Real Madrid logra convertirse en el máximo campeón de la Liga Española

DEPORTES · 30 ABRIL, 2022 12:40

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Real Madrid sentenció su trigésimo quinta Liga exhibiendo superioridad, goleando a un blando Espanyol (4-0), con doblete de Rodrygo, goles de Marco Asensio y Karim Benzema, en un impulso moral previo a un nuevo intento de remontada europea, en un Santiago Bernabéu vestido de fiesta antes de recuperar el misticismo.

La superioridad mostrada por el Real Madrid en LaLiga no merecía despistes innecesarios ni cambios de fecha a un alirón temprano. Carlo Ancelotti firmó el objetivo de su regreso, vencedor de las cinco grandes Ligas. Campeón con cuatro jornadas por disputarse. Dominador absoluto de una Liga en la que no encontró rival que le aguantase el ritmo. El Barça dimitió pronto, el Atlético de Madrid, que defendía corona, dejó de ser fiable y al Sevilla le faltó, un año más, ese paso clave para creérselo y pelear hasta el final.

El panorama, con el Manchester City a la vuelta de la esquina, se prestó a las rotaciones masivas de Ancelotti. A la vuelta de semifinales debe llegar con el descanso que no se puede permitir un rival que se juega la Premier. Tan solo tres titulares, quizás cuatro tras la exhibición de Rodrygo, jugaron de inicio, con Courtois en portería, el regreso de Casemiro de central por los problemas defensivos y la presencia sorprendente de Luka Modric.

Pero es que gran parte del fútbol madridista pasa por las botas del mago croata, que cuando el partido adquiría ritmo de pretemporada, inventaba un pase con aroma de gol que perdonaba Mariano o un toque al espacio que levantaba al Bernabéu.

Quedó demostrado que nadie puede ocupar el hueco de Benzema en la plantilla. Perdonó tres Mariano en el primer acto, estrellándose con el poste en la ocasión que más cerca estuvo del gol. Había falta de tensión competitiva y la aprovechó el Espanyol para tener posesión pero sin generar peligro. Solo De Tomás lleva el gol en la mente, pero no superó a Courtois en la que enganchó.

Y es lo que tiene este Real Madrid que te hace creer que lo tienes controlado y en dos oleadas te tumba. Tras media hora de igualdad, una incorporación al ataque de Casemiro dejaba un centro peligroso y un disparo de Marcelo como aviso. Instantes después aparecía Rodrygo y ponía el broche a la Liga.

Eléctrico, jugando en la demarcación de Vinícius, asociándose con Marcelo y definiendo con un disparo de diestra cruzado que desataba la fiesta en la grada del Bernabéu. Al grito de «campeones, campeones» el subidón dejó unos minutos de clara superioridad para sentenciar. Tras perdonar Mariano, de nuevo Rodrygo castigaba una perdida en zona prohibida de Yangel Herrera, engañando a Diego López en la definición.

La celebración del título se inicio en la grada antes de acudir a La Cibeles mientras en el césped el objetivo madridista fue que el tiempo pasase rápido con el menor desgaste posible. Crecía la figura de Dani Ceballos, que ha demostrado que tiene capacidad suficiente para tener un protagonismo mayor, y en el regreso de Raúl De Tomás, que nunca había jugado en el Bernabéu contra el equipo que le formó, acarició el poste con una falta antes de ser sustituido.

Ya nada había en juego para un Espanyol que tendrá que cerrar su permanencia en otro escenario y que recibió el tercero cuando dejó correr al equipo blanco. Al ritmo del potente Camavinga y con calidad en la definición de Marco Asensio, el Real Madrid ensanchó su ventaja. Con tiempo para las habituales paradas salvadoras de Courtois, que volvió a dejar su puerta a cero tras cuatro encuentros encajando, y para medir esfuerzos.

A la hora sentó Ancelotti a Modric y Casemiro, y dio minutos, a toda vista innecesarios con el riesgo de alguna lesión en un esfuerzo, a Benzema, Kroos y posteriormente Vinícius. Porque cuando Karim, en plena racha goleadora, salta al césped, no mide esfuerzos. Salvó en un sprint un balón que acabó en clara ocasión de Lucas, regaló un gol posteriormente anulado a Isco y, como no podía ser de otra manera, marcó a pase de ‘Vini’ su tanto 42 en 42 encuentros. El gran protagonista de La Liga, en la que el Real Madrid exhibió autoridad.

Ficha técnica

4 – Real Madrid: Courtois; Lucas Vázquez, Vallejo, Casemiro (Isco, m.60), Marcelo; Camavinga (Gila, m.75), Ceballos, Modric (Kroos, m.60); Marco Asensio, Rodrygo (Vinícius, m.75) y Mariano (Benzema, m.60).

0 – Espanyol: Diego López; Aleix Vidal, Sergi Gómez, Cabrera, Calero (David López, m.83); Yangel Herrera (Fran Mérida, m.77), Darder; Vilhena (Didac, m.65), Melendo (Morlanes, m.65), Puado; y Raúl de Tomás (Wu Lei, m.65).

Goles: 1-0, m.33: Rodrygo. 2-0, m.43: Rodrygo. 3-0, m.55: Marco Asensio. 4-0, m.81: Benzema.

Árbitro: José Luis Munuera Montero (Colegio Andaluz). Amonestó a Mariano (41) y Casemiro (46) por el Real Madrid.

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésimo cuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Santiago Bernabéu ante 58.686 espectadores. Realizó el saque de honor el tenista Rafa Nadal. Se guardó un respetuoso minuto de silencio en memoria del exjugador madridista Freddy Rincón.