Prioridades económicas frente al COVID-19: combustible y alimentos - Efecto Cocuyo

CORONAVIRUS · 23 MARZO, 2020 21:33

Prioridades económicas frente al COVID-19: combustible y alimentos

Texto por Margaret López | @Jamsg

Ver más de

Margaret López | @Jamsg

¿Cómo valoras esta información?

13
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Asegurar el combustible y agilizar la importación de alimentos son dos de las prioridades económicas en medio de la cuarentena por el COVID-19 en Venezuela. Ambas tareas, sin embargo, están conectadas a los ingresos en dólares que tiene el Estado y allí el panorama luce complicado, al menos, para los meses por venir.

“El margen que tiene el fisco nacional está sumamente reprimido. Las previsiones de reservas de efectivo estaban por debajo de los 2.000 millones de dólares antes de esto. Además, el poco petróleo que se puede estar exportando se enfrenta a un precio que se ha desplomado y eso, sin duda, va a afectar más a los escasos ingresos”, explicó Pedro Palma, director de la firma Ecoanalítica, en entrevista para Efecto Cocuyo.

La cesta petrolera venezolana cerró en 19,53 dólares por barril el viernes 20 de marzo. Eso representa una caída de 67% frente al valor del crudo nacional durante la primera semana de enero 2020. El precio es tan bajo que no se llegaba a ese nivel internacional desde hace 17 años y, además, se trata de un valor que está por debajo del costo de producción que tiene Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“El costo promedio de producción era de 23 dólares, de acuerdo con las últimas cifras publicadas por Pdvsa en el año 2016. Eso significa que ya estamos produciendo a pérdida”, como lo apuntó el economista  Hermes Pérez.

Este precio mínimo para el petróleo implica que las arcas estatales venezolanas cuentan con menos dinero para la importación tanto de combustible como de los alimentos, que se entregan a través de las cajas de los Clap, es decir, de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

Sin embargo,  Nicolás Maduro solo se limitó a decir entre sus anuncios económicos de la emergencia por el COVID-19 que iba a lanzar un nuevo plan de inversión agroalimentario para garantizar las 7 millones de cajas Clap que se reparten en el país. Maduro no habló de ninguna medida especial para que Venezuela se asegure del combustible para continuar con el traslado de los productos entre los distintos puntos del país.

Maracaibo, Barquisimeto y Puerto La Cruz, por ejemplo, son ciudades que empezaron un nuevo sistema de venta del combustible con restricciones durante la primera semana de la cuarentena. Solo el personal dedicado a los sectores de salud, alimentación y servicios públicos con salvoconducto puede cargar gasolina para su vehículo particular.

El nivel del inventario nacional de combustible se desconoce. Hasta ahora de lo poco que se sabe es que Pdvsa cuenta con un programa de intercambio de petróleo por combustible con la petrolera española de Repsol. Este acuerdo nació después de que los Estados Unidos le impusieran sanciones a Pdvsa a comienzos del año pasado.

Oro como salvavidas

Las opciones para que el fisco nacional pueda encontrar nuevas fuentes de ingresos son limitadas, pero allí el oro aparece como el elemento clave para ampliar sus arcas y salir adelante con las prioridades económicas.

“No veo mucha alternativa en el ámbito petrolero, porque eso está asociado a que haya un acuerdo político interno y externo para destrabar el juego. El esfuerzo apuntará a la comercialización del oro para aumentar los ingresos fiscales”, detalló Hermes Pérez, profesor de macroeconomía en la Universidad Metropolitana (Unimet).

El oro a diferencia del petróleo se mantiene estable en el mercado internacional y comenzó la semana en una cotización de 1.553,06 dólares. El reto del oro es asegurar compradores y armar la logística para su transporte, a pesar de las sanciones impuestas por los Estados Unidos.

Una mayor recesión a la vista

Aunque el oro puede suponer una entrada estable de dinero para el fisco nacional, ambos economistas coinciden en que el escenario de esta pandemia del coronavirus acentuará más la recesión económica en el país.

“Todavía no he hemos hecho el cálculo, pero se percibe que la contracción de 10% que inicialmente estamos previendo en Ecoanalítica para este año será aún mayor. Porque tenemos sectores totalmente paralizados. El sector comercio y el turístico pueden caer de una forma importante” señaló Palma.

La amenaza de la recesión económica debido al COVID-19 es ahora global. La diferencia es que Venezuela vio desaparecer cerca de 70% de su Producto Interno Bruto (PIB) en los seis años que ya lleva de caída ininterrumpida.