El negocio de los carros Chery Venezuela también rodó con los #PanamaPapers

A pesar de haber sido anunciado como un proyecto conjunto entre el Gobierno y una empresa privada, la filtración de los documentos de la empresa panameña Mossack Fonseca reveló que el ensamblaje de carros Chery Venezuela obedece a los intereses del grupo Yammine. Con un clan familiar que encabeza el negocio, Sarkis Mohsen Yammine Leunkara, Antonio José Yammine Saade y Mohsen Yammine Saade son quienes controlan las operaciones de la compañía en el país. Así lo señala un reportaje de investigación firmado por el periodista Roberto Deniz.

Fue en agosto de 2011 cuando el presidente Hugo Chávez anunció que “una empresa privada se mostró dispuesta a trabajar con el Gobierno venezolano” y con la compañía china Chery. A partir de ese momento, se inauguró en Tejerías la ensambladora, que más que estar bajo el control de una empresas mixta, obedecía a los intereses del grupo Yammine. El clan familiar ya había participado anteriormente en el proyecto de vehículos multipropósitos Tiuna, de las Fuerzas Armadas.

Un entramado financiero fue lo que develaron las investigaciones de los Papeles de Panamá, cuya primera pieza fue Corporación Automotriz Z.G.T. en Venezuela. A esta se sumaría una compañía en Hong Kong, ICA International Automobiles Limited, cuyo único accionista era Chery Andean & Caribbean, registrada en Panamá. Detrás de la cadena, los únicos beneficiarios de todas estas empresas era la misma familia.

De acuerdo con el reportaje, los inversionistas se hicieron construir empresas “en paraísos fiscales como Hong Kong, Panamá y las Islas Seychelles” para que se perdiera el rastro de sus verdaderos dueños.

En el trabajo periodístico, Deniz señala que el entramado de empresas sirve como “un rosario de peajes” en donde se van recogiendo comisiones en dólares. “Anualmente ICA International Automobiles Limited (la empresa de los Yammine en Hong Kong) debe cancelar un porcentaje de lo que ingresa a Chery Andean & Caribbean (la empresa de los Yammine en Panamá), en su condición de accionista, así como también pagar por conceptos como el de comisión, garantía de los carros, transferencia tecnológica y asistencia técnica”, señala el reportaje.

De esta forma, la compañía en Hong Kong actuaba como un intermediaron entre la empresa asiática en Venezuela y su casa matriz en China. Sin embargo, el periodista apunta que estas transacciones sucedieron a pesar de ser “una operación que funciona con el esquema del Fondo Chino, en el que habitualmente el Gobierno cancela directamente al proveedor en China por la mercancía“.

Unos 125 millones de dólares son lo que pagó ICA International Automobiles a Chery Andean & Caribbean por ser un accionista, según señalan los reportes financieros referidos en el reportaje entre 2011 y 2014. Por otro tipo de conceptos, como comisión y garantía, la primera empresa sumó pagos a la segunda de otros 70 millones de dólares.

En el documento filtrado de Mossack Fonseca también se señala que “ICA International Automobiles Limited acuerda pagar una comisión a Chery Andean & Caribbean por cada vehículo vendido de acuerdo a un programa de tarifas establecido por ambas partes”.

Lea el reportaje completo Los carros Chery son un negocio redondo para la familia Yammine.

  • Venezolatinoamericano

    LA CORRUPCION CABALGA CON LA REVOLUCION….

    ¡Bueno! Se destapo la olla podrida de los innumerables casos de corrupción donde están incluidas las empresas que han incursionado en el país, a continuación tenemos las empresas chinas en Venezuela, nunca ates en la historia política de este país se había visto tantos escándalos de corrupción como lo que estamos viendo hoy día, y es que cada vez que se mueve una pieza en el ámbito internacional salen chispeados personajes de la vida política nacional enredados en caso de corrupción, drogas y legitimación de capitales hasta los momentos aquí en Venezuela no se abierto ninguna investigación de estos funcionarios del estado venezolano que presuntamente están incurso en este tipo delitos.
    En Venezuela tenemos innumerables casos como ejemplo el caso de los Narco-sobrinos Flores presuntamente vinculados con la primera dama de la república Bolivariana de Venezuela, las famosas cuentas de los Bancos de Andorra, los funcionarios Boli-burgueses en MIAMI, el famoso maletín de Antonini Wilson….y ahora los papeles de panamá, y pare de contar lo que el ciudadano común todavía no sabe, hace poco salió por los medios de comunicación otra denuncia de trabajadores de las empresas básicas SIDOR, en Venezuela acusan de la quiebra de las empresa SIDOR a militares y civiles que están a cargo de las mismas, ellos dicen que la quiebra de dichas empresas se debe a la no inversión del sector siderúrgico en estos 18 años y por otra parte el grado de corrupción que allí existe, llegando al punto de “importar materia prima” como alambrón y cabillas, pudiendo haberse producido la misma empresa SIDOR. esto por supuesto genero comisiones millonarias que según los trabajadores han quedado en manos negras y corruptas de las elites cívico-militar.