Dos estudiantes y un periodista detenidos en protesta pacífica ante TSJ (Video)

A golpes y peinillazos. El saldo de heridos y detenidos inmediatamente hizo que decenas de estudiantes universitarios huyeran por Avenida Baralt. Habían llegado a pocos metros del Tribunal Supremo de Justicia. A primeras horas de este viernes, 31 de marzo, un grupo de estudiantes se dispuso a protestar frente a las puertas del máximo tribunal, ante lo que calificaron como “golpe de Estado” en Venezuela. Pero la Guardia Nacional Bolivariana lo impidió. Detuvo a dos e hirió, a peinillazos y empujones, al resto de los asistentes.

Lo que comenzó como una protesta pacífica que pretendía exigir “la restitución del estado de derecho y el Parlamento, la restitución de la inmunidad y funciones de los diputados de la Asamblea Nacional“, terminó con la detención de los estudiantes Andrés Oliveros, de la facultad de Derecho, y Rafael Álvarez, de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela.

Ambos habían llegado para protestar junto a un grupo de al menos 50 jóvenes de la máxima casa de estudios, y algunos reporteros independientes y de medios internacionales. En minutos, un contingente de la GNB irrumpió en la concentración, rodeó al grupo y comenzó a perseguir a quienes tuviesen cámaras fotográficas.

La dirigente estudiantil Sairam Rivas, quien facilitó a Efecto Cocuyo los nombres de los detenidos, informó que además, vecinos del sector albergaron a varios estudiantes que huyeron ante la violenta arremetida militar de los efectivos de la GNB.

Al reportero Iván Reyes, de Efecto Cocuyo, se le intentó despojar a golpes de sus equipos de trabajo, y sus colegas informaron también la persecución por parte de la GNB del reportero de AP, Fernando Llano. Además, se confirmó la detención del reportero gráfico de Vivo Play, Andry Rincón.

Estudiantes y periodistas bajaron por el medio de la avenida Baralt y a la altura de una panadería que ha sido ocupada por el Gobierno, notaron la presencia de “colectivos” que caminaban tras ellos portando “bastones como de policía. Uno de ellos tenía algo que parecía un arma, y se les veía caminar libremente incluso ante los efectivos de la GNB”, dijo uno de los estudiantes.

Posteriormente, el grupo de estudiantes, liderados por la Presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Rafaela Requesens, llegaron caminando hasta el Palacio de Justicia a denunciar la acción represiva a exigir al coronel de la GNB, Lugo Armas, “que dé la cara y entregue a los estudiantes” detenidos.

Entre tanto, uno de los efectivos de la Policía Nacional Bolivariana que custodiaba la manifestación, se acercó tímidamente a uno de los periodistas para confesarle: “no estoy de acuerdo con la actuación de colectivos, pero no puedo hacer nada”.

Con información e imágenes de Ivan Reyes