Varios funcionarios heridos por detonación de granada tras liberación de exconstituyente secuestrado en El Callao - Efecto Cocuyo

SUCESOS · 31 MARZO, 2021 15:16

Varios funcionarios heridos por detonación de granada tras liberación de exconstituyente secuestrado en El Callao

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Cuatro funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) resultaron heridos, tras una confusa situación registrada en la población de El Callao, en el estado Bolívar.

Versiones extraoficiales señalan que miembros de una banda delictiva del estado atacaron con ráfagas de alto calibre y explosivos la sede de la Dgcim, como una presunta respuesta a la acción de rescate de un comerciante secuestrado la pasada semana.

El presunto ataque se habría producido en la medianoche de este martes 30 de marzo, luego del secuestro del comerciante y exconstituyente Wilhelm Norberto Torrellas Martínez, por quien pedían un rescate de 15 kilos de oro. 

Los delincuentes, pertenecientes a la banda de El Toto, no pudieron cobrar la recompensa pues Torrellas, a quien se le acusa de ser informante del cuerpo militar del régimen, logró escapar de la zona montañosa donde había sido internado. 

Los heridos fueron identificados como Mario Israel Abreu Silva (de 38 años), Larry José Romero Mecías (48), Esleider José Gómez Salazar (23) y Larkin Enrique Ferrer Paz (29). Fueron trasladados a centros clínicos de Puerto Ordaz para sus cuidados médicos.

El gobernador de Bolívar, Justo Noguera, negó que se haya tratado de un ataque y afirmó que lo que hubo fue “un procedimiento de un carro abandonado, donde cayó una granada y se activó y hay 3 heridos leves”.

Pero videos publicados en las redes sociales aseguran que sí hubo una situación en la que se utilizaron armas de alto calibre.

 

Versión del secuestro

Torrellas Martínez, ex miembro de la Asamblea Nacional Constituyente  y vicepresidente de la Cámara de Comercio del municipio Roscio, fue secuestrado el viernes 26 en la tarde, mientras transitaban por la calle principal del sector El Perú, en El Callao, a bordo de su camioneta Toyota Hilux. 

En el hecho, fue degollado el escolta del exconstituyente, quien se desempeñaba como supervisor jefe de la Policía del estado Bolívar.

Según informó un parte policial filtrado a la prensa, el político y su escolta fueron “interceptados por dos personas aún por identificar, quienes luego de someterlos con armas de fuego” procedieron a “internarlos en la zona montañosa dejando la camioneta abandonada en el lugar”.

Posteriormente, los delincuentes llevaron a las víctimas a un inmueble, donde acusaron al exconstituyente de ser informante de la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Pidieron por su rescate 15 kilos de oro, “los cuales debían de ser cancelados en horas de la mañana”, destaca el informe.

El parte de las autoridades indica que, al transcurrir las horas y no recibir una confirmación del pago, los victimarios “procedieron a degollar y posteriormente cortarle la cabeza al supervisor jefe Herney Ruiz, quien era escolta del exconstituyente, como demostración de presión para el pago del rescate”.

Unas horas después, ya de madrugada, el secuestrado logró escapar. Huyó “escondiéndose en varios huecos de la montaña hasta que amaneció y llegó a un sitio donde se comunicó con sus familiares, quienes lo rescataron y le dieron parte a Los Comandos Rurales de la Guardia Nacional”, indicó el comunicado citado.

Y agregó: “Una vez recabada toda la información necesaria, se constituyó una comisión integrada por el Ejército Bolivariano (Francotiradores), Comandos Rurales de la GNBV, CONAS y CICPC Delegación Municipal Tumeremo, hacia el Sector El Perú, aproximadamente a las 06:00 pm cuando llegaron al lugar donde ocurrió el secuestro al frente de El Molino Victoria, Sector El Perú”.

Allí, las autoridades ubicaron la camioneta de Torrellas, “procediendo los funcionarios castrenses con la seguridad del caso en abrir la puerta del piloto, la cual tenía atada con una trenza en uno de sus extremos una granada que se activó al hacer contacto con el pavimento, resultando heridos cuatro efectivos militares. Se dejó constancia que el cadáver del supervisor jefe Herney Alirio Ruiz Olivares aún no ha sido localizado”, concluyó el parte oficial.