¿ Maduro llegó legítimamente por el voto popular a Miraflores?

COCUYO CHEQUEA · 5 JUNIO, 2019 05:08

¿Maduro llegó a Miraflores legítimamente por el voto popular? #CocuyoChequea

Texto por Eugenio Martínez

Ver más de

Eugenio Martínez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El domingo 2 de junio se transmitió la entrevista que el periodista Jorge Ramos le hizo al gobernante Nicolás Maduro el 25 de febrero. En esa oportunidad la entrevista fue cancelada mientras se realizaba, Ramos y su equipo detenidos por varios horas y el material confiscado. 

El equipo de Univisión obtuvo la grabación de la entrevista que realizó el Ministerio de Comunicación e Información. La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo repasó algunas de las afirmaciones hechas por el gobernante para determinar su veracidad. A continuación los resultados. 

Iniciando la conversación Maduro indicó a Ramos: “Te estoy recibiendo en el palacio presidencial de Miraflores (…) donde legítimamente llegué por el voto popular” (minuto 0:28 de la entrevista)

Observe la entrevista

Por otra parte, Maduro indicó (en el minuto 2:20 de la entrevista) que en el año 2013 su adversario en las urnas Henrique Capriles Radonski “nunca aportó, un elemento, un papel, no aportó ni un papel de alguna irregularidad en una mesa electoral”.

Según los resultados divulgados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la elección presidencial sobrevenida realizada el 14 de abril de 2013, 7.6587.579 electores (50,61% de quienes acudieron a votar) decidieron apoyar que Nicolás Maduro fuera electo para concluir el periodo presidencial de Hugo Chávez. En ese proceso Henrique Capriles Radonsky obtuvo 7.363.980 votos (49,12% de quienes acudieron a votar).

Lea más: Resultados oficiales de las elecciones presidenciales de 2012

La diferencia de apenas 1,04% entre Maduro y Capriles Radonski provocó la impugnación de los resultados y la exigencia de realizar una compleja auditoría de huellas para determinar si existieron casos de usurpación de identidad o voto múltiple, especialmente porque 11% de los electores que acudieron a las urnas no fueron identificados biométricamente.

Auditoría sin presencia de la oposición

El CNE realizó esta revisión sin la presencia de los auditores acreditados por Capriles Radonski que fueron expulsados del proceso por objetar, entre otros temas, la cadena de custodia de los datos que serían auditados.

La auditoría culminó ocho meses después de celebrado el evento presidencial, no obstante sus resultados no fueron divulgados por el CNE.

En el informe electoral entregado por el Centro Carter el 23 de mayo de 2014 se especifica que el organismo comicial informó a los acompañantes electorales del proceso que se habían logrado detectar 247 casos comprobados de votos duplicados, mientras se calculaba que existieron 1.454 casos de voto múltiple. Los resultados de esta auditoría no fueron investigados.

Lea más: Análisis del informe entregado por el Centro Carter

Sin actualización del RE en el exterior

La normativa electoral aprobada por la Asamblea Nacional en el año 2009 impidió que aproximadamente 700 mil electores en el extranjero pudiesen inscribirse y sufragar en esta elección.

Para la elección presidencial sobrevenida solo podían participar 100.435 electores fuera de Venezuela. Con una participación relativa de 62% en el exterior Capriles Radonski obtuvo 92,4% de los votos en el extranjero, mientras Maduro apenas capitalizó 7,43%.

Técnicos electorales de la oposición sostienen que en caso de haberse permitido la participación de la mayoría de los venezolanos en el exterior, estadísticamente han debido tener un comportamiento similar al de los ciudadanos que sí pudieron votar. Esto significa, desde la perspectiva de la oposición, que se negó la participación a un número suficiente de electores que han podido cambiar la diferencia de 1,04% favorable a Maduro.

La mayor abstención

En relación con el proceso del 20 de mayo del año 2018 los datos publicados por el CNE indican que de 20.256.978 electores inscritos acudieron a votar 9.389.056 ciudadanos (46% del total). 

Lea más: Resultados oficiales de las elecciones presidenciales de 2018

A pesar de la baja participación de este proceso a las 8:00 pm del 20 de mayo (dos horas después del teórico cierre de mesas) permanecían abiertas 9.500 mesas de votación (28% del total de mesas habilitadas para el proceso). 

Según el análisis de observadores independientes este dato demuestra que la participación en el evento del 20 de mayo se logró incrementar en varios puntos porcentuales.

No obstante, a pesar del posible incremento en los datos de participación el proceso del 20 de mayo es la elección presidencial que ha contado con mayor abstención en la historia democrática de Venezuela.

Según los datos del CNE en ese proceso Nicolás Maduro obtuvo el 71% de los votos (6.248.864 votos), lo que provoca que desde el chavismo se asegura que Maduro es el presidente con ha sido elegido con la mayor cantidad de votos en el país.

Aunque en Venezuela no existen leyes que establezcan quórum de participación sí debe indicarse que por la alta abstención solo 30% del total de electores habilitados para el 20 de mayo acudieron a las urnas para respaldar a Maduro en un proceso cuestionado por organizaciones de veeduría electoral nacionales y por organismos internacionales.

Lea más: Informes del Observatorio Electoral Venezolano

Impugnación sin resultados

Los informes independientes de organizaciones como el Observatorio Electoral Venezolano indican que los procesos del 14 de abril de 2013 y 20 de mayo de 2018 estuvieron marcados por irregularidades de varios tipos. Sin embargo, dos de las más emblemáticas fueron la extensión irregular del horario de votación y el uso de recursos públicos para presionar a los electores a votar por Maduro.

El candidato Henri Falcón impugnó la elección del año 2018 por compra de votos utilizando los mismo argumentos que empleó el chavismo para impugnar la elección de la Asamblea Nacional en el año 2015 y justificar la desproclamación de cuatro diputados y las sentencias sobre desacato impuestas al Poder Legislativo.

Aunque Falcón utilizó en 2018 argumentos idénticos a los esgrimidos por el PSUV en el año 2015, su impugnación fue rechazada.

En función de todos los datos disponibles se puede concluir que la siguiente afirmación de Maduro: “Te estoy recibiendo en el palacio presidencial de Miraflores (…) donde legítimamente llegué por el voto popular” mezcla elementos falsos y engañosos.