Viceministro y Cicpc investigan masacre en comandancia policial de Acarigua - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 27 MAYO, 2019 19:18

Viceministro y Cicpc investigan masacre en comandancia policial de Acarigua

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Sin detenidos. Tres días después de la masacre ocurrida en una comandancia policial del estado Portuguesa, la responsabilidad penal aún no es establecida. El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, informó este 27 de mayo, que sus funcionarios investigan el hecho en el que murieron 30 personas y otras 26 quedaron lesionadas.

En una rueda de prensa, el director del Cicpc, aseveró que el viceministro de Investigación Penal, Humberto Ramírez, se trasladó hasta Acarigua para dirigir las pesquisas. De igual forma, como representación del organismo detectivesco acudió hasta la entidad Juan Peñaloza, coordinador de Investigaciones Penales.

Dos versiones

Lo que ocurrió en el  Centro de Coordinación General José Antonio Páez en Acarigua, estado Portuguesa tiene dos versiones. Una desde los sobrevivientes y familiares de los presos detenidos; la segunda desde la autoridad regional.

El 23 de mayo fue asesinado Wuilfredo Ramos Ferrer, considerado por los privados de libertad como su líder. Esto habría desencadenado una reacción armada de los detenidos, quienes además de pistolas y escopetas tenían en su poder granadas.

Al final del enfrentamiento murieron 30 de los detenidos, los cuales fueron identificados por el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), También resultaron heridos 26 personas, entre ellos 19 funcionarios policiales.

En la versión oficial, los privados de libertad organizaron una fuga para el 23 de mayo en la noche. El secretario de seguridad ciudadana del estado Portuguesa, Óscar Valero, aseguró que para evitar el plan se activó a hombres de la policía regional y de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes).

Este último grupo policial ha sido señalado por múltiples violaciones de derechos humanos en sus procedimientos. Desde el uso desproporcionado de la fuerza, hasta el robo de pertenencias y ejecuciones. En 2018, las Faes, adscrita a la Policía Nacional Bolivariana fue el responsable de 69% de las muertes por «resistencia a la autoridad», según determinó una investigación de Monitor de Víctimas.

“Ante ese evento de fuga masiva que tenía previsto el derribo de una pared (…) pues se hizo necesario la actuación de los cuerpos de policías del estado Portuguesa con el apoyo de las Faes para poder neutralizar y evitar la fuga masiva”, indicó Óscar Valero.

A la espera de respuestas

Humberto Prado, director del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), pidió a las autoridades una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial de estos hechos.

Una de las primeras preguntas que se hacen las familias de las víctimas está relacionada con los certificados forenses. El resultado de la autopsia de la mayoría de los fallecidos indica que murieron por la explosión de una granada. Pero los parientes aseveraron que algunos de los cadáveres presentaban orificios de bala en la cabeza y estas heridas fueron omitidas por el forense.

También queda en el aire el por qué dentro de la comandancia policial habían armas de alto calibre como granadas. Después de la masacre fueron sacadas presuntamente 17 armas de fuego, entre ellas pistolas, revólveres y escopetas, tres artefactos explosivos tipo granadas, así como múltiples armas blancas.

Por último, el activista de derechos humanos recuerda que el sitio en el que ocurrió la tragedia no es un centro de reclusión formal.

OVP pudo conocer que de los 540 presos que estaban en la comandancia de la Policía de Acarigua, 30 fueron asesinados, quedando un total de 510 que fueron sacados a requisa y que aún permanecen en dichas instalaciones, donde continúa existiendo una sobrepoblación pues la capacidad es para 300 personas, con un hacinamiento crítico del 216%.

El OVP responsabiliza a la ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela, por el “desastre penitenciario” y por no permitir que lo presos sean trasladados de los calabozos policiales a los penales.

Lea también:

540 detenidos se encontraban en comandancia de Acarigua donde ocurrió motín

OVP identifica a los fallecidos de la masacre de Polipáez en Portuguesa