Hacer un mercado vale 18 veces más que al inicio de 2020 #MercadoGuaicaipuro 

ECONOMÍA · 31 DICIEMBRE, 2020 14:00

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

La hiperinflación acompañó el avance de la pandemia en Venezuela durante todo el 2020. Así lo evidencia el monitoreo de precios del mercado Guaicaipuro, realizado por Efecto Cocuyo desde hace cinco años. Según los datos recopilados, hacer un mercado en diciembre vale 18 veces más que al inicio del año.

El 16 de enero, adquirir todos los alimentos de la lista de compras de la familia Quiroz costaba 3 millones 913 mil bolívares, mientras que el pasado 17 de diciembre (fecha del último recorrido) el monto subió a 70 millones 770 mil bolívares, lo que implica un incremento del 1.709 %.

El precio de cada uno de los alimentos subió de forma desigual. El producto que aumentó más en todo el año fue la vainita criolla. Cuesta 46 veces más que al inicio del año. Pasó de 25.000 bolívares a 2.300.000 bolívares. Le sigue el pimentón con los 3.200.000 bolívares que vale un kilo este diciembre, en enero se podían comprar 40 kilos. Un kilo de céleri pasó de 80.000 bolívares a 2.500.000 bolívares, un incremento de 3.025 %.

De enero a diciembre, los kilos de pepino, berenjena y calabacín compartieron los mismos precios, por tanto registraron los mismos porcentajes de aumento. Un kilo de cada uno vale 25 veces más que en enero. El precio del kilo de repollo también está 25 veces más costoso: pasó de 28.000 bolívares a 700.000 bolívares.

Sin porcentajes pequeños

Por lo menos 22 kilos de cebolla se podían comprar con lo que vale un kilo en diciembre: 1.600.000 bolívares. Los precio del kilo de ají dulce y remolacha incrementaron más de 1.500 % desde enero. Un kilo del primero está en 1.300.000 bolívares y del segundo, 1.000.000 bolívares. En el último monitoreo del año, los kilos de zanahoria y papa costaban 750.000 bolívares, monto con el que se podían pagar ocho kilos de cada uno al inicio del año.

Las proteínas y la charcutería registraron aumentos más bajos que los vegetales, sin embargo continúan siendo importantes. El kilo de carne molida está 16 más costoso que en enero. Pasó de 248.000 bolívares a 3.980.000 bolívares. El kilo de pollo subió 1.352 % en casi un año. Hasta el último recorrido costaba 2.280.000 bolívares.

En la charcutería, con los 5.790.000 bolívares que en diciembre cuesta un kilo de queso tipo paisa, se podían pagar 15 kilos y medio en enero. En el caso del queso blando duro, se podrían comprar 14 kilos y medio en enero con los 3.890.000 bolívares que cuesta un kilo este diciembre.

Uno de los alimentos que subió más de la lista fue la piña. El precio aumentó 44 veces más desde principios de 2020. Le sigue el precio del kilo de guayaba, que incrementó 1.700% (18 veces más) y el kilo de cambur, cuyo valor se multiplicó por 13.

Solo hasta el mes de noviembre, la inflación acumulada llegó a 3.045,92%. Un repunte importante con respecto al mes de octubre, cuando alcanzó 1.798,57%. El rubro que presentó mayor inflación fue el de esparcimiento con 232,8 %, seguido de servicios de comunicación con 171,4 %, alquiler de vivienda 107,3 %, bienes y servicios diversos 103.7%, bebidas alcohólicas y tabaco 103,6%, restaurant y hoteles 100,3 % y equipamiento del hogar 96,6 %.