Fuentes extraoficiales refieren que los privados de libertad están en desacuerdo, con lo que aseguran, es la violación al debido proceso de sus casos. 

Familiares informaron a la prensa que las peticiones de los reclusos van desde el traslado a retenes como mejoras en las condiciones de los calabozos y cese a actos crueles o de tortura contra los presos. Denuncian que el retraso procesal motiva a que exista hacinamiento en las celdas.

Con esta protesta, suman en las últimas horas cuatro motines en recintos de detención: el Retén de San Carlos en Zulia, CICPC en Acarigua, Portuguesa y CICPC de El Hatillo.

Recientemente, el Observatorio Venezolano de Prisiones emitió un informe en el que señalaron al  Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) como el organismo de seguridad “más denunciado” por casos de torturas.

Indicó que en 2021 la organización registró 441 personas víctimas de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

“Los recintos donde hay más denuncias es en la sede del CICPC en El Hatillo y la DGCIM (Dirección General de Contrainteligencia Militar) en Boleíta”, ambos ubicados en el estado Miranda, cercano a Caracas, señalaron.