Nuevo cono monetario se ahoga en un mar de contradicciones presidenciales

Con una aparente firmeza y un cierto tono de molestia al momento de hablar, el presidente Nicolás Maduro ordenó el pasado 11 de diciembre la salida de circulación del billete de 100 bolívares, el de mayor denominación, “en las próximas 72 horas” como medida para combatir a las presuntas “mafias colombianas” dedicadas a extraer el papel moneda para “desestabilizar la economía”.

Sin embargo, en los anuncios posteriores, además de generar confusión a la población, incurrió en diversas contradicciones. El 15 de diciembre, cuatro días después de haber otorgado un plazo de 10 días para depositar los billetes de Bs. 100 en el Banco Central de Venezuela (BCV), el Presidente redujo ese lapso a tan solo 5 días.

“Entre lunes y martes de la semana que viene llegará otra cantidad de billetes para ingresar al sistema bancario del país”, dijo el Jefe de Estado el 16 de diciembre, a pesar de que trece días antes, el 3 de diciembre, había dicho que los billetes del nuevo cono monetario estarían en el país desde el día 15.

palante-y-patras-maduro-billetes-de-100

El 17 de diciembre, en una reunión de trabajo con los ministros de su gabinete en el Palacio de Miraflores, decidió dar una prórroga a la vigencia del billete de 100 bolívares hasta el 2 de enero de 2017.

“Los billetes de 500 bolívares debieron llegar el jueves, pero llegarán este domingo a las 4 de la tarde”, afirmó durante su programa el 18 de diciembre.

Desde el 15 de diciembre, miles de personas hicieron largas colas en la sede del BCV en búsqueda de canjear los billetes de Bs. 100 por los de la nueva denominación, pero se fueron con las manos vacías. Esta situación generó estragos en 12 estados del país, sobretodo en Bolívar, donde más de 600 negocios fueron saqueados.

Foto: AFP