Es mentira que la viruela del mono y el herpes zoster son lo mismo y son consecuencia de las vacunas

COCUYO CHEQUEA · 1 AGOSTO, 2022 07:15

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Es mentira que la viruela del mono y el herpes zoster son lo mismo y son consecuencia de las vacunas contra COVID-19, como dicen varias cuentas de Twitter. Ambas enfermedades tienen características completamente diferentes y, aparte, ninguna forma parte de la lista de efectos secundarios o reacciones adversas que se pueden esperar de las vacunas (aunque son poco comunes).

La desinformación circula en el contexto de la propagación de la viruela del mono por el mundo. El pasado 23 de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró emergencia internacional por el brote de la enfermedad. Se han detectado casos en 75 países.

En paralelo, continúa el aumento de casos de COVID-19 en Venezuela, ahora con un nuevo sublinaje de la variante ómicron en circulación. Con el incremento de contagios y preocupación por la enfermedad, la desinformación ha encontrado un espacio para expandirse.  

Virus diferentes

Contrario a lo que dice el tuit desinformador, ambas enfermedades tienen varias diferencias: el virus que las produce, los síntomas, transmisión y permanencia del virus en el cuerpo.

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica viral detectada por primera vez en 1958, que se transmite de animales a humanos. La sección de verificación de la agencia de noticias AFP, señaló que fue identificada en humanos en 1970 en la República Democrática del Congo.

Según detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS), es causado por un virus del mismo nombre. Las personas que se contagian suelen presentar síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de espalda, poca energía, ganglios inflamados y lesiones en la piel.

Estas últimas suelen ser ligeramente elevadas y llenas de líquido. Aparecen en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies y, a veces, en la boca, genitales y ojos. Los síntomas suelen desaparecer en pocas semanas.

Se propaga por contacto con un animal infectado (roedores o primates) y por contacto físico con alguien que tenga síntomas. Los objetos que han estado en contacto con la persona también pueden ser un foco de infección.

Herpes zoster

La web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, explica que el herpes zoster es una erupción en la piel causada por el virus de la varicela-zoster, el mismo que causa varicela.

No es contagioso, pero las personas que tienen la afección pueden infectar con varicela a otras personas.

Aun cuando las personas ya tuvieron varicela, este virus se queda en el cuerpo y, con el paso de los años, puede reaparecer como herpes zoster. También están en riesgo las personas con sistemas inmunitarios débiles.

Entre los síntomas característicos de la enfermedad están el ardor, dolor, hormigueo o picazón, por lo general a un lado del cuerpo o la cara. De uno a 14 días después aparece una erupción. Las erupciones se presentan en una sola banda. Maldita.es, portal de verificación español, detalla que las erupciones aparecen siguiendo el recorrido de un nervio sensitivo.

Diferencias

El portal de verificación, Newstral, conversó con la viróloga del grupo de Zoonosis en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), Estela Escribano.

Señaló, sobre las diferencias entre ambas enfermedades, que el virus del herpes zoster pertenece a la familia herpesviridae, mientras que el de la viruela del mono es de la familia de los poxvirus. Es decir, no tienen un origen común.

Otra gran diferencia es que el herpes zoster puede quedar latente en el organismo. En el caso de la varicela del mono, una vez que se padece la persona no se vuelve a infectar.

Sin relación con el COVID-19

El herpes zoster no forma parte de la lista de posibles efectos secundarios de las vacunas contra COVID-19 de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), refirió Newstral.

Si bien hay estudios sobre la relación entre el herpes zoster y las vacunas contra COVID-19, son investigaciones puntuales y no aportan pruebas concluyentes.   

En la base de datos PubMed de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos no hay estudios o registros que responsabilicen a las inmunizaciones con la viruela del mono, según explicó AFP Factual.

El medio consultó al infectólogo Román Zucchi, del Sanatorio Sagrado Corazón de Buenos Aires (Argentina), quien dijo que las vacunas contra el COVID-19 no tienen capacidad para generar virus, mucho menos uno que no comparte la misma naturaleza del SARS-CoV-2.   

En conclusión, es falso que la viruela del mono y el herpes zoster son la misma enfermedad. Ambos se diferencian en su origen, síntomas y características de las lesiones en la piel. Tampoco hay pruebas que respalden una relación entre ambas enfermedades y las vacunas contra el COVID-19.

COCUYO CHEQUEA · 11 AGOSTO, 2022

Es mentira que la viruela del mono y el herpes zoster son lo mismo y son consecuencia de las vacunas

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Es mentira que la viruela del mono y el herpes zoster son lo mismo y son consecuencia de las vacunas contra COVID-19, como dicen varias cuentas de Twitter. Ambas enfermedades tienen características completamente diferentes y, aparte, ninguna forma parte de la lista de efectos secundarios o reacciones adversas que se pueden esperar de las vacunas (aunque son poco comunes).

La desinformación circula en el contexto de la propagación de la viruela del mono por el mundo. El pasado 23 de julio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró emergencia internacional por el brote de la enfermedad. Se han detectado casos en 75 países.

En paralelo, continúa el aumento de casos de COVID-19 en Venezuela, ahora con un nuevo sublinaje de la variante ómicron en circulación. Con el incremento de contagios y preocupación por la enfermedad, la desinformación ha encontrado un espacio para expandirse.  

Virus diferentes

Contrario a lo que dice el tuit desinformador, ambas enfermedades tienen varias diferencias: el virus que las produce, los síntomas, transmisión y permanencia del virus en el cuerpo.

La viruela del mono es una enfermedad zoonótica viral detectada por primera vez en 1958, que se transmite de animales a humanos. La sección de verificación de la agencia de noticias AFP, señaló que fue identificada en humanos en 1970 en la República Democrática del Congo.

Según detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS), es causado por un virus del mismo nombre. Las personas que se contagian suelen presentar síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de espalda, poca energía, ganglios inflamados y lesiones en la piel.

Estas últimas suelen ser ligeramente elevadas y llenas de líquido. Aparecen en la cara, las palmas de las manos, las plantas de los pies y, a veces, en la boca, genitales y ojos. Los síntomas suelen desaparecer en pocas semanas.

Se propaga por contacto con un animal infectado (roedores o primates) y por contacto físico con alguien que tenga síntomas. Los objetos que han estado en contacto con la persona también pueden ser un foco de infección.

Herpes zoster

La web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, explica que el herpes zoster es una erupción en la piel causada por el virus de la varicela-zoster, el mismo que causa varicela.

No es contagioso, pero las personas que tienen la afección pueden infectar con varicela a otras personas.

Aun cuando las personas ya tuvieron varicela, este virus se queda en el cuerpo y, con el paso de los años, puede reaparecer como herpes zoster. También están en riesgo las personas con sistemas inmunitarios débiles.

Entre los síntomas característicos de la enfermedad están el ardor, dolor, hormigueo o picazón, por lo general a un lado del cuerpo o la cara. De uno a 14 días después aparece una erupción. Las erupciones se presentan en una sola banda. Maldita.es, portal de verificación español, detalla que las erupciones aparecen siguiendo el recorrido de un nervio sensitivo.

Diferencias

El portal de verificación, Newstral, conversó con la viróloga del grupo de Zoonosis en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), Estela Escribano.

Señaló, sobre las diferencias entre ambas enfermedades, que el virus del herpes zoster pertenece a la familia herpesviridae, mientras que el de la viruela del mono es de la familia de los poxvirus. Es decir, no tienen un origen común.

Otra gran diferencia es que el herpes zoster puede quedar latente en el organismo. En el caso de la varicela del mono, una vez que se padece la persona no se vuelve a infectar.

Sin relación con el COVID-19

El herpes zoster no forma parte de la lista de posibles efectos secundarios de las vacunas contra COVID-19 de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), refirió Newstral.

Si bien hay estudios sobre la relación entre el herpes zoster y las vacunas contra COVID-19, son investigaciones puntuales y no aportan pruebas concluyentes.   

En la base de datos PubMed de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos no hay estudios o registros que responsabilicen a las inmunizaciones con la viruela del mono, según explicó AFP Factual.

El medio consultó al infectólogo Román Zucchi, del Sanatorio Sagrado Corazón de Buenos Aires (Argentina), quien dijo que las vacunas contra el COVID-19 no tienen capacidad para generar virus, mucho menos uno que no comparte la misma naturaleza del SARS-CoV-2.   

En conclusión, es falso que la viruela del mono y el herpes zoster son la misma enfermedad. Ambos se diferencian en su origen, síntomas y características de las lesiones en la piel. Tampoco hay pruebas que respalden una relación entre ambas enfermedades y las vacunas contra el COVID-19.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO