Van cinco personas detenidas por vinculación con la masacre de Cariaco

Tras cuatro días de protestas y el cierre de la troncal 9, vía que comunica a Monagas con Sucre, el comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana, mayor general Antonio Benavides Torres, se reunió este jueves con los familiares de las nueve víctimas de la masacre de Cariaco.

Rafael Velásquez, pariente de seis integrantes de la familia Rodríguez, quienes fueron asesinados en el sector El Porvenir el pasado viernes 11 de noviembre junto a tres allegados, dijo a Efecto Cocuyo, que por el hecho hay detenidas cinco personas.

Esta información fue confirmada por Aurora Rodríguez, hermana de Luis Rodríguez (43), quien junto a su hijo y cuatro sobrinos fueron masacrados aquella noche, cuando frente a la casa de su madre, llegaron seis hombres armados y les dispararon en la cabeza.

En el encuentro con Benavides Torres, le informaron extraoficialmente a los dolientes que los implicados en el múltiple homicidio pertenecen al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional Bolivariana, motivo por el que fueron destituidos varios funcionarios de este cuerpo castrense en el estado Sucre.

“El General nos dijo que destituyó a todo el personal del Conas, pero las investigaciones continúan y vamos a esperar los resultados. Esta misma semana nos prometió que iban a darnos más detalles. También se comprometió en reactivar un módulo policial en el pueblo y sacar a los policías de Sucre de Cariaco, porque no confiamos en ellos”, dijo la señora Rodríguez.

Otras demandas de los residentes de Cariaco, zona pesquera del municipio Ribero en Sucre, como la destitución de los policías de Casanay, en el municipio Andrés Eloy Blanco, también fueron escuchadas, según Velásquez.

En el encuentro participaron también el comandante de la Policía del estado Sucre y una fiscal nacional, María Gabriela Lucena, además de otros representantes del alto mando militar de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes llegaron a la localidad en helicóptero, lo que causó revuelo en la zona.

Desde el lunes, los residentes cerraron la carretera en reclamo de justicia y respuestas por los asesinatos. La protesta escaló el martes con el apoyo de los residentes de Casanay y Chacopata, lo que provocó el cierre de la entrada a Sucre por Monagas. Después de 96 horas, sus peticiones fueron escuchadas y comenzó a esclarecerse el crimen.

Sin embargo, la señora Rodríguez informó que este viernes cerrarán el paso hacia las cinco canteras que existen en Cariaco, porque creen que de esas empresas vino la orden de asesinar a su familia, a quienes -presume- confundieron con delincuentes que tendrían azotadas las procesadoras de piedra en la zona.

Las víctimas de la masacre fueron Luis José Rodríguez de 46 años y su hijo Luis Bernardino Rodríguez (24), junto a otros cuatro miembros de la familia: Javier Jesús Rodríguez Rodríguez (24), Jesús Rafael Rodríguez (24) y Jackson Rafael Rodríguez García (30), a quienes ultimaron el viernes 11 de noviembre en horas de la noche.

En el suceso, los atacantes armados también segaron la vida de Miguel Ángel Acosta García (30), Eduardo Bautista Vallejo (52), Luis Alberto Arias Cabello (30) y Carlos Javier Arias Cabello (34), e hirieron a los hermanos José Ramiro Rodríguez Brito, de 18 años y José Rafael Rodríguez Brito de 20, además de Samir Urbina, de 18 años.

Foto: Francisco Matheus

(Visited 14 times, 7 visits today)