Acreedores pueden reclamar intereses vencidos hasta 2023, dice la AN

ECONOMÍA · 29 SEPTIEMBRE, 2020 19:27

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Dos poderes, dos visiones dispares. Para la Asamblea Nacional, ninguno de los acreedores de la deuda externa venezolana corre el riesgo de perder su derecho a reclamar sobre el capital y los intereses vencidos y no pagados antes del año 2023.

“Dado el plazo legal de prescripción de seis años bajo las leyes de Nueva York para reclamaciones por capital o intereses pendientes de pago, las autoridades no esperan que ninguna de estas reclamaciones corra el riesgo de expirar en Nueva York antes de 2023 como consecuencia del transcurso de los plazos de prescripción”, apuntó el comunicado oficial de la Asamblea Nacional publicado este lunes 28 de septiembre.

Esta posición contrasta con el anuncio realizado por Delcy Rodríguez, recién nombrada ministra de Economía y Finanzas del equipo de Nicolás Maduro, quien llamó a los tenedores de bonos venezolanos a que se unieran a una nueva negociación antes de que “resulten afectados” por el vencimiento de los plazos de prescripción para los reclamos y “el ilegal accionar” de los Estados Unidos.

Entre las posturas de la Asamblea Nacional y el gobierno “rojo, rojito” solo existen dos coincidencias. La primera es el reconocimiento fáctico de que los pagos de la deuda externa venezolana, tanto de los intereses como de capital, fueron suspendidos en el año 2017. Mientras que la segunda es que ninguno de los dos poderes les ofrece un plan concreto a los tenedores de bonos para reestructurar la deuda y ofrecer un plan de pago en el mediano plazo.

Letras pequeñas  

La cifra exacta de los intereses acumulados por los 29 bonos de la República, Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Electricidad de Caracas (EDC por su antiguo nombre) durante estos tres años de impago se desconoce. Una proyección es que los tenedores de bonos pudieran reclamar, al menos, por unos 2.000 millones de dólares por intereses vencidos a la fecha.

Bloomberg advirtió en febrero pasado que este monto es parte de las pérdidas que pudieran enfrentar los acreedores debido a la “cláusula de prescripción” de los bonos venezolanos emitidos a partir del año 2005 y que recorta a la mitad los tiempos habituales para reclamar ante un tribunal estadounidense por los intereses vencidos y no pagados.

El comunicado emitido por la Asamblea Nacional admite que existe esta cláusula de tres años para los intereses en los contratos de la deuda externa. Sin embargo, el poder en manos de Juan Guaidó detalla que dicha cláusula solo aplicaba si Venezuela hubiese pagado tales intereses, este dinero se encontrara en manos del Agente Fiscal y no hubiesen sido reclamados por los tenedores de bonos.

“Las autoridades no tienen conocimiento de situación alguna en que ambas condiciones se hayan cumplido respecto del capital o los intereses pendientes de pago de los bonos de la República”, especificó el comunicado.

Para los tenedores de los bonos venezolanos lo único que parece claro ahora es que en noviembre próximo se cumplen tres años completos de impago de la deuda externa venezolana, sin que se asome un plan de reestructuración para la deuda.

La oferta sobre la mesa es que firmen un acuerdo de “interrupción de pagos” que les propone el gobernante Nicolás Maduro, que los obliga a suspender los procedimientos judiciales. Mientras que la Asamblea Nacional solo puede extenderles un agradecimiento por “no iniciar acciones de ejecución con respecto a los bonos incumplidos”.

Foto principal: Courthousenews

ECONOMÍA · 11 AGOSTO, 2022

Acreedores pueden reclamar intereses vencidos hasta 2023, dice la AN

Texto por Margaret López

Dos poderes, dos visiones dispares. Para la Asamblea Nacional, ninguno de los acreedores de la deuda externa venezolana corre el riesgo de perder su derecho a reclamar sobre el capital y los intereses vencidos y no pagados antes del año 2023.

“Dado el plazo legal de prescripción de seis años bajo las leyes de Nueva York para reclamaciones por capital o intereses pendientes de pago, las autoridades no esperan que ninguna de estas reclamaciones corra el riesgo de expirar en Nueva York antes de 2023 como consecuencia del transcurso de los plazos de prescripción”, apuntó el comunicado oficial de la Asamblea Nacional publicado este lunes 28 de septiembre.

Esta posición contrasta con el anuncio realizado por Delcy Rodríguez, recién nombrada ministra de Economía y Finanzas del equipo de Nicolás Maduro, quien llamó a los tenedores de bonos venezolanos a que se unieran a una nueva negociación antes de que “resulten afectados” por el vencimiento de los plazos de prescripción para los reclamos y “el ilegal accionar” de los Estados Unidos.

Entre las posturas de la Asamblea Nacional y el gobierno “rojo, rojito” solo existen dos coincidencias. La primera es el reconocimiento fáctico de que los pagos de la deuda externa venezolana, tanto de los intereses como de capital, fueron suspendidos en el año 2017. Mientras que la segunda es que ninguno de los dos poderes les ofrece un plan concreto a los tenedores de bonos para reestructurar la deuda y ofrecer un plan de pago en el mediano plazo.

Letras pequeñas  

La cifra exacta de los intereses acumulados por los 29 bonos de la República, Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Electricidad de Caracas (EDC por su antiguo nombre) durante estos tres años de impago se desconoce. Una proyección es que los tenedores de bonos pudieran reclamar, al menos, por unos 2.000 millones de dólares por intereses vencidos a la fecha.

Bloomberg advirtió en febrero pasado que este monto es parte de las pérdidas que pudieran enfrentar los acreedores debido a la “cláusula de prescripción” de los bonos venezolanos emitidos a partir del año 2005 y que recorta a la mitad los tiempos habituales para reclamar ante un tribunal estadounidense por los intereses vencidos y no pagados.

El comunicado emitido por la Asamblea Nacional admite que existe esta cláusula de tres años para los intereses en los contratos de la deuda externa. Sin embargo, el poder en manos de Juan Guaidó detalla que dicha cláusula solo aplicaba si Venezuela hubiese pagado tales intereses, este dinero se encontrara en manos del Agente Fiscal y no hubiesen sido reclamados por los tenedores de bonos.

“Las autoridades no tienen conocimiento de situación alguna en que ambas condiciones se hayan cumplido respecto del capital o los intereses pendientes de pago de los bonos de la República”, especificó el comunicado.

Para los tenedores de los bonos venezolanos lo único que parece claro ahora es que en noviembre próximo se cumplen tres años completos de impago de la deuda externa venezolana, sin que se asome un plan de reestructuración para la deuda.

La oferta sobre la mesa es que firmen un acuerdo de “interrupción de pagos” que les propone el gobernante Nicolás Maduro, que los obliga a suspender los procedimientos judiciales. Mientras que la Asamblea Nacional solo puede extenderles un agradecimiento por “no iniciar acciones de ejecución con respecto a los bonos incumplidos”.

Foto principal: Courthousenews

¿Cómo valoras esta información?

5

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO