Salario mínimo en Venezuela es el más bajo del continente

Salario mínimo en Venezuela es el más bajo del continente

Un sueldo que no rinde. El incremento del salario mínimo a 18.000 bolívares soberanos anunciado por el gobernante Nicolás Maduro no alcanza ni para un dólar diario. Y se ubica como el peor ingreso mínimo mensual en todo el continente americano.

Mientras el precio del Dicom cerró en Bs. S 950, en el mercado paralelo la moneda estadounidense se transa en 2.800 bolívares. Eso quiere decir que el salario mínimo de los venezolanos solo representa 6 o 19 dólares, respectivamente.

El sueldo mínimo de los venezolanos se encuentra por debajo de un dólar diario. Según datos del Banco Mundial, un ingreso al día por debajo de ese rango es catalogado como pobreza extrema. Y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) advirtió que Venezuela padece los mayores incrementos en los índices de subalimentación entre los países del continente.

El salario mínimo venezolano es, incluso, más bajo que el de Haití y Cuba. Dichos países reciben ayudas económicas del Gobierno venezolano mediante los envíos de petróleo por los acuerdos de PetroCaribe.

Por su parte, Chile, Uruguay y Paraguay cuenta con los ingresos mínimos más altos de la región.

Claves para entender los anuncios económicos de Nicolás Maduro

Sin embargo, Venezuela padece una hiperinflación desde hace 14 meses, según la Asamblea Nacional. También representa la inflación más alta del mundo. Y las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) indican que cerrará en 10.000.000% en 2019.

Efecto Cocuyo constató en un recorrido por supermercados de Caracas que el nuevo salario mínimo solo alcanza para adquirir un kilo de pasta, cebolla y pimentón. Es decir, si adquiere esos productos, el sueldo se consume.

Un salario mínimo consumido por la hiperinflación

En cuestión de semanas el nuevo salario perderá todo el poder de compra que haya podido recuperar con el incremento, dijeron economistas.

Con una inflación diaria promedio de 3%, el poder adquisitivo del bolívar desciende constantemente. Ello en medio de un escenario de escasez de productos básicos y de medidas económicas gubernamentales que, a juicio de expertos, “son una pérdida de energía y tiempo”.

Foto principal: Iván Reyes

Comentarios

No Comments Yet

Comments are closed

¡Suscríbete!