Niños con leucemia protestaron por cierre de quirófano del J.M. de los Ríos

Tres semanas seguidas sin quirófano suma el servicio de Hematología del hospital de niños J.M. de los Ríos. La sala dispuesta para tratar a los pacientes con enfermedades de la sangre está paralizada desde la segunda semana de 2018 por falta de aire acondicionado. La mañana de este martes, 30 de enero, pacientes y padres protestaron en la avenida Vollmer de Caracas, en San Bernardino, para exigir una solución a las autoridades del centro pediátrico.

Debido al cierre de quirófano, los médicos no han podido hacer los procedimientos necesarios para el diagnóstico de la leucemia o para el seguimiento al tratamiento quimioterápico a los pacientes, entre ellos la punción lumbar, la biopsia de médula ósea y el aspirado de médula.

“Necesitamos medicamentos y quirófano urgente” y “Estamos sin quirófano en Hematología“, eran algunos de los mensajes que contenían las pancartas que se alzaron frente al hospital de niños la mañana de este martes.

Sin embargo, la ausencia de quirófano no fue lo único que hizo que las madres y los pacientes salieran a protestar. Los tratamientos quimioterápicos incompletos y la falta de reactivos serológicos para analizar las donaciones de sangre se sumaron a la lista de razones por las cuales protestar.

Los pequeños con leucemia trancaron la avenida Vollmer de Caracas junto a sus padres

Las dos primeras semanas de enero estuvieron paralizadas las operaciones en todo el hospital porque no había sangre porque el Banco Municipal de Sangre no tiene los reactivos necesarios para descartar la presencia de enfermedades como VIH sida, sífilis y Hepatitis C en las donaciones que recibe.

Lea también: Bancos de sangre en riesgo de quedar inoperativos ante escasez de reactivos

El pasado martes, 16 de enero, los quirófanos generales se volvieron a paralizar. Ya no por falta del tejido, sino por una filtración en el techo. Ahora los pacientes con leucemia no cuentan con ningún espacio, ni la sala de operaciones de su servicio ni las de piso 7, para realizar sus procedimientos.

En el servicio de Hematología hay pacientes que necesitan recibir transfusiones cada dos o tres semanas debido a una enfermedad hematológica llamada Talasemia. Los niños con leucemia también requieren transfundirse con frecuencia porque el cáncer y las quimioterapias afectan a sus organismos.

El déficit de medicamentos en el servicio oscila entre 70% y 75%, según aseguraron los mismos hematólogos. Tras la protesta, los padres de los pacientes se reunieron con el director del hospital, el viceministro Exavier Campos, para exigir una solución definitiva.

Lea también:

Hospital J.M. de los Ríos cumple una semana sin cirugías por filtración en quirófanos