¿La dieta alcalina ayuda a prevenir la COVID-19? - Efecto Cocuyo

COCUYO CHEQUEA · 6 ABRIL, 2020 14:01

¿La dieta alcalina ayuda a prevenir la COVID-19?

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

94
QUÉ CHÉVERE
14
QUÉ INDIGNANTE
10
QUÉ CHIMBO

Las cadenas de WhatsApp tienen un nuevo protagonista que presuntamente ayuda a prevenir la COVID-19: las dietas alcalinas. Por las plataformas de mensajería instantánea circula un texto que asegura que las personas con dieta alcalina desarrollan un sistema inmunológico que las protege del virus.

La cadena señala que para lograr la inmunidad hay que consumir alimentos que contengan altas dosis de interferón, como el té verde, té de diente de león o de manzanilla. Pueden leer parte de la cadena en la siguiente imagen. La Unidad de Verificación de Datos y Fact-checking de Efecto Cocuyo dividió la cadena en varias partes para determinar su veracidad.

¿Inmunidad de rebaño?

Según la revista Medline Plus de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la inmunidad de grupo o de rebaño es el efecto que se produce cuando suficientes personas de una comunidad están protegidas contra una enfermedad contagiosa. Esto se produce, por ejemplo, cuando una población está vacunada.

Gracias a eso, las personas que por una u otra razón no pueden recibir vacunas reciben cierta protección porque se contiene la propagación de una afección. Es decir, esa sección de la cadena sí es verdad.

Interferon alfa 2B

El diccionario del Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos explica que un interferón es una sustancia natural producida por los glóbulos blancos y otras células que ayuda al sistema inmune a combatir enfermedades. También pueden elaborarse en laboratorios para su uso como tratamiento.

Según explican los portales cancer.gov y medlineplus.gov, el interferón alfa 2B es un tratamiento que se usa para tratar el sarcoma de Kaposi, la leucemia de células pilosas, melanoma, algunas infecciones por virus (hepatitis B y C) y el linfoma no Hodgkin. En el mes de febrero, el gobierno cubano aseguró que varios ciudadanos chinos lograron curarse del COVID-19 por el uso de esta medicina, afirmación que nunca hicieron las autoridades chinas en sus reportes diarios sobre el avance de la enfermedad. De esta forma, esa sección de la cadena es falsa.

El gobernante Nicolás Maduro se refirió al medicamento Interferón como una de las medicinas que ha ayudado a evitar la enfermedad. Sin embargo, la Academia Nacional de Medicina de Venezuela alertó sobre el uso del medicamento Interferón Alfa 2B para tratar la COVID-19. Aseveró que aún no hay pruebas de su utilidad terapéutica y seguridad a nivel nacional en internacional.

La dieta alcalina

El pasado 2 de abril, verificamos una cadena que aseguraba que para vencer la COVID-19 hay que ingerir alimentos alcalinos. La organización no partidista de fact-checking África Check, señaló en su chequeo que el coronavirus no tiene su propio pH.

El pH, según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, es una medida de grado de acidez o alcalinidad de una sustancia que se mide en una escala de 0 a 14. Un valor de menos de 7 indica es ácida, mientras que un número mayor que 7 significa que es más alcalina.

Para llegar a esta conclusión, consultaron al profesor de virología de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Oyewale Tomori, quien aclaró que el coronavirus no tiene “nada que hacer con el estómago, entonces ¿cómo esos ‘alimentos alcalinos’, como el limón, la lima, el aguacate y el ajo van a golpear el virus?”. Puede ver el texto completo en su web.

El jefe del servicio de Nutrición y Desarrollo del Hospital José Manuel de los Ríos, Ingrid Soto, señaló que hay alimentos que son ácidos y otros que son alcalinos. Sin embargo, la clave está en tener una dieta balanceada para que el sistema inmunológico se fortalezca, no una dieta exclusivamente alcalina o solo ácida. Las frutas y vegetales son alcalinos, las carnes son los más ácidos. Lo ideal es que se mantenga un balance entre todos los grupos de alimentos.

No cambian su pH con la alimentación

El portal de fact-checking, Maldita.es, contactó al virólogo del Instituto de Salud Carlos III, Pepe Alcamí. Explicó que cuando las personas están sanas, el pH de la sangre y las células se mantiene neutro. Los pulmones y los riñones son los órganos encargados de regular estos niveles. Si estos niveles se desequilibran, puede ser síntoma de enfermedades.

Alcamí explicó que la cadena tiene una base científica, pero mal comprendida. El nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) entra en las células a través de un proceso llamado endocitosis. “Consiste en la unión con un receptor de de la célula a infectar (llamado ACE2) para así introducir en ella los llamados endosomas, vesículas o bolsitas que, estas sí, tienen un pH ácido en torno al 5,5.”, detalla la nota de Maldita.es.

El virólogo explicó que si el pH del endosoma se hace alcalino, no se produce la fusión del virus con la membrana del endosoma, por tanto no puede completar su proceso infeccioso. Sin embargo, el pH de estos organismos no se modifica por los alimentos que consumimos.