Observatorio Venezolano de la Salud exige al Ejecutivo aceptar ayuda internacional

Luego de que la Coalición de Asociaciones por la Salud y la Vida (Codevida) y la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), indicaran que la escasez en los medicamentos de alto costo llega a 75% y 85% en los fármacos esenciales; El Observatorio Venezolano de la Salud (OVS) considera necesario exhortar al Poder Ejecutivo Nacional a solicitar la ayuda y cooperación de las Agencias del Sistema de Naciones Unidas, y en particular de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A través de una nota de prensa, la OVS fijó una posición en la que aseguran que los organismos  internacionales podrían apoyar al país “de manera transitoria y puntual“, mientras el Estado y los actores resuelven la escasez existente en el sector salud.

“También exhortamos al Ejecutivo Nacional que atienda con carácter urgente y prioritario las Autorizaciones de Liquidación de Divisas (ALD) pendientes por cancelar a las empresas farmacéuticas a las que se les adeudan montos en divisas por concepto de importaciones de medicamentos y materia prima”, reza parte del documento.

Es por ello la OVS aconseja reconocer la deuda existente y explorar los mecanismos para cancelarla, que combinen liquidación en efectivo y el resto en bonos u otros instrumentos financieros.

El observatorio insiste en recordar que la escasez de medicamentos en Venezuela tiene varias causas. “En el caso del desabastecimiento existente en los centros públicos de salud (…) es producto de la ineficacia, ineficiencia y corrupción en los proyectos de puesta en marcha de empresas destinadas a la elaboración de medicamentos, y en las organizaciones y/o compañías públicas ya dedicadas a la producción de fármacos”, expresan.

Explican, además, que como la política con respecto a la compra de medicamentos y materia prima ha sido la adquisición directa por parte del Gobierno Nacional a empresas farmacéuticas  públicas y privadas radicadas en el exterior,  los contratos realizados se han hecho sin licitaciones, sin mecanismos de control y sin planificación alguna.

Incluso la Contraloría General de la República aseguró que como consecuencia de este desorden, se ha generado en algunos casos el vencimiento de lotes de medicamentos porque se compraron por encima de la demanda real, lo que a su vez generó la incineración de lotes de medicamentos y productos biológicos por condiciones inadecuadas de almacenamiento.

En su comunicado, el OVS alerta que la disminución del número de solicitudes de Aprobación de Autorización de Divisas (AAD), así como las deudas en la Autorización de Liquidación de Divisas (ALD) “cuyas solicitudes ya han sido aprobadas, y que acumulan actualmente la cantidad de 6.000 millones de dólares”, influyen en la escasez de medicamentos.

Por esta razón y para evitar que la corrupción continúe afectando el derecho a la salud de los venezolanos, recomiendan a la Contraloría a indagar sobre la paralización de algunos proyectos. “Específicamente los casos de la planta de producción de fluidoterápicos, a construirse en el marco del convenio China-Venezuela; la planta productora de medicamentos liofilizados y carbapenems, a construirse en el marco del convenio Colombia-Venezuela; el Complejo Industrial Farmacéutico de Producción de Medicamentos Esenciales, concebido para ser desarrollado bajo la modalidad de empresa mixta cubano-venezolana; y la planta de cefalosporínicos y penicilínicos que se construiría según convenio Portugal-Venezuela”, puntualizan en el texto.