Desinformación sobre nuevas morgues en Caracas pone a correr a dolientes de la violencia - Efecto Cocuyo

Desinformación sobre nuevas morgues en Caracas pone a correr a dolientes de la violencia

Sin anuncio. Así pusieron a funcionar nuevos centros forenses en el Área Metropolitana de Caracas. Desde mayo el Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) habilitó en el Hospital Periférico de Coche, Pérez de León II y en la Subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Caricuao nuevas morgues con la premisa de descongestionar a la única que existía en Bello Monte.

Información extraoficial obtenida a través de trabajadores del Senamecf se conoció que se creó un nuevo sistema para la distribución de cadáveres en estos recintos: aquellas personas que mueran durante operativos policiales serán ingresadas en la morgue de Bello Monte, ubicada en Baruta; mientras que las que fallezcan por otros móviles como robo y ajustes de cuentas serán trasladadas a las otras sedes forenses según la localidad donde se produjo el hecho.

Esto será así de lunes a viernes y durante los fines de semana, todas las muertes violentas y por determinar su causa serán registradas en la morgue de Baruta. La fuente señaló que la excepción a este nuevo sistema serán aquellos casos de relevancia política o social, los cuales sin importar su presunto móvil son registrados en la medicatura de Bello Monte.

Las nuevas sedes del Senamecf fueron instaladas dentro del Hospital Ana Francisca Pérez de León II, ubicado en la avenida Francisco de Miranda en Petare; otra en el Hospital Leopoldo Manrique Terrero (conocido como Periférico de Coche), avenida Intercomunal de El Valle; y la tercera al lado de la subdelegación del Cicpc, detrás del Centro Comercial Caricuao Plaza, la cual comenzó a operar en los últimos días.

Pese a que el Ministerio de Interiores, Justicia y Paz había anunciado en 2014 la creación de la morgue en El Llanito, al final de la Río de Janeiro, hasta la fecha no ha habido información oficial sobre la instalación de las otras, solo en marzo de este año se indicó en una nota de prensa del ente que “reabrió la sede en Hospital Ana Francisca Pérez de León II”.

Este jueves 3 de agosto, Pedro Urbano fue víctima de la desinformación. Su hijo fue asesinado el día anterior con siete impactos de bala en la carretera hacia Mariche, a la altura del barrio 5 de Julio, específicamente en el sector Las Dos Bodegas.  Los funcionarios del Cicpc que realizaron el levantamiento del cuerpo le indicaron que su familiar sería trasladado hacia Bello Monte.

“Lo hacen a uno perder el tiempo. Cuando llegué aquí me dicen que no está el cuerpo. Buscaron en la lista de ingresos y nada. Dos horas después es que me dijeron que lo buscara en el Pérez de León, porque en esta morgue solo traen a los que murieron en enfrentamientos con la policía. ¿Por qué nos engañan así?”, indicó Pedro afuera de la sede del Senamecf de Baruta.

Por sus propios medios tuvieron que dirigirse hasta Petare para culminar con los trámites forenses de rigor y llevarse los restos de Yeison Alexander Urbano Guiche hacia Barlovento donde le realizarán los actos fúnebres. Pero hasta las 5:00 de la tarde de este jueves 3 de agosto, la familia Urbano no ha podido dar inicio a su duelo, pues el médico patólogo que debe firmar el acta de defunción y la autopsia no se encontraba en el recinto.

Yeison Alexander fue asesinado el miércoles 2 de agosto a sus 29 años de edad. Salió de su casa en José Félix Ribas rumbo a su lugar de trabajo en Mariche. Un transporte de la empresa procesadora de plástico en la que labora solía buscarlo por el barrio 5 de Julio de Petare a las 9:00 de la noche.

Testigos indicaron a los parientes que un delincuente quiso despojarlo del bolso donde llevaba su comida y cartera, pero él opuso resistencia y esto ocasionó que le perpetraran siete disparos en su cuerpo. Murió en el sitio.

En esa empresa la víctima tenía seis años trabajando para dar sustento a su familia, conformada por dos niños varones de 12 y 6 años de edad.

Lea más: 

De cómo han cercado al periodismo en la morgue de Bello Monte

Comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

¡Suscríbete!