Gobierno de Maduro vacuna a 10 mil personas con Abdala, pese a críticas de gremios y Academias

CORONAVIRUS · 4 JULIO, 2021 13:30

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hasta el 3 de julio han inmunizado a 10.000 ciudadanos en Venezuela con el candidato vacunal Abdalá. La información la dieron en sus cuentas de Twitter la Misión Médica Cubana y el embajador de Cuba en Venezuela, Dagoberto Rodríguez, quien participó en acto de reconocimiento por la aplicación de las dosis en seis días.

Esto ocurre pese a los reiterados llamados hechos por gremios sanitaristas y las academias nacionales, las cuales han alertado que, de no haber información de rigor sobre la inocuidad y la eficacia de Abdala, no debe administrarse a la población general en jornadas masivas de vacunación.

El 24 de junio, la vicepresidenta Ejecutiva de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, en compañía de la delegación cubana, firmó el “acta de recepción de fármacos” del primer lote de vacunas “Abdala” contra la COVID-19.

A mediados de esa misma semana, las autoridades sanitarias y políticas de Cuba pronunciaron que la fase tres de los ensayos del producto, “arrojaron que tenía una efectividad de 92,28 %”.

Los anuncios se hicieron al concluir ensayos que practicaron con 48.000 mil voluntarios, a quienes le aplicaron tres dosis del compuesto biológico que elaboró el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba.

Pero, a diferencia de otras vacunas que han sido aprobadas por la OMS para su uso de emergencia, la vacuna Abdala está hecha a partir de una fracción proteica del virus SARS-CoV-2.

Y para que la OMS apruebe el uso de emergencia de un prototipo debe pasar por un proceso de revisión, en el que se analiza “la idoneidad de nuevos productos sanitarios para las emergencias de salud pública”.

“La inclusión de un producto en la lista de uso en emergencias implica una evaluación rigurosa de los datos de los últimos ensayos clínicos de la fase 2 y de los ensayos clínicos de la fase 3, otros datos de importancia considerable sobre seguridad, eficacia y calidad, y un plan de gestión de riesgos”, dijo la OMS.

Las reacciones no tardaron

En un pronunciamiento interacadémico publicado este 30 de junio, siete Academias Nacionales manifestaron su preocupación por la incorporación de Abdala en las jornadas de vacunación: destacan que no cuenta con aprobación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ni de la agencia regulatoria de medicamentos en el país, ni ha sido evaluada por pares internacionalmente reconocidos, por lo que debe considerarse un producto experimental.

“El empleo del candidato vacunal ‘Abdala’ en el programa de vacunación en Venezuela, anunciado por el gobierno, a través de la Vicepresidencia ejecutiva, al suscribir un contrato con Cuba destinado a la adquisición de 12 millones de dosis, viola los más elementales principios éticos, y desacata un plan de vacunación que se ha insistido se debe elaborar con la asesoría de las academias, instituciones especializadas y expertos en la materia, en conjunto con la OPS”, advirtieron las Academias.

E 2 de julio, siguiendo el paso dado por las, la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría (Svpp) alertó -con carácter urgente- que se debe continuar con un plan de vacunación contra el COVID-19 con fármacos reconocidos y a la mayor población posible.

La Svpp también hizo público un comunicado dirigido al ministro para la Salud, Carlos Alvarado, en el cual muestra su preocupación sobre el uso del fármaco Abdalá, en fase de estudio, como una de las opciones de vacunación de la población venezolana contra el virus.

Destacó que se incumplen las normas que deben seguirse para considerar una vacuna como efectiva y segura para ser usado en la población, “derecho del que somos merecedores todos los individuos”.

Y este 3 de julio a Sociedad Venezolana de Bionalistas Especialistas (Svbe) exhortó a la población en general a estar conscientes de su participación voluntaria en la aplicación del candidato vacunal Abdalá, “tomando en cuenta los riesgos que representa el producto del cual aún no se conocen los datos que comprueben su seguridad biológica y eficacia”.

Segunda fase

El pasado 29 de mayo de dio inicio en Caracas a la segunda fase del plan nacional de vacunación contra el COVID-19 que anunciara el gobierno de Nicolás Maduro y con el que pretende inmunizar el 70% de la población hasta el mes de diciembre.

De acuerdo al registro hecho por Efecto Cocuyo, Venezuela avanza a paso lento en la inmunización contra el COVID-19: el país ha recibido públicamente solo nueve cargamentos de vacunas en lo que va de 2021, y suma un total de 2.730.000 dosis, 1.800.000 provenientes de China y 930.000 de Rusia.

Marino González, profesor titular de la Universidad Simón Bolívar (USB) y miembro correspondiente nacional No. 39 de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela, sostuvo que la gran mayoría de los países de la Unión Europea registran al menos 20% de población vacunada contra el COVID- 19. En América Latina, solo 3 países, de 20. Guatemala, Venezuela, y Honduras, tienen menos de 1%.