Parejas de los sobrinos Flores fueron los únicos parientes que asistieron al juicio

SUCESOS · 20 NOVIEMBRE, 2016 12:52

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Por un año, los sobrinos de la pareja presidencial de Venezuela, Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fueron procesados por la justicia norteamericana por narcotráfico. Durante ese tiempo sus fieles y únicos acompañantes fueron sus respectivas esposas y el equipo de seis abogados, estadounidenses y latinos.

De acuerdo al seguimiento que realizaron las periodistas venezolanas Jessica Carrillo y Maibort Petit sobre el caso, las parejas de los sobrinos presidenciales estuvieron presentes en la mayoría de las audiencias de juicio, con un porte elegante y semblante sonriente.

El día final, el 18 de noviembre de este año, cuando fueron declarados culpables por los miembros del jurado de la Corte de Nueva York, sus abogados suplieron el rol de familiares para darles apoyo moral:

Más que su consejero legal, el abogado John Zach se comportó con si fuera el papá de Campo Flores. El litigante puso su mano dulcemente en la parte posterior de la espalda y lo presionó con fuerza después de la lectura. A pesar de las limitaciones del idioma, el defensor y su cliente habían tejido una relación amistosa, cordial y amable que podía ser apreciada desde las bancas de la prensa.

Flores de Freitas mostraba estar más consciente de la realidad que le tocaba enfrentar. Siempre se presentó en corte con el ceño fruncido y la mirada adusta. Fueron pocas las veces que se le vio sonreír y, por lo que observamos desde lejos, entabló una buena relación con su abogada latina Elizabeth Espinosa

Los dos hombres, ahora convictos, se abrazaron fraternalmente a sus abogados antes de ser llevados por los alguaciles del gobierno a sus celdas.

Este texto es parte de la crónica del viernes pasado que escribió Petit en su blog Venezuela Política, en donde que detalla los pormenores de la última audiencia de los sobrinos Flores.

La periodista explicó que Campo Flores y Flores de Freitas fueron procesados por conspirar para importar 800 kilos de cocaína a los Estados Unidos, y de fabricar o distribuir la droga, a sabiendas y con la intención de que se sería importada a Norteamérica, en violación del Título 21, del Código de Estados Unidos, Secciones 952 (a), 959 (a), y 963.

Petit recordó que ambos fueron arrestados el 10 de noviembre de 2015 en el restaurante del hotel Servotel, ubicado a unos 10 minutos del aeropuerto internacional Toussaint Louverture de Puerto Príncipe, cuando intentaban finiquitar el primer  envío de una serie de cargamentos de drogas que habían negociado con unos supuestos narcotraficantes mexicanos, que resultaron ser informantes confidenciales de la DEA para ejecutar la operación.

«Una vez se conoció el veredicto, Campo Flores y Flores de Freitas salieron del salón al igual que los miembros del jurado. La defensa pidió unos 60 días para presentar las objeciones posteriores al juicio. El juez Paul Crotty informó que la sentencia sería leída el 7 de marzo de 2017, aunque advirtió que la fecha podría ser cambiada», expuso la comunicadora.

Para leer más sobre el juicio de los sobrinos Flores, puede ingresar al espacio digital de Petit al hacer click aquí.