Gustavo Pulido: El mercado de valores no puede quedar rezagado, pues estaría condenado a desaparecer

ECONOMÍA · 23 NOVIEMBRE, 2020 11:29

Gustavo Pulido: El mercado de valores no puede quedar rezagado, pues estaría condenado a desaparecer

Texto por Alessandro Di Stasio | @Adistasiob

Ver más de

Alessandro Di Stasio | @Adistasiob

¿Cómo valoras esta información?

15
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Una ventana de oportunidad en medio de la recesión. El mercado de valores no ha quedado exento de la crisis económica que desde hace siete años sacude a Venezuela, pero con nuevas iniciativas busca mantenerse a flote frente a la hiperinflación y la constante devaluación de la moneda nacional.

Es una tarea que se ha fijado Gustavo Pulido, presidente de la Bolsa de Valores de Caracas, que desde mediados del año 2019 ha manifestado la necesidad de ampliar las transacciones dentro de la institución a una plataforma que permita el uso de diversas monedas.

Meses después, en febrero de 2020, el Ejecutivo nacional autorizaba el uso de divisas en la compra-venta de papeles comerciales en el mercado de valores venezolano como respuesta a la pérdida de valor del bolívar.

La decisión se hizo oficial en mayo, con la publicación de las nuevas normas relativas a la Oferta Pública, Colocación y Negociación de Valores en Gaceta Oficial, y se materializó apenas el pasado 20 de noviembre, con la primera emisión en las últimas dos décadas de bonos denominados en divisas hecho por una empresa privada, en este caso Ron Santa Teresa.

La expectativa ahora, luego de este primer hito, recae en la capacidad que tendrá el mercado de valores para poder captar la circulación de divisas que actualmente hay en el país para usarlos como financiamiento en el esquema bursátil.

Por lo pronto, Pulido considera que las nuevas normas adecúan las condiciones del mercado de valores venezolano a la situación económica del país. “El mercado no puede quedar rezagado, pues estaría condenado a desaparecer”, explicó en entrevista telefónica para Efecto Cocuyo.

En los últimos años el índice bursátil del mercado de valores ha permanecido por detrás de la devaluación y la hiperinflación. Eso ha generado que los títulos que allí se transan, como bonos y acciones, no produzcan rendimientos totalmente favorables a los inversionistas.

“Por eso hago énfasis en la necesidad de que en la bolsa se pueda negociar en un ambiente multimoneda. Vale decir, que las acciones emitidas y en circulación, se puedan negociar además de en moneda de curso legal,  en divisas, con lo cual se estaría dando mayor oportunidad de participación a inversionistas que mantienen ahorros en otras monedas distintas al bolívar”, aseguró Pulido.

La meta: rescatar al mercado de valores 

Los cambios a las normas adoptados por la Superintendencia Nacional de Valores (Sunaval) marcan un hito en la historia del país. Es la primera vez que se permite a las empresas venezolanas emitir en Venezuela títulos en divisas.

Si bien es un reconocimiento de las autoridades a la grave crisis económica del país y a la destrucción del poder adquisitivo del bolívar, también luce como una oportunidad de financiamiento para un sector privado que, incluso, ya no cuenta con suficientes créditos comerciales debido a la imposibilidad de los bancos para otorgarlos.

La devaluación de la moneda nacional se ha hecho tan recurrente que si una compañía decidiera endeudarse en bolívares a través del mercado de valores, el valor real del monto a conseguir sería tan bajo que ni siquiera cubriría los costos necesarios para su funcionamiento, dijo Pulido.

“Si (la empresa) tiene la opción legal de hacerlo (de emitir títulos) en divisas, recibe una moneda que no pierde valor en el tiempo y le permite la aplicación de los fondos al destino para el que fue realizada la oferta pública”, detalló.

Aún queda la duda de si la iniciativa será capaz de atraer suficiente inversión en divisas, pues, en un país donde cada día es más difícil producir y vender, los riesgos de impagos se acentúan.

Sin embargo, el presidente de la Bolsa de Caracas cree que “hay un mercado cautivo deseoso de invertir en empresas venezolanas que han esperado una oportunidad para canalizar sus ahorros en divisas en el país”.

“Por supuesto, en esta primera fase, habrá que liquidar únicamente en las cuentas en divisas en la banca nacional, pero después, estimo, se podrá hacer con la participación de la corresponsalía de la banca extranjera. Por ahora, veo difícil la llegada de inversión extranjera, mientras no se resuelva el tema de la repatriación de dividendos y otras ganancias”, concluyó Pulido.