Banca sale a la conquista de los venezolanos con dólares - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 15 FEBRERO, 2020 07:48

Banca sale a la conquista de los venezolanos con dólares

Texto por Margaret López | @Jamsg

Ver más de

Margaret López | @Jamsg

¿Cómo valoras esta información?

250
QUÉ CHÉVERE
12
QUÉ INDIGNANTE
18
QUÉ CHIMBO

La banca no quiere quedarse atrás. El dólar se usa, cada vez más, en las transacciones diarias en Venezuela y por eso, un pool de entidades bancarias primero salió a ofrecer una simple cuenta custodia para aquellos clientes empresariales que movilizan grandes cantidades de efectivo en dólares o euros y ahora abre la puerta para atraer a cualquiera de los venezolanos con dólares en el bolsillo.

Bancaribe lanzó esta semana “Mi cuenta en divisas” tanto para personas naturales como empresas. Este producto financiero es una cuenta corriente no remunerada, es decir, que no ofrece ninguna clase de intereses y que se puede abrir con cualquier monto.

Aunque tiene una diferencia clave con las cuentas custodias porque no solo se trata de un resguardo sino que permite las transferencias a otros clientes de Bancaribe y también sirve como un soporte para una futura solicitud de créditos en dólares.

“Este es un instrumento que no genera intereses para los clientes y que no les permite pagar con una tarjeta de débito, porque no hay compensación interbancaria con otros bancos. Pero sí le permite al cliente ir con su teléfono inteligente a pagarle a un establecimiento con cuenta (en dólares) en ese mismo banco” explicó a Efecto Cocuyo, el economista Leonardo Buniak, director de la firma de riesgo bancario Camels Ratings System.

Las cuentas corrientes no remuneradas en divisas, en realidad, no son nuevas. El Banco Central de Venezuela (BCV) permitió la creación de estos productos en junio del año 2012, cuando Nelson Merentes estaba al frente del organismo y se emitió el Convenio Cambiario N°20. La diferencia radica en que ahora los venezolanos cuentan con un cúmulo de dólares  y euros en efectivo, que les permiten tener fondos para depositar sin necesidad de acudir al viejo sistema de venta de divisas dominado por el Ejecutivo.

“El asunto aquí es que los bancos tenían esta modalidad de cuentas, pero antes no estaban interesados en explotarlas. No se atrevieron porque tampoco estaba masificado el uso del dólar. A lo que le apuestan ahora es que la gente prefiera tener sus dólares en el banco a guardarlos en su casa” comentó el economista Daniel Lahoud, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y especialista en mercados financieros, en entrevista para Efecto Cocuyo.

Atractivas comisiones

La banca reimpulsa estas cuentas en moneda extranjera primero por la necesidad de facilitar las operaciones diarias de compra y venta en los comercios, pero también para aprovechar alguna comisión bancaria que le genere ingresos.

“¿Por qué se lanzan ahora? Porque el momento está dado y porque la banca entiende que tiene que incorporarse a estas transacciones con dólares que se dan en la economía. Obvio también porque comienzan a ser generadoras de comisiones y eso es uno de los dos tipos de ingresos que tiene cualquier banco” apuntó Buniak.

La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) autorizó a las cuentas custodias en divisas que empezaron a usarse en el último trimestre de 2019 y  a estos nuevos productos de las cuentas corrientes no remuneradas. Sin embargo, todavía no hay un listado público del precio de estas comisiones que se calculan también en dólares.

Bancaribe tiene una comisión de un euro o su equivalente en dólares por cada transferencia. Mientras que BanPlus, por ejemplo, cobra 0,1% del monto de las transferencias electrónicas en divisas entre sus clientes con cuentas custodias. Aunque percibe también otras comisiones adicionales de aquellos clientes a quienes les presta el servicio de recolección de dólares o euros en efectivo en sus sedes, aparte del conteo y ordenamiento de los billetes.

¿Cómo funcionan estas cuentas en dólares?

En medio de una economía que abraza al dólar, estos productos financieros ofrecen ventajas para los venezolanos y de forma muy especial, a aquellos que no poseen una cuenta bancaria en el extranjero y buscan una vía sencilla de movilizar sus ingresos en divisas sin tener que resguardar mucho efectivo en sus oficinas o en sus viviendas.

Los depósitos y los retiros de efectivo en las taquillas bancarias están habilitados, por ahora, solo en una red pequeña. Bancaribe, por ejemplo, solo integró 24 de sus agencias principales para que la gente pueda ir a realizar sus operaciones y lo importante es que también están incluidas oficinas en el interior del país. Mientras que la mayoría de las otras entidades solo ofrecen sus servicios de custodia solo en Caracas u otras grandes ciudades como Valencia, Barquisimeto o Maracaibo.

Esto supone que una persona puede depositar unos 100 dólares en Caracas y luego viajar a la Isla de Margarita o a San Felipe y allá retirar sus divisas en efectivo. Sin tener que portar este billete en todo el trayecto de su movilización.

La otra ventaja es que estas cuentas permiten las transferencias electrónicas tanto a particulares como a los comercios. No obstante, estas transferencias solo pueden darse entre clientes de una misma entidad y no se permiten a otras cuentas internacionales, ni siquiera a otra del mismo titular de la cuenta.

“Estas transferencias interbancarias no se pueden hacer, porque no existe una cámara de compensación en dólares en el país. El Banco Central (de Venezuela) todavía no ha mostrado interés en armarla” acotó Lahoud.

El crecimiento de estas nuevas cuentas en dólares o euros depende de la confianza que despierten entre los venezolanos, pero sin duda la banca tiene hoy incentivos para promoverlas y por eso ya se cuentan cerca de 10 entidades bancarias montadas en ofrecer el servicio de custodia de divisas. En especial porque son prácticas para aquellos venezolanos que quieran contar con un respaldo de seguridad para sus dólares y para aquellos que piensan a futuro sobre su perfil crediticio, que pueden armar con esos ingresos en dólares que no figuran en sus cuentas bancarias venezolanas en bolívares.

Foto principal: Bancaribe