Un kilo de carne molida se lleva más de dos salarios mínimos #MercadoGuaicaipuro

El precio del kilo de carne molida se llevó por delante el incremento de salario decretado por el presidente Nicolás Maduro. De costar Bs. 1.180.000 el 20 de abril, cuando Efecto Cocuyo realizo el último recorrido, pasó a estar marcada a Bs. 2.180.000 este jueves 3 de mayo en el Mercado Guaicaipuro.

Por lo tanto, se necesitarán al menos dos salarios mínimos, o casi la totalidad del sueldo integral, para poder adquirir la proteína.

Además, el incremento del 95% del salario mínimo no hizo más accesible el abastecimiento de huevos, uno de los productos que reportó el alza más importante. Con respecto a la quincena pasada, el cartón subió a Bs. 1.500.000, lo que implica 43% más que el millón 180 mil registrado.

“Hay que aprovechar ahorita. Hoy me llaman para darme el nuevo precio. Seguramente, vendrá con el aumento“, aseguró uno de los encargados del negocio.

Otras proteínas, como pollo entero no se encontraron en los frigoríficos, mientras que la merluza y el filet de sardina continuaron “brillando por su ausencia” desde julio del año pasado.

Adicionada a la escasez del producto, uno de los comerciantes del rubro informó que este jueves las pescaderías del mercado tienen dificultades para operar por falta de agua.

En el Mercado Guaicaipuro destacan las nuevas tablas de precios, que ahora expresan los costos de los productos con la nueva denominación de “bolívares soberanos“. El presidente Nicolás Maduro así lo decidió el pasado 22 de marzo, acción que obliga a restar tres ceros al valor de los alimentos y demás artículos a partir de este 1 de mayo.

Los embutidos son los ingredientes que presentaron el menor porcentaje de alza (entre 11 y 12%) de la lista de la familia Quiroz, que sirve de referencia para Efecto Cocuyo. El kilo de queso blanco duro marca Bs. 1.250.900, el jamón de espalda vale Bs. 990.900 y el medio kilo de mortadela está a Bs. 485.450.

Aún así, los precios del queso y el jamón de espalda están cerca de superar el sueldo mínimo. Por tercera vez en el año el queso tipo paisa no se encontró en las neveras. La boloña con pimentón sigue sin aparecer desde finales de septiembre del año pasado.

De las frutas que forman parte de la lista de compras de la familia Quiroz, el kilo de guayaba reportó la subida más brusca en dos semanas. De 95 mil bolívares pasó a costar 240 mil, lo que significa un aumento del 71%. Con respecto al mes pasado, el número es muchísimo más alto: el incremento es de 153%.

La disminución del poder adquisitivo continúa reflejándose en el costo de los cambures y la piña. Comprar dos kilos de cambur cuesta casi el doble de lo que costaba hace un mes, de Bs. 124 mil a Bs. 230 mil; mientras que el precio de tres piñas pasó de Bs. 270 mil a 420 mil.

Por suerte para los compradores, parte importante de los vegetales y hortalizas no sufrieron alzas importantes de precios durante esta quincena.

Sin embargo, el kilo de pimentón está cerca de rozar el nuevo salario mínimo. Con base en el último recorrido, el vegetal pasó de costar Bs. 650 mil a Bs. 950 mil, lo que representa un aumento de 46%.

En este sentido, con un millón de bolívares sólo alcanza para comprar un kilo de pimentón y un kilo de ají, que cuesta Bs. 50.000, alimento que reportó uno de los precios más bajos del total que compone la lista de la familia Quiroz.

Las arvejas partidas y las caraotas siguen sin aparecer en el mercado Guaicaipuro. En total, para adquirir la lista completa de la familia Quiroz se necesitan Bs. 12 millones 417 mil 250 al menos doce salarios mínimos o cinco sueldos integrales.

 

Foto: Archivo Efecto Cocuyo.

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!