Alcalde Delson Guarate cumple un año preso, enfermo y sin audiencia preliminar

El dos de septiembre de 2016, funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) irrumpieron en la Alcaldía de Mario Briceño Iragorry (MBI), en el estado Aragua,  donde por la fuerza se llevaron detenido al alcalde Delson Guarate, elegido como mandatario municipal el 8 de diciembre de 2013 con el respaldo de Voluntad Popular.

Guarate fungía para entonces como coordinador regional del partido de Leopoldo López, y desde que se anunció la gran marcha que tomaría Caracas una semana antes, el Gobierno nacional fue seleccionando a dirigentes del partido naranja en varias ciudades del país como blancos de supuestas actividades conspirativas.

Lo hicieron primero con Yon Goicochea, que recientemente cumplió un año preso en los calabozos del Sebin en el Helicoide a pesar de tener una orden de excarcelación; las acciones alcanzaron al diputado del Consejo Legislativo del estado Zulia, Lester Toledo y al alcalde de Maturín, Warner Jiménez.

Pero solo Goicochea y Guarate fueronn aprehendidos. El alcalde de MBI llevaba días antes de su detención, denunciando coacción de los cuerpos policiales en su vivienda, la de su familia y hasta la retención de su esposa Jenny de Guarate. Pese a ello, el dos de septiembre Delson acudió a su despacho, donde alrededor de las 8:00 de la mañana fue apresado.

Su esposa contó a Efecto Cocuyo que se lo llevaron sin una orden de detención, solo con una copia en la que un tribunal de control en Aragua y la Fiscalía Superior lo acusaban de dos delitos ambientales:  contravención de planes de ordenación del territorio y disposición indebida  de residuos y desechos sólidos peligrosos. Eso decía la copia de la orden de arresto que mostró el Sebin en la Alcaldía de MBI.

Sin embargo, horas después allanaron su residencia, donde supuestamente encontraron granadas, bombas lacrimógenas, cordones de  bombas y un plano para la ubicación de estos artefactos. Por esto lo trasladaron a la sede del Sebin en el Helicoide, donde comenzó para Guarate un verdadero calvario que deterioró su salud hasta el punto de haber perdido en un año 30 kilos de peso, sufrir de diabetes e hipertensión.

Doce días después de su reclusión sufrió una hemorragia intestinal y lo llevaron de emergencia hasta el Hospital Militar de Caracas, donde se encuentra recluido hace nueve meses. El Sebin lo sacó del centro asistencial sin alta médica el 3 de octubre de 2016 y lo regresó al Helicoide. Pero el 15 de noviembre sufrió una recaída y fue regresado al nosocomio.

Desde entonces ha permanecido hospitalizado; primero por la hemorragia intestinal, después por dolores abdominales y un recrecimiento del bazo. En el hospital militar determinaron que era hipertenso y diabético. “Se comenzó a hablar de que necesitaba una operación de emergencia por un posible tumor en el bazo. Pero no había resonador en el hospital militar y pasaron tres meses para que le hicieran una resonancia, después de las múltiples denuncias públicas”, relató su esposa.

El 15 de marzo de este año, Guarate fue operado de su condición intestinal y comenzó a recibir dosis de insulina cristalina y nph, que debe colocarse cinco veces al día y son de difícil obtención por la escasez de medicamentos en Venezuela.  Ante estas múltiples dolencias, desde inicios de año la familia y la defensa del alcalde ha solicitado en reiteradas ocasiones una medida humanitaria que le permita ser juzgado en su casa.

Por ello, el pasado nueve de julio la fiscal 45  nacional, Ruth Araujo, pidió la revisión de las medidas cautelares impuestas a Guarate ante el tribunal de su casa, pero el enfrentamiento entre Luisa Ortega Díaz, al frente del Ministerio Público, con el Gobierno nacional, entre ellos el Poder Judicial, dejó sin respuesta la solicitud.

Jenny de Guarate agregó que en nueve oportunidades la audiencia preliminar de su esposo ha sido diferida porque el Sebin no acude al Hospital Militar para su traslado ante el tribunal. La última vez fue este jueves 31 de agosto.

La defensa ha dicho que si lo llevan a la audiencia, Delson ya debería estar libre porque los dos delitos ambientales que le señalan tienen una pena de máximo nueve meses y ya ha pasado un año. Nosotros tenemos pruebas de que le sembraron las pruebas de las armas que dicen haber encontrado en nuestra casa”, relató Jenny.

Además, Guarate fue destituido como alcalde el 31 de septiembre de 2016 por la Cámara Municipal de mayoría oficialista en Mario Briceño Iragorry, que desconoció el nombramiento de la alcaldesa interina Alicia Loreto y colocaron al entoncnes presidente del Concejo,  Brullerby Suárez del PSUV.

Foto: El Venezolano News