la primera declaratoria de cuarentena y paralización económica.