Consecomercio pide desescalada segura y supervisada a partir del #27Jul - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 22 JULIO, 2020 11:34

Consecomercio pide desescalada segura y supervisada a partir del #27Jul

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El presidente de Consecomercio, Felipe Capozzollo, llamó a una “desescalada segura y supervisada” a partir del próximo lunes 27 de julio en el sector comercial del país.

En una rueda de prensa que ofreció este miércoles, 22 de julio, aseguró que el 30 % de los comercios en Venezuela está amenazado por la cuarentena producto de la pandemia del coronavirus.

“Un 30 % de los comercios están sufriendo para cubrir costos y gastos y entre ellos la nómina. Se han creado barreras importantes para que los emprendedores pudieran llegar a ser comerciantes. Hemos visto un proceso de migración de comercios al sector informal y otros que están migrando a los sectores alimentos y farmacia para subsistir“, explicó.

Para Capozzollo la variable de control que se está usando no ha impedido que en el país inicie la fase exponencial del coronavirus como ha ocurrido en el resto de los países.

“La variable de control debe ser hacer cumplir las medidas de seguridad, pedimos que a partir del lunes se permita trabajar a centros comerciales, hoteles, restaurantes”, expresó en la conferencia de prensa que se realizó vía Zoom.

Sin continuidad por esquema 7+7

Dijo que el esquema de flexibilización 7+7 no ha permitido a los sectores comercial, empresarial, industrial y agrario mantener la continuidad de sus operaciones, por lo que atenta contra la reactivación de la economía nacional.

“Hay que cambiar la variable de control, estamos en el periodo de fase exponencial y hemos hecho de todo: Cuarentena radical, 7+7, 7+7 interruptus y siguen aumentando los casos”, insistió.

Entre las cifras que dio a conocer está que tras una consulta a 2.500 comercios, 30 % de ellas están amenazados con cerrar y ello implica la pérdida de los puestos de empleo.

Inflación y caída de consumo

Según las estimaciones de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), el Producto Interno Bruto de Venezuela caerá 26 %. Capozzollo citó cifras del PIB venezolano en 2013, cuando la economía produjo 350 mil millones de dólares, mientras que al cierre de 2020 no sobrepasará los 50 mil millones de dólares.

“El sector comercio y servicios aporta a la economía mucho más, por vez primera en muchos años, que el sector gubernamental. Tenemos que tomar en consideración esto y buscar las vías de estímulo y podamos sacar a los trabajadores adelante y su familia”, subrayó.

A pesar de que valoró como positivas, respetuosas y transparentes la conversaciones con la administración de Nicolás Maduro sobre la flexibilización, abogó por cambiar los controles para que se pueda reactivar la economía.

Aseguró que las medidas a cumplir de la desescalada segura y supervisada sería el control de aforo de personas, el distanciamiento físico, la limpieza de superficies dentro de los locales y lavado de manos para trabajadores y usuarios.

“Cada empresa debe ser responsable de este estricto cumplimiento”, aseveró.

90 % de los venezolanos sin trabajar

El presidente de Consecomercio cuestionó que el 90 % de las y los venezolanos se vean impedidos de trabajar, y que quienes lo hacen son privilegiados por estar en “los mal llamados sectores priorizados”.

“El 80 % de los venezolanos estamos pasando necesidades para mantener a nuestras familias. Si las empresas terminan cerrando las puertas, los trabajadores de los que ellos dependen perderán su empleo”, advirtió.

Aseguró que el consumo caerá 76 % a finales de 2020, un número que preocupa a Consecomercio, por lo que llama a una desescalada segura y supervisada a partir del lunes 27 de julio.

“El Ejecutivo nacional debe activarse para que podamos recuperar las condiciones de consumo, necesitamos trabajar todos juntos y unidos, una caída de estas magnitudes se va a convertir en una desazón para la población venezolana”, indicó.

También dijo que las cifras de proyección de inflación llevan a 2.200 % a finales de año, por lo que, quienes tienen divisas o reciben remesas igualmente se verán afectados, por una caída de la producción. Es decir, habrá menos productos y estos aumentarán de precios.

“Debemos plantearnos cuál va a ser el país postcovid y no puede ser desde el punto de vista teórico, sino a través del ensayo y error. Tiene que haber un proceso de continuidad para la industria y el comercio para que las empresas puedan recuperarse, apoyar al trabajador”.

Entendimiento político

Según Capozzollo el COVID-19, que según cifras oficiales ha dejado 126 fallecidos, “está matando más empresas que personas y debemos trabajar unidos para evitar las dos cosas”.

Al igual pidió a los factores políticos un entendimiento, que permita la entrada de ayuda humanitaria, el financiamiento internacional y préstamos en el país para recuperar la actividad económica.

“Tiene que haber una respuesta cooperativa entre los factores políticos nacional para que Venezuela pueda regularizar su situación internacional para obtener financiamiento y ayuda”, propuso.

Foto: Universidad Monteávila