Venezolanos varados en Costa Rica a la espera de vuelos para regresar al país

VENEZUELA MIGRANTE · 18 FEBRERO, 2021 14:04

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Oswaldo es surfista. Viajó a Costa Rica para hacer algo de dinero y practicar el surfing, pero la pandemia del coronavirus lo tiene “atrapado” en el país centroamericano.

Los gobiernos de Costa Rica y Venezuela no tienen representación diplomática, después de que el país de Centroamérica reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado del país en 2019 y rechazara las elecciones presidenciales de 2018 en las que Nicolás Maduro fue reelecto.

Incluso en septiembre de 2019 el gobierno de esa nación decidió cerrar su embajada en Caracas y el consulado general. “El Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto informa que, como parte de las medidas de contención del gasto, se ha procedido con el cierre de la embajada y del consulado general de Costa Rica en la República Bolivariana de Venezuela, efectivo a partir del jueves 1 de octubre 2020”, dijeron en un comunicado oficial.

Oswaldo tenía planes de quedarse un año en ese país y por la pandemia ya casi lleva dos años. Hacia Costa Rica solo una aerolínea venezolana, Albatros, ha ofrecido y vendido pasajes desde el último trimestre de 2020.

Sin embargo, no ha salido ningún vuelo y quienes compraron pasajes deben seguir esperando. En el caso de Oswaldo los representantes de esa línea aérea le dejaron este mensaje el miércoles 17 de febrero: “le informo que estamos abocados a iniciar a finales de febrero. Los pasajeros que ya tengan boletos les estaremos informando sobre la programación cuando nos autoricen”.

Compró boletos y no le respondieron

Jesús Pérez vive en Costa Rica desde hace año y medio. Cuando logró estabilizar su situación laboral, optó por comprar pasajes en esa aerolínea para llevarse a su familia. Invirtió casi 800 dólares para poder reencontrarse con ellos desde finales de 2020.

“Compré boletos para traer a mi familia en noviembre del año pasado, pero estas son fechas en las que Albatros no da respuestas ni razón, solo pasa notificaciones del Inac (Instituto Nacional de Aeronáutica Civil de Venezuela) que no les da permiso”, dijo en conversación por Whatsapp con Efecto Cocuyo.

Pérez debió invertir más dinero y ahora su familia espera desde Colombia para volar a Costa Rica. Albatros no le ha dado respuesta sobre el reintegro del dinero.

“Ellos ofrecen vuelos y hacen ofertas hasta abril de este año. Hacen promociones, pero en realidad no cumplen con los vuelos“, lamentó.

En Venezuela desde finales de 2020 el gobierno de Nicolás Maduro solo autorizó conexiones internacionales con México, Panamá, República Dominicana, Turquía, Bolivia y Rusia.

Aunque por unas semanas suspendió los vuelos desde y hacia Panamá y República Dominicana, estos destinos aún se mantienen cuando los autorizaron entre noviembre y diciembre del año pasado.

Hicieron todo y las pandemia los limitó

César Kolster y Paola Guevara migraron a Costa Rica para buscar una mejor vida. Pero por falta de asesoría legal intentaron varias formas de regularizar su situación migratoria. Intentaron por vía humanitaria, pero les dijeron que sería muy difícil porque ese país solo las aprueba para países en guerra o que sufran catástrofes naturales.

Continuaron con la de refugiado y también enfrentaron trabas burocráticas y después la pandemia del coronavirus. Lograron conseguir trabajo y que una empresa les firmara un precontrato para hacer los trámites, pero después de un año la respuesta fue negativa.

Viven en la provincia de Puntarenas, en el cantón de Garabito. Él es economista y ella fisioterapeuta. No pueden ejercer sus profesiones sin tener un estatus migratorio regular y optaron por regresar a Venezuela, por razones familiares principalmente.

A finales del año pasado al papá de César le diagnosticaron una enfermedad terminal. Esperaba acompañar a su padre en sus últimos días. Con esa esperanza compró pasajes en Albatros en octubre de 2020. Aún está esperando un vuelo y el señor murió.

“Hemos aplicado por solicitud de residencia. Estamos tratando de cumplir los requisitos. Por la situación de la pandemia son costosos esos procesos, no tenemos los beneficios que tienen algunas personas venezolanas que están acá solicitando refugio por ejemplo”, dice.

Esto los ha llevado a querer regresar al país, pero ante la falta de representación diplomática y lo poco que pueden hacer los funcionarios que designó Juan Guaidó cuando fue presidente de la Asamblea Nacional de 2015, están de manos atadas.

Una fecha de retorno sería el 22 de febrero, pero es una especie de rumor de la que nadie está clara. De Costa Rica no han salido vuelos humanitarios a Venezuela, pese a las solicitudes que han hecho los venezolanos en ese país.

“Se nos vino la dificultad de la situación con la familia y queremos estar con ellos”, agrega Paola Guevara sobre el deseo de retornar a territorio venezolano.

Largas y largas de la aerolínea

Otro connacional que está en suelo costarricense, quien pidió mantener su anonimato, dijo que tenía vuelo de salida de ese país para abril de 2020. Pero declararon la emergencia por la pandemia, tanto en Venezuela como en Costa Rica, y va a cumplir un año sin poder retornar.

“Al igual que muchos nos encontramos a la espera de la reactivación de vuelos. Esto luego de haber comprado boletos a la aerolínea venezolana Albatros que realiza vuelos directos a Venezuela.  La cuestión es que estamos a la espera de que les autoricen aterrizar en Venezuela desde hace muchos meses. Yo particularmente desde octubre y sé de personas que llevan más tiempo esperando”, dijo vía Whatsapp a Efecto Cocuyo.

Como el resto que compró los pasajes, la aerolínea solo les da largas por Whatsapp, y no les acepta reembolso de dinero, pese a la precaria situación en la que se encuentran.

Foto: Diario El Vistazo

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: