Ligia Bolívar: Acnur está negando base legal para que venezolanos reciban protección como refugiados

VENEZUELA MIGRANTE · 19 JUNIO, 2020 19:09

Ligia Bolívar: Acnur niega base legal para que venezolanos reciban protección como refugiados

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

46
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) incorporó una nueva categoría para referirse a la diáspora venezolana: “venezolanos desplazados en el extranjero”, en su informe Tendencias Globales 2019.

Para Ligia Bolívar,  socióloga e investigadora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), esta calificación es inexistente en el derecho internacional y no amplía derechos sino los quita.

“Con esta barbaridad están negando la base legal que ellos mismos (Acnur) dieron en 2018 para que se reconociera a los venezolanos como refugiados, de acuerdo con la Declaración de Cartagena, y lo están haciendo por presión de la OIM (Organización Internacional de Migraciones). Esto en el fondo es un tema político y de recursos”, cuestiona.

La investigadora explica que la Declaración de Cartagena fue aprobada en 1984 para ampliar el concepto de refugiado e incorporar la violencia generalizada, la agresión extranjera, los conflictos internos, la violación masiva de los derechos humanos y circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público como motivos legítimos que justifican que una persona huya de su país y reciba la protección como refugiado.

Con el exhorto de otorgar la condición de refugiados a los venezolanos, hecha por Acnur en 2018, Brasil y Paraguay dieron protección a cientos de personas en sus territorios, señala Bolívar.

No obstante, la exigencia creciente de visas para entrar y permanecer impusieron barreras en otros países como Perú, Chile y Ecuador.

“Ya los países venían teniendo resistencia y con esta categoría lo tienen más fácil. El año que viene vamos a ser venecos para la Acnur”, rechaza.

¿Migrante o refugiado?

La socióloga insiste en la importancia de diferenciar el término migrante de refugiado. “El migrante es voluntario y puede tomar decisiones y buscar sus propias formas de protegerse, el refugiado no porque el Estado se los ha negado”, explica.

“Cuando emigras y tienes un Estado que te provee documentos te llevas tu título, la partida de nacimiento de los muchachos, te llevas todo porque estás saliendo en orden. El refugiado no, el que está huyendo de una situación sale con lo que puede y es peor cuando el Estado ni siquiera es capaz de proveer esos documentos o el país al que llegas tiene un consulado que no se sabe en qué manos está y que tampoco emite documentos como es el caso de Venezuela”, argumenta.

Insiste en que una visa, se llame humanitaria o no, es una barrera para la persona que huye de su país.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados también define los dos conceptos en su página oficial.

Los refugiados son personas que huyen de conflictos armados o de la persecución, según el concepto clásico y más limitado. La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y su Protocolo de 1967 define quién es un refugiado y establece los derechos básicos que los estados deben brindarles.

Uno de los principios fundamentales establecidos en el derecho internacional es que los refugiados no deben ser expulsados o devueltos a las situaciones en las que sus vidas y su libertad puedan verse amenazadas.

Mientras que los migrantes eligen trasladarse no a causa de una amenaza directa de persecución o muerte, sino principalmente para mejorar sus vidas al encontrar trabajo o por educación, reunificación familiar, o por otras razones.

A diferencia de los refugiados, quienes no pueden volver a su país de forma segura, los migrantes continúan recibiendo la protección de su gobierno.

“Para los gobiernos esta distinción es importante. Los países tratan a los migrantes de conformidad con su propia legislación y procedimientos en materia de inmigración. En el caso de los refugiados, los países los tratan aplicando normas sobre el asilo y la protección de los refugiados, que están definidas tanto en su legislación nacional, como en el derecho internacional”, indica Acnur.

Aunque Acnur establece en su informe Tendencias Globales 2019 que los venezolanos desplazados en el extranjero “necesitan protección contra los retornos forzosos y acceso a los servicios básicos”, la profesora ve como un grave retroceso que se establezca una categoría que diferencia a este grupo de los refugiados en el mundo, pues insiste que si el motivo para abandonar su hogar es forzoso esto le otorga de por sí la condición y obliga a los Estados a reconocerlos como tal.

A finales de 2019 había 3,6 millones de venezolanos desplazados en el extranjero, según la agencia internacional. Lo que representa el 4,5% del total de desplazados de 79,5 millones.

Un éxodo más vulnerable por el COVID-19

Ligia Bolívar destaca que más de la mitad de los venezolanos que huyeron de su país están en condición irregular en los países receptores y cerca del 90% trabaja en la economía informal lo que hace que la pandemia golpea más duro a esta población.

Afirma que organizaciones que hacen trabajo humanitario en Chile reportan que los venezolanos en este país no están acudiendo a los centros de salud por temor a ser deportados si son diagnosticados con COVID-19.

“El otro problema es que muchos de los programas de ayuda que están desarrollando son para la población regular, esto deja al margen a la mitad. La población migrante y refugiada tiene menos colchones de refugio”, alerta.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: