Economistas advierten que préstamo chino endeuda aún más a venezolanos

Economistas y dirigentes políticos venezolanos ven con recelo la nueva emisión de bonos por parte del Estado venezolano. Entre otras objeciones consideran que la operación fue “secreta”, obvió la aprobacion de la Asamblea Nacional, y vendrá a sumarse a la deuda externa que ya algunos consideran “impagable”.

La operación consiste en la emisión, por parte de Venezuela, de $5.000 millones en bonos con vencimiento en 2036, con un interés anual de 6,5%, que adquirió el estatal Banco de Venezuela, a la tasa de cambio protegido (Dipro) de 10 bolívares por dólar.

La información fue transmitida por la agencia de noticias Reuters y ha sido publicada por diversos medios especializados internacionales. Sin embargo aún no ha sido confirmada ni negada por los entes oficiales venezolanos.

El primero que prendió la alarma en el patio fue el diputado y economista venezolano, José Guerra, quien realizara una denuncia a través de su cuenta de Twitter. Hoy, otros economistas y dirigente políticos se sumaron a las voces que advierten sobre la inconveniencia de la operación.

El economista, consultor y PhD de la Universidad de Oxford, Orlando Ochoa, aseguró, mediante su cuenta de Twitter que la emisión de los bonos con fecha de vencimiento en 2036, “no trae divisas, pero eleva deuda”.

captura1

Mientras tanto, el economista, historiador y columnista en Diario de Las Américas, Edgar Otálvora, resaltó que la colocación de bonos se había hecho en “secreto” por parte del gobierno venezolano.

captura2

Por su parte el economista venezolano, José Toro Hardy, emitió una serie de mensajes en su cuenta de Twitter en los que analiza la emisión de bonos por parte del BCV. Toro Hardy aseguró que “el gobierno se autoemitió” los bonos 2036 y que estos serán utilizados para pagar las deudas que ya existen con los acreedores.

captura3

Roberto Smith, dirigente político del partido Voluntad Popular y licenciado en matemáticas, aseguró que Venezuela “abre el capítulo de deudas ilegales e impagables” y destacó que “los tenedores de esos bonos ilegales (2036) no tendrán derecho a cobrar en el futuro”:

captura4

La colocación de los bonos se hizo en la última semana del año 2016 y, ni el Ministerio de Finanzas, ni el Banco Central Venezolano, han emitido algún tipo de comentario o informe sobre la operación bancaria.

La entidad externa involucrada en la operación bancaria es Haitong International Securities, una firma china de gran escala que se especializa en servicios en la bolsa de valores así como en la venta de futuros o bonos.