¿Funcionarán las casas de cambio en las zonas económicas especiales?

ECONOMÍA · 29 OCTUBRE, 2017 22:10

Ver más de

Jorge Flores Riofrio|@FloresRiofrio


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Las casas de cambio dentro de las Zonas Económicas Especiales decretadas por el Gobierno nacional para los estados Táchira, Carabobo y Falcón, no tienen una legislación que las sustente ni pueden garantizar el libre acceso a las divisas, según señalan líderes gremiales y economistas, quienes advierten que la cesta de monedas planteada por el presidente Nicolás Maduro no funcionará.

Para la economista Sary Levy, las casas de cambio en sí mismas no pueden impulsar las Zonas Económicas Especiales puesto que hasta ahora no se ha planteado resolver el problema de disparidad entre el mercado oficial de divisas y lo que el venezolano está dispuesto a pagar.

Además no hay intenciones de reducir la diferencia entre los dos tipos de cambio oficiales (Dicom y Dipro), que causan la distorsión en la economía. “Se necesita unificar los dos tipos de cambio para empezar a resolver el problema”, explicó.

El Gobierno nacional aseguró que la implantación de las casas de cambio apoyará al Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom), el mismo que desde hace más de un mes no adjudica divisas.

La especialista explicó a Efecto Cocuyo que no se puede esperar que las zonas impulsen la economía nacional, porque el sistema propuesto por el Gobierno es centralizado y establece controles “exagerados”, que no permiten el desarrollo natural de los actores económicos.

“No se trata de políticas sino de modelos; en el caso de Venezuela es un modelo centralizado, como lo fue en China durante mucho tiempo, hasta que ese país cambió a uno descentralizado”, agregó, al hablar de las diferencias entre las zonas económicas nacionales con las desarrolladas en el país asiático.

En China, las zonas económicas especiales fueron precedidas por cambios estructurales en la economía a finales de la década de los años 70, cuando el presidente de entonces, Deng Xiaoping, promovió una visión económica con miras a los mercados extranjeros, por medio de políticas de libre mercado en dichas zonas, sin que ello significara mayores libertades políticas.

El Gobierno no puede garantizar divisas

El especialista en materia monetaria Arlán Narváez advirtió que la cesta de monedas no funcionará, porque el dólar es la moneda internacional por excelencia, mientras que la rupia, el rublo o el yuan, no son aceptadas en casi ningún país distinto al de su origen.

“Los países aceptan esa moneda por razones prácticas, así que pretender desafiar a Estados Unidos usando otra divisa es un pensamiento infantil”, expresó el también economista, quien recordó que el mayor socio comercial de Venezuela es la nación norteamericana. “Seguimos vendiéndoles petróleo”, agregó.

“Si se lograra que las transacciones internacionales para las Zonas Económicas Especiales fueran en monedas diferentes al dólar, el Gobierno Nacional tendría dificultades para garantizar las divisas a una tasa de cambio más acorde a la realidad porque las reservas internacionales son menores a su deuda, algo que saben los inversionistas y que los ahuyenta”, concluyó el experto.

Según el director de Econométrica, Henkel García, Venezuela para el 2018 deberá pagar entre 10 y 20 millardos de dólares, si el Ejecutivo Nacional no logra renegociar su deuda con China y Rusia.

Las reservas internacionales según el Banco Central de Venezuela (BCV), son de 10.212.000 millones de dólares.

La venta de petróleo representa el 90% de las exportaciones del país, aproximadamente 23 millardos de dólares anuales. “Venezuela tiene un déficit para pagar todos sus compromisos y para poder importar productos, de alrededor de 15 millardos de dólares”, indicó.

Para el economista, las casas de cambio en las  Zonas Económicas Especiales, de tener tasas de cambio acordes a la realidad venezolana, solo servirían para las transacciones de menudeo, porque las de grandes cantidades, las que necesitan los productores, no se cubren por medio de ellas. “Antes, esas transacciones se hacían por medio de los bancos. Así ocurre en todos los países”, explicó el especialista.

Tasas de cambio acordadas en Paraguaná   

En las reuniones sostenidas entre la Cámara de Comercio e Industrias de Paraguaná (Cacoinpar) y funcionarios del Gobierno nacional se plantearon las condiciones para las casas de cambio en esta península del estado Falcón (noroccidente) donde funciona una zona franca comercial. Sin embargo, las tasas con las que operarán aún no han sido determinadas, indicó el presidente de la cámara, Francisco Melián.

Explicó que al instalarse las casas de cambio quien vaya a adquirir divisas tendrá que hacerlo por medio de una tarjeta electrónica, en la que se le adjudicará una cantidad de moneda internacional de acuerdo con lo que pague en bolívares. Y en los establecimientos donde vaya a comprar, se le cobrará en la divisa que el comercio o el fabricante haya utilizado para adquirir el producto en el mercado internacional. “Se plantea que, si un productor trajo materiales de China, venda sus productos en yuanes”.

Según Melián, el sector empresarial quiere llegar a un acuerdo con el Gobierno nacional para que la tasa este adecuada al valor de la moneda en el mercado internacional. “La complicación está en la conversión: si no es a una tasa que permita obtener ganancias al productor, la zona no podrá desarrollarse. Si se importa un producto o materia prima en moneda extranjera y luego el Gobierno establece una tasa de conversión que no permite comprar la misma cantidad de divisas invertidas, el productor tendrá pérdidas y su negocio no será rentable”.

En Táchira se compran dólares con pesos colombianos

El presidente de la Cámara de Comercio e Industriales de Ureña, en el estado Táchira, Domingo Teres, explicó a Efecto Cocuyo que en la Zona Económica Especial de Ureña-San Antonio ya funcionan casas de cambio, en las que los compradores pueden adquirir hasta mil dólares si los pagan en pesos colombianos. Las divisas son adjudicadas también a una tarjeta electrónica, que puede ser recargada diariamente hasta alcanzar la cantidad señalada.

Con este sistema las personas pueden comprar productos en los establecimientos que tendrán un punto de venta especial dentro de la zona, igualmente con el mismo límite en dólares por usuario.

“Todavía no hay una normativa clara al respecto pero ya se está operando de esa manera dentro de la zona”, indicó Teres, quien considera que es necesario hacer del peso colombiano una moneda válida en todas transacciones que se realicen dentro del país.

“Transar en monedas distintas al dólar no funcionará”

Sobre la Zona Económica Especial de Morón-Puerto Cabello (Carabobo), que incluye el parque industrial de Valencia, el presidente de la cámara de comercio de la entidad, Carlos González, señaló que las casas de cambio no se han establecido y considera que la propuesta no resolverá los problemas de los comerciantes e industriales de la zona.

Transar en monedas distintas al dólar no funcionará, el 90% de las transacciones a nivel mundial se realiza con dólares”, aseveró y añadió que considera necesario suavizar los controles de cambio y de precio, para dinamizar la zona que se caracteriza por la producción industrial.

González explicó que los controles alejan la inversión privada, porque al no existir garantías, los productores no van a invertir. “Si no adquieres las divisas por medio de otras vías diferentes al Estado, que no da facilidades para adquirirlas, simplemente un negocio no puede ser rentable. Nadie invierte para obtener pérdidas; lo que se busca es tener ganancias y bajo las condiciones actuales, no se puede”.

 Lea también:

¿Como está la infraestructura en las “zonas económicas especiales”?