“Hay una estampida de comercios que abandonan la formalidad”, según Consecomercio - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 12 NOVIEMBRE, 2019 19:29

“Hay una estampida de comercios que abandonan la formalidad”, según Consecomercio

Texto por Margaret López | @Jamsg

Ver más de

Margaret López | @Jamsg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

En Caracas y en el resto del país se observan, cada vez más, santamarías cerradas, pero no todos estos negocios se desvanecen por completo. Un grupo son comerciantes que quieren mantener los costos al mínimo y salen de la formalidad para entrar en el círculo de las ventas que se concretan en WhatsApp, por Instagram o incluso, en las pequeñas ferias comerciales que surgen entre vecinos.

“Hay una estampida de comercios que abandonan la formalidad y lo hacen porque para abrir un nuevo negocio, hay que pensar en tener un pozo de agua y una planta eléctrica. Eso no lo puede pagar todo el mundo. Hablamos de comercios que tenían 20 trabajadores y que pasaron a tener solo uno o dos trabajadores como máximo” explicó Felipe Capozzolo, presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), en rueda de prensa.

Estos nuevos comercios informales venden desde un alimento en específico como la carne o el queso hasta una lista de otros productos que incluyen cauchos y repuestos para los vehículos, equipos celulares y también zapatos. Aparte de todos aquellos nuevos negocios dedicados a traer combos de alimentos y productos de higiene personal importados y que son conocidos como “puerta a puerta”.

La salida de la formalidad es también una reacción de los comercios a un mercado contraído y a un menor número de posibles compradores. Consecomercio estima que la contracción de la actividad comercial y de servicios en Venezuela cerrará en 35% en diciembre próximo.

Esta caída tampoco es nueva. Es parte de una tendencia a la baja que atraviesa el sector comercial, de forma muy marcada desde el año 2017, y que ahora se enfrenta a la hiperinflación y la pérdida de la capacidad de compra de los venezolanos.

“El sector comercio trata de revertir la caída, pero es el momento de preguntarnos cómo hacemos para reconstruir el tejido económico. Venezuela ya no es un país petrolero. Hay que tratar de recuperar a la industria petrolera y usarla de palanca para impulsar a otros sectores” reiteró Capozzolo, quien fue elegido como líder gremial en mayo pasado y desde entonces sostiene que el petróleo ya no puede ser la gran respuesta en la economía venezolana.

Dolarización avanza a buen ritmo

Consecomercio aún no realiza un estudio nacional para conocer el avance del dólar como forma de pago en el país. Su estimación es que 3 de cada 10 comercios utilizan este medio de pago en moneda fuerte, que incluye a la divisa estadounidense en efectivo o por transferencias electrónicas y también al euro.

La estimación del gremio comercial está por debajo del reporte de la firma Ecoanalítica que habla de 53,8% de comercios que reciben dólares como parte de su día a día en todo el país. Este estudio hecho en siete ciudades venezolanas mostró un avance de casi 14 puntos frente a la adopción del dólar como medio de pago desde abril pasado.

Sin embargo, Capozzolo reconoció que la adopción del dólar por parte de los comerciantes forzó que algunos bancos presten ahora un servicio de custodia de las divisas en efectivo. Eso sin hablar de que los negocios también andan usando esta moneda para cancelarles directamente a varios de sus proveedores y en algunos casos, para el pago a sus trabajadores.

“En Consecomercio no hemos recibido ninguna denuncia formal sobre que se les esté cobrando un precio o un porcentaje superior a la gente que cancela con bolívares. Claro, los comercios también saben que enfrentan una incertidumbre cambiaria”, declaró el presidente de la organización empresarial.

El avance del uso del dólar para el pago en los comercios, no en vano, trajo consigo el problema de que la tasa de cambio usada en varios locales no es la reconocida por el Banco Central de Venezuela (BCV), ni tampoco aquella publicada en páginas web como Dólar Today o Monitor Dólar Venezuela que son referencia en el mercado paralelo.

Algunos comerciantes en tiendas de equipos celulares y de ropa comenzaron a fijar sus propias tasas de cambio para el dólar con una estimación sobre el valor que esperan sea el cierre para el día siguiente, como una forma de cobertura económica. Esto supone que quienes cancelan en bolívares tengan que enfrentarse a distintos tipos de cambio discrecionales y que suelen moverse entre 3.000 y 5.000 bolívares por encima a lo establecido en la tasa oficial.

Foto principal: Margaret López

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: