Por tercera vez, en seis meses, se tensa la cuerda entre Venezuela y España

 María Laura Chang / @MarilaChang El presidente Nicolás Maduro solicitó a la canciller Delcy Rodríguez y al Consejo de Vicepresidentes evaluar las agresiones generadas por el gobierno español luego de que el Congreso de Diputados de España pidiera, este martes 14 de abril a través de un documento, la liberación de los presos políticos en Venezuela y condenara la escalada de represión y violencia en el país. “Es una élite podrida la que gobierna España, le salen gusanos y esos gusanos huyen de esa pudrición… Las cortes de España no saben con quién se han metido. Llamo al pueblo a prepararse” expresó el primer mandatario en su programa En Contacto con Maduro. Este martes, el Congreso español aprobó una iniciativa que solicita la liberación de los opositores venezolanos “arbitrariamente encarcelados” luego de las protestas del pasado año. El documento pide al gobierno del presidente Mariano Rajoy que defienda ante la comunidad internacional y ante el ejecutivo del mandatario Nicolás Maduro la libertad de Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos, así como de “los demás opositores, manifestantes y estudiantes” en prisión. Aunque los impasses entre España y Venezuela registran varios capítulos desde la administración del fallecido presidente Hugo Chávez, durante el gobierno de Nicolás Maduro ha habido tres crisis en seis meses. En esta oportunidad, voceros del Congreso español han dicho que “se pasó de la raya”. El encuentro entre Lilian Tintori, esposa del dirigente preso Leopoldo López,  y Mariano Rajoy, jefe de gobierno español, ocurrido el 22 de octubre de 2014 en Madrid, generó la primera descarga presidencial desde Miraflores. Durante esa reunión, el presidente del Partido Popular demostró interés por la situación  de Leopoldo López, encarcelado desde el 18 de febrero de 2014.  El gobierno nacional respondió con una comunicación dirigida al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación del Reino de España, en la cual rechazó por “injerencista, irresponsable e irrespetuosa”  la postura asumida por el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, respecto al juicio que se le sigue a López. En julio de 2013 el presidente Maduro amenazó la estabilidad de las relaciones entre ambas naciones luego de un extraordinario incidente protagonizado por el mandatario boliviano, Evo Morales. Maduro expresó su indignación luego de que autoridades ibéricas (y de otras naciones europeas) negaran el sobrevuelo del avión en el que iba abordo el presidente de Bolivia, procedente de Rusia, ante la sospecha que allí viajara también el exagente de inteligencia estadounidense Edward Snowden.”Tenemos que evaluar nuestra relación con España, con el gobierno de Mariano Rajoy, no con el pueblo de España que son nuestros hermanos”, enfatizó Maduro. Según Maduro, “lo que ha hecho el gobierno de España es infame, pretender revisar el avión de un presidente sudamericano. ¿Qué se cree ese presidente Rajoy, que los sudamericanos somos esclavos de ustedes?”.   https://www.youtube.com/watch?v=ArlDIHIU6tk   Sin embargo, ningún enfrentamiento tan recordado como el que protagonizó Hugo Chávez en 2007. En noviembre de 2007 durante la XVII Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile, el Rey Juan Carlos de España le dirigió al entonces primer mandatario venezolano, Hugo Chávez, la recordada frase: “¿Por qué no te callas?”. El incidente ocurrió una vez que Chávez interrumpía el turno de palabra del jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, con continuas descalificaciones contra el exgobernante, José María Aznar.  Zapatero salió en defensa de Aznar y exigió al mandatario venezolano respeto, pero Chávez seguía. Finalmente, Don Juan Carlos, notablemente molesto, lo increpó: ¿Por qué no te callas? https://www.youtube.com/watch?v=lUZxlXkbaxM El 26 de noviembre de 2007, Chávez expresó que “hasta que el rey de España no se disculpe congelo las relaciones con España”. Semanas antes había declarado estar evaluando las relaciones políticas, diplomáticas y económicas con España. “Eso significa que las empresas españolas van a tener que empezar a rendir más cuentas. Yo voy a meterles el ojo a ver qué es lo que están haciendo aquí, a todas las empresas españolas que están en Venezuela”, advirtió. Pero en febrero de 2008 el presidente le daría la bienvenida a un nuevo embajador de España en Venezuela, Dámaso de Lario, lo que supondría la normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países, tras la Cumbre Iberoamericana.  En julio de ese año el mandatario venezolano fue recibido por el monarca en el palacio de Marivent en Palma de Mallorca.     [media-credit id=4 align=”aligncenter” width=”620″]VenezuelaEspaña[/media-credit]      ]]>

(Visited 5 times, 1 visits today)

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!